Colombia Pérez, directora, Instituto de Economía Social y Cooperativismo – Infesco / Universidad Cooperativa de Colombia y su participación en la Jornada de Opinión Desde la Universidad Cooperativa, ¿Qué están haciendo para el sector? Seguimos en este proceso de gestión del conocimiento y de generación de buenas prácticas de vínculo entre la economía solidaria y el mundo universitario; que ha caracterizado a la Universidad durante sus ‘casi’ 60 años de historia, que en los últimos tiempos a través del instituto ha tenido formatos diferentes. Nos definimos como una red de educadores, investigadores y de emprendedores solidarios, que hacemos innovación social en territorio y esta medida, nuestros programas educativos de pregrado, postgrado y educación continuada han variado, apuntamos a generar competencias ciudadanas que relacionen la solidaridad en desarrollo, a hacer visible la economía social y solidaria, el cooperativismo y el emprendimiento solidario. La educación sectorial Precisamente, con estos servicios de educación que abarca la educación para toda la vida, tenemos un portafolio de servicios que cubre todas las edades para la educación solidaria y cooperativa, dado nuestro radio de acción nacional con 18 sedes en todo el país, la cobertura es amplia. Quisiera resaltar que en este momento estamos en un proceso de activación del ADN institucional y además de ofrecer nuestros servicios a lo externo, la rectoría, la Asamblea de Miembros y el Consejo Superior se han comprometido con que todos los que trabajamos en la universidad, profesores, funcionarios administrativos y en general la comunidad universitaria reactive su ADN cooperativo y solidario y por esto, en un ejercicio de cobertura máxima desde cada una de las sedes con nuestro nuevo Curso básico de economía solidaria; esperamos ser el mejor ejemplo de la cultura solidaria y cooperativa. Economías para la paz. Visión diversa Tuvimos nuestra tradicional catedra libre, este año, el tema fue Economías para la paz, nos unimos con organizaciones como Oxfam, Siace, la Red Adelco y muchas organizaciones más y otras universidades; hicimos un dialogo en las 18 sedes del país y en 20 municipios más. En Bogotá se hizo un seminario donde se reiteró que hay modelos económicos alternativos y que la visión diversa es importante integrarla, no para unificarla sino para respetarla y desarrollarla. Es importante escuchar las versiones de la economía feminista, la afro, la indígena y una serie de modelos que ha demostrado que ejerciéndolo, se puede desarrollar paz en el territorio. Con las FARC Si claro, una total conexión. En este ejercicio tuvimos la oportunidad de conectarnos con el secretariado de las Farc y conocer su posición sobre el tema y dado el formato que usamos de conexión virtual, se logró una cobertura de cerca de 3.000 personas que en el mismo día dialogaron sobre el tema. ¿Y ellos se van a comenzar a capacitar? Sí, ellos es este momento tienen ofertas de todo lado, inclusive todo mundo ahora sabe de cooperativismo. Los que tienen trayectoria en el tema, obviamente deben ser los primeros en dar esa opción y lo que se necesita es un proceso cultural y educativo, si este ejercicio de paz se reduce a dar un dinero para crear una empresa cooperativa, sin haber resarcido el tejido social, sin haber desarrollado competencias ciudadanas en los que van a integrar esas empresas solidarias ¡será un fracaso! Si no hay un proceso educativo de desarrollo de los valores y de los principios cooperativos como sustento a este ejercicio económico, va a ser un fracaso; creemos que es muy importante que trabajemos unidos y muy firme en ese propósito de desarrollar una cultura y una educación… para la solidaridad.

Encuestas

Volver