La firma tecnológica de Redmond actualizará en primavera el sistema operativo Windows 10 para adaptarlo a la realidad virtual El ordenador personal hizo omnipresente a Microsoft con el sistema operativo Windows. Tres décadas y media después de su introducción, la firma tecnológica de Redmond, y tras tirar la toalla con los móviles, decide apostar fuerte por la máquina que sirvió para democratizar el uso de las computadoras en todo el mundo con la presentación de Surface Studio, la versión de mesa todo-en-uno de su tableta híbrida. El Surface Studio, que se ofrece a 2.999 dólares, pretende marcar la diferencia en el mercado de los PC, creando una nueva categoría como con el Surface Pro con las tabletas. “No se trataba de hacer otro ordenador personal”, insistió, “es un paso más”. Microsoft lo presenta, de hecho, como el mejor activo que tendrán los creadores de contenido digital par dar vida a las ideas. Satya Nadella, consejero delegado de Microsoft, explicó que durante los últimos años proliferaron multitud de productos orientados al consumo. Sin embargo, cree que la próxima fase estará dominada por la creación y por eso asegura que el ordenador personal sigue siendo una herramienta esencial para responder al “deseo innato de crear, conectar y expresarse”. Microsoft dobla también el rendimiento del portátil SurfaceBook para hacerlo más versátil. “Los usuarios nos pedían más y aquí lo tienen”, indicó Panos. El dispositivo tendrá hasta 16 horas de batería. “No hay nada comparable en el mercado”, asegura el ejecutivo. El nuevo modelo, con un diseño más refinado, costará a 2.399 dólares. El Surface base arranca en 899 dólares.

Encuestas

Volver