Esta tarde vi llover, vi gente correr y no estabas tú…

Esta tarde vi llover, vi gente correr y no estabas tú…

El bolero, el mejicano, Armando Manzanero, compositor; el cantante Roberto Ledesma; el músico arreglista Pepé Delgado, cubano como Ledesma, Discos Gema, de Nueva York, el Sistema de corrección de sonido Dolby del norteamericano Ray Milton Dolby que fundó en 1965 los Laboratorios Dolby, fueron esenciales para el universo personal y colectivo de Manzanero. El homenaje es internacional como lo registra la gráfica.

Así se pudo entretejer la urdimbre del entramado poético y musical de este maestro de la ternura, el amor, la pasión y no sé qué más alegrías, tristezas o felicidades, representa para sus públicos.

“Armando Manzanero Canché (MéridaYucatán7 de diciembre de 1935Ciudad de México28 de diciembre de 2020 cantautorcompositoractormúsico y productor discográfico mexicano, considerado uno de los grandes compositores en lengua española de la historia de la música.

Escribió más de cuatrocientas canciones, de las cuales más de cincuenta han alcanzado fama internacional, como «Somos novios», «Esta tarde vi llover», «Contigo aprendí» y «Adoro». Sus temas le ganaron el sobrenombre del Rey del Romanticismo.

Fue ganador de un Premio Grammy a la carrera artística el cual es un Grammy especial con el que han sido premiadas grandes personalidades musicales, y que se entrega a artistas que han hecho destacables contribuciones al campo de la discografía.

Participó en numerosos programas de radio y televisión, grabó más de treinta discos y musicalizó numerosas películas. Era hasta la fecha el presidente de la Sociedad de Autores y Compositores de México.

Falleció el 28 de diciembre de 2020 a los 85 años, por complicaciones de COVID-19. Fuente Wikipdia”. ​

Roberto Ledesma grabando en el Sello Gema de Nueva York con la orquesta de Pepé Delgado, tan cubano como él, en los años 60 hizo conocer el compendio de amor de Manzanero, sus canciones las transportó en su voz el cubano Ledesma y las arraigó en un mundo nuevo de sensibilidades en los arreglos y la composición musical. La voz de Manzanero en sus comienzos era insípida.

Por esas jornadas de los transformadores años sesentas aparece Ray Milton Dolby con su corrección de sonido y uno de los primeros o el primero en grabar sobre Dolby en español para los hispanos parlantes fue Roberto Ledesma.

Vale decir los dioses se juntaron en esta meseta de genios en Nueva York y los astros se alinearon en lo más fructífero de la creatividad de la década maravillosa, así, dejar como herencia a la humanidad los grandes cambios culturales, sociales, por estás pléyades de talentos que soltaron sus cúmulos estelar de satisfacciones al piélago urbano desde la capital del mundo para los latinos.

La vida se encarga de dar a quien sus dones, este atributo romántico de Manzanero le llegó para compartirlo con las mejores voces del mundo.  Wilton Rizzo Bogotá, 28/12/2020

Historia compartida de Manzanero y Ledesma

En 1961, estando en Les Violins, Ledesma fue descubierta por los directores del sello Gema que de inmediato lo contrataron, iniciando así su vertiginosa carrera, éxito al cual estuvo fuertemente vinculado el maestro Pepé Delgado.
En el repertorio de Ledesma también hacen parte importante las obras de Armando Manzanero, que lo identificaron plenamente. De la misma forma él contribuyó a dar a conocer al compositor dentro del público.
Con mi corazón te espero fue el éxito grande de Ledesma en los albores de su carrera como solista, justo en 1960. Y ese disco sirvió de título para su primer elepé cuya acogida fue tan sensacional que el segundo no se hizo esperar y apareció bajo el rótulo de Para enamorados, en el cual se incluyó La pared, canción que le abrió las puertas en el concierto internacional.

Nace en 1924 en la Habana 1960 Roberto Ledesma emigró, debido a los conflictos políticos de la isla, y se estableció en los Estados Unidos. Allí su primer trabajo fue en la orquesta del maestro Fajardo, en el Fontana Blue de Nueva York, y de ahí se trasladó a Miami donde fue contratado por el restaurante Les Violins –que tenía un conjunto con su nombre–, un lugar donde se encontraban sus compatriotas, grandes figuras del arte y del mundillo farandulero. El conjunto de violines lo dirigía el maestro Manuel Godínez Jr., y, José «Pepé» Delgado, pianista y compositor, uno de los grandes músicos cubanos de todos los tiempos.
Cuando Ledesma grabó sus primeras interpretaciones como solista, vendió los discos en Les Violins. Es en esas primeras grabaciones que incluyó Con mi corazón te espero de Humberto Suárez, que ya había tenido grabaciones anteriores sin mayor éxito, pero que al darla a conocer Ledesma, se abrió camino a la popularidad.
En 1961, estando en Les Violins, Ledesma fue descubierta por los directores del sello Gema que de inmediato lo contrataron, iniciando así su vertiginosa carrera, éxito al cual estuvo fuertemente vinculado el maestro Pepé Delgado.

En el repertorio de Ledesma también hacen parte importante las obras de Armando Manzanero, que lo identificaron plenamente. De la misma forma él contribuyó a dar a conocer al compositor dentro del público.

Con mi corazón te espero fue el éxito grande de Ledesma en los albores de su carrera como solista, justo en 1960. Y ese disco sirvió de título para su primer elepé cuya acogida fue tan sensacional que el segundo no se hizo esperar y apareció bajo el rótulo de Para enamorados, en el cual se incluyó La pared, canción que le abrió las puertas en el concierto internacional.

Ha recorrido casi todos los países latinoamericanos, especialmente los de Sur y Centroamérica, naturalmente en calidad de artista profesional y brindando a sus incontables simpatizantes las canciones que lo han hecho famoso. Se destacan por ejemplo Corazón herido, Adoro, Dónde estás corazón, Esta tarde vi llover, Se me olvidó tu nombre, Declárate inocente, Romántico primero, No, Somos novios y algunos más.

Entre los arreglistas que han trabajado para él ha tenido preferencia por Pepé Delgado, René Hernández y Armando Manzanero. Con todos ellos ha ligado una cordial amistad. Durante una de las visitas que Ledesma realizó a Colombia cuenta como anécdota que en Cartagena, donde llegó resfriado, se presentó ante el público explicándole que estaba imposibilitado para actuar, pero las gentes lo aplaudieron de tal manera que lo hicieron cantar una o dos canciones. Luego ese público interpretó sus éxitos durante más de una hora. Fuente: GranPato a través de Musica.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *