A la banca le salió una competencia cada vez mayor: los fondos de empleados. Hoy hay más de 1.300 en el país que manejan depósitos por $3 billones. Éxito, Colsubsidio y Bancolombia, los grandes líderes. Hace 60 años se legalizó en el país una de las figuras más usadas por los asalariados que, de manera informal, comenzaron a unirse para ahorrar. Hoy ese instrumento no financiero, pero supervisado por la Superintendencia de Economía Solidaria, maneja un nivel de cartera y depósitos que envidiarían muchos bancos. En Colombia operan 1.322 fondos de empleados que a diciembre de 2013 tenían 1,07 millones de afiliados, cuyos depósitos sumaban $2,9 billones y contaban con un patrimonio de $1,8 billones. Los afiliados a los fondos no solo ahorran, también se endeudan, lo que hace que el sector maneje una cartera de $4,3 billones –a diciembre del año pasado–, cifra que supera la cartera de los bancos Bancamía, Finandina, Falabella y Pichincha, entre otros. Su gran ventaja es que los créditos tienen un mínimo nivel de riesgo: se descuentan por nómina y los afiliados no pueden retirar sus aportes a menos que se retiren del fondo, cosa que molesta a muchos pero que en Analfe, el gremio de los fondos de empleados, explican que es justamente la esencia de esta figura, que busca la solidaridad y tener recursos permanentes para ayudar a los que requieren dinero rápido así como reinvertirlo en servicios para todos. El fondo más grande del país por número de afiliados es Presente, de los empleados del Grupo Éxito, con 38.300 asociados; le sigue el de la caja de compensación Colsubsidio, con 12.700 y en el tercer lugar está Febancolombia, que tiene 11.720.

Encuestas

Volver