Estas entidades tienen un sistema de acceso simple con tasas de crédito inferiores a los bancos Los fondos de empleados son una solución financiera con amplias facilidades en comparación con otras opciones del mercado. Si bien manejan créditos a tasas muy benéficas, el sistema funciona por medio de recursos provenientes del ahorro y aportes de sus asociados, por lo que requieren que los empleados giren parte de su nómina mensualmente y las posibilidades de créditos dependen del ahorro colectivo. Su característica principal es que están directamente ligados a una empresa. Son organizaciones cerradas, sin ánimo de lucro, pertenecientes al sector solidario, reguladas por medio del Decreto 1482 de 1989, la ley 1391 de 2010 y demás normas aplicables a su condición de empresa privada. En las principales líneas de crédito para las que se utilizan los fondos está educación, salud, alimentación, calamidad doméstica y otros créditos de atención social, al igual que consumo y libre inversión. Si bien cada fondo establece sus aportes y el manejo en sus líneas de crédito, Ariel Guarín, gerente general de Tu Fondo, entidad especializada en prestar servicios de administración a diferentes fondos de empleados, explicó que el rango que se maneja en tasas de interés es en promedio de 1% al mes, lo que equivale a 12,68% efectivo anual. “Existen dos perfiles de crédito: para préstamos de atención social, las tasas pueden ser incluso de 0,5% (6,61%EA), mientras que para préstamos de consumo oscilan en 1,2% al mes (15,38%EA)”. Respecto a las tasas de interés que se manejan, también comenta García que los préstamos por medio de los fondos son competitivos respecto a los bancos, “en promedio los fondos de empleados manejan tasas de préstamos inferiores a las de los bancos. En el caso de la vivienda, un fondo puede trabajar con tasas de 9% o 10% efectivo anual, y para consumo manejan en promedio tasas de 12% o 13% EA. Esto los hace muy cómodos en comparación con algunos bancos que manejan valores cercanos a 32%”. En el país hay alrededor de un millón de personas asociadas a los 1.580 fondos de empleados que están registrados ante la Superintendencia de Economía Solidaria. De estos fondos, 84 están clasificados como fondos de primer nivel, pues manejan activos superiores a $15.000 millones; 250 se identifican como fondos de segundo nivel y manejan activos entre los $3.000 millones e inferiores a $15.000 millones; el resto de fondos, alrededor de 1.200, manejan activos inferiores a $3.000 millones. El fondo con más asociados en el país es Presente, del grupo Éxito, que cuenta con 42.382 empleados adscritos, seguido por FEC, de Colsubsidio, con 15.694 miembros. En este fondo, según Lorena Sierra, analista de servicios de ahorro y crédito, la línea de crédito que más solicitan los asociados es libre inversión. Caso similar ocurre con el fondo de PWC. Henry Gómez, gerente general del fondo de empleados de la consultora, aseguró que la línea con más demanda es libre destinación, aunque otras llamativas son aportaciones sociales y educación, que manejan tasas efectivas anuales de 5,40% y 6,93%, respectivamente. Los requisitos para acceder a un crédito por este medio son relativamente sencillos: “que tenga capacidad de pago (que 50% de su nómina esté libre); que los ahorros respalden el cupo de crédito, que no esté reportado en centrales de riesgo y que cumpla con las garantías personales y reales que establezca su fondo”, explicó Guarín. Sin embargo, los expertos dicen que los fondos deben tener más regulación. Colombia es un exportador de este modelo de ahorro El sistema de fondos de empleados como se conoce hoy, nació en nuestro país. El fondo más antiguo a nivel nacional es Febor, constituido en 1936 por empleados del Banco de la República. En 1981 se estableció el primer decreto de regulación para estas entidades, pero no fue hasta 1989 que se definió su naturaleza actual. De acuerdo con Miller García, presidente de Analfe, el modelo que manejan estos fondos solo existe en el país y diferentes empresarios de Centroamérica han estado trabajando en los últimos años para replicarlo. Fuente: LaRepública.com

Encuestas

Volver