Mutualismo, un modelo empresarial social con soluciones efectivas

Mutualismo, un modelo empresarial social con soluciones efectivas

Diálogos Ecosolidario

¿Qué ha pasado? simplemente que la concepción del Estado del siglo 20 y lo que va del 21, en el último plan de desarrollo se escribe, pero realmente no se ven los hechos concretos, donde las entidades públicas y gubernamentales deben apoyar los modelos empresariales solidarios, talvez en Antioquia, es el único departamento, donde realmente hay una política pública.

Silvania – Bogotá, 28 de octubre de 2020

Jaime Parra Varela, presidente de la Mutual Cootradecun, cuenta la experiencia de este modelo empresarial en los 20 años de este siglo como parte del desarrollo de los sectores sociales.

Muchas gracias apreciado Wilton Rizzo, que generalmente pone en la agenda al sector solidario y en particular nuestras mutuales de Colombia. Bueno, para contestarle la pregunta, primero recordar que las mutuales son un modelo empresarial solidario muy antiguo como las cooperativas y que tienen un desarrollo importante en Europa, Estados Unidos, Canadá, en América latina especialmente en Argentina, en Colombia es fuerte en Antioquia.

Tratamiento del riesgo y la rentabilidad financiera 

VIDEO

Sobre este proceso determinante de la tranquilidad financiera empresarial, Garantías Comunitarias – GC HUB, trae para usted… practicas recomendaciones en formato de video,  que encontrará en el recorrido de las categorías de esta edición 175 de Ecosolidario, para el mejor conocimiento en la aplicación de riesgos, control,  perfiles, mediciones, resultados, entre otros, contando con la estructura de soporte tecnológico, en el espectro de una matriz de riesgo.

En los últimos 10 años de este siglo 21 se dio un renacer de un modelo vigente en la región central del país, Bogotá y Cundinamarca, que pone al ser humano en el centro de la atención y en un momento tan crítico como el que atraviesa la humanidad, estas figuras empresariales, como sociales de forma simultanea contribuyen a soluciones efectivas, en cuanto a mejorar la calidad de vida de los seres humanos.

A la par conservando los valores de nuestra casa, como es el planeta Tierra, vemos el surgimiento de nuevos proyectos, como la mutual de los educadores de Cundinamarca y Bogotá – Cootradecun, la 3ª mutual más grande de Colombia, en tan sólo 9 años a octubre 2020, según los principales indicadores financieros, como en número de asociados, es una muestra de que el modelo está en alza y permite contribuir a las soluciones de los requerimientos económicos de los hogares en Colombia.

WR: ¿Cómo puede el mutualista participar en los objetivos de desarrollo sostenible, partiendo desde el empleo, la inclusión, bajar los niveles de la pobreza extrema y desde luego mejorar el bienestar de las personas?

JP: Bueno esa pregunta me parece muy pertinente, con la crisis de la pandemia del coronavirus este 2020 pone incluso a los países rico mostrando la fragilidad de la humanidad, si no se trabaja al unísono, en esos espacios construidos desde la Segunda Guerra Mundial, para que todas las sociedades del planeta, los países, los gobiernos y la gente con sus organizaciones ayuden a cumplir con las metas, que estos organismos multilaterales como la ONU vienen construyendo.

Las mutuales tenemos la obligación de divulgar los principios y objetivos de la ONU para el desarrollo y equilibrar el balance de las sociedades nuestras, donde un pequeño porcentaje de la sociedad mundial tiene casi la totalidad de la riqueza del mundo y la inmensa mayoría de la humanidad no tiene como atender las necesidades básicas.

Entonces en la pregunta concreta recordar que los ODS buscan en los 6 primeros objetivos, mitigar los temas de pobreza, de salud y agua ¿cómo pueden contribuir las entidades mutualistas a este propósito? generando condiciones de vida que disminuyan la pobreza de nuestras sociedades, mejorando su economía familiar como lo venimos haciendo en Colombia y otros países que está mucho más desarrollado el mutualismo.

Para los financiadores tradicionales de vivienda, por ejemplo, este financiamiento es un negocio, nosotros tenemos como prioridad contribuir a estas familias con mejores condiciones para su ahorro, beneficiándolos con mejores ingresos, por lo tanto, si contribuimos a la bajada de la pobreza.

Por otra parte, cuando se requiere financiar la educación, como educadores tenemos prioridad, cuando el Icetex presta a tasas que rayan casi en 20%, nosotros hace años venimos financiando a tasas de 7% anual la educación superior, inclusive en el exterior a los hijos de nuestros asociados, a los mismos asociados para que la educación sea mucho más eficiente, más calificada, ósea un subsidio que da la mutual por lo tanto contribuyen a la economía familiar.

Lo mismo para los requerimientos de los hogares, para vehículos productivos y también podemos destinar un pequeño margen de nuestros recursos que están redimidos como ahorro permanente de largo plazo, más los recursos propios patrimoniales, venimos incursionando con financiamiento de la vivienda, privilegiando la vivienda de corte social, apoyando a aquellos que tienen el subsidio de vivienda VIS y financiando la oportunidad de que mejoren su calidad de vida con la vivienda.

WR: Serían un verdadero motor de desarrollo si las cooperativas financieras, de ahorro y crédito y las mutuales podrían hacer grandes planes de vivienda a nivel nacional, sin contar con plata del gobierno, hablemos de la financiación de las cooperativas.

Si correcto, gracias por la pregunta, nosotros si tenemos, desafortunadamente el modelo de estado en Colombia, no ha entendido que las cooperativas, las mutuales, los fondos de empleados somos parte de la solución, la paradoja es que como la constitución plantea, que el estado está obligado a privilegiar y los gobiernos el sector solidario en darle facilidades para su desarrollo, ya que presta servicios sociales a la población. Pero no lo hacen, mucho discurso y poca concreción.

En el tema de vivienda y de otros financiamientos por ejemplo de créditos productivos no nos dan acceso a los recursos subsidiado de los fondos que tiene el estado, que son de toda la población porque es con los impuestos que pagamos todos nosotros.

El estado no nos dice nada, que hasta ahora no ha sido posible en Colombia, que entiendan ¡qué diferencia con otros estados!  en Francia ya las asociaciones mutualistas de educadores de niveles superiores de segundo y tercer nivel son órgano consultivo de la Presidente de la república para muchas políticas publicas incluida las educativas.

WR: ¿por qué no logra esa confianza de los gobiernos el sector financiero cooperativo, los fondos de empleados y las mutuales?

Yo diría que es más bien una concesión tecnocrática, que viene de la época donde todo lo social es como regalado, nosotros, por ejemplo, todo lo hemos hecho autosuficientemente, porque no nos dan acceso.

Pero, no es justo que los bancos que son negocios de capital, donde prestan dinero para obtener más ganancias y nosotros que hacemos la misma actividad en favor de la gente, no nos den acceso a los subsidios de tasa, para extenderlos a los asociados, es absurdo, cuando nosotros somos verdaderamente sociales y tenemos tasas mucho más favorables, igualmente tampoco dan acceso a  líneas de crédito subsidiada, por ejemplo en el Findeter para apoyar proyectos productivos, que ayuden  a la economía familiar, a mitigar la pobreza y la economía de las ciudades, de los pequeños negocios, que son la inmensa mayoría de las empresas en Colombia.

WR: ¿Entonces que sucede? ¿hay una normatividad que prohíbe, no existe la normatividad adecuada, el sector no presentan los proyectos respectivos en el Congreso?

¿Qué ha pasado? simplemente que la concepción del Estado del siglo 20 y lo que va del 21, en el último plan de desarrollo se escribe, pero realmente no se ven los hechos concretos, donde las entidades públicas y gubernamentales deben apoyar estos modelos empresariales solidarios, talvez en Antioquia es el único departamento, donde realmente hay una política pública, donde medio las tiene en cuenta.

HistoriaCoop

Edición 125 – junio – julio de 2016 – Página 24

Economía solidaria: espacios para la reflexión

Son los abusos de algún sector de la sociedad sobre otros, los que terminan generando las guerras.

Edición 133 – enero de 2017 – Página 8

La mutual de educadores Cotradecun creció un 70% en el último año

Nuestra prioridad es apoyar la educación para fortalecer la paz y la solidaridad de los colombianos.

Edición 157 – febrero – marzo 2019 – Página 6

Mutual de educadores Cootradecun tercera entre las grandes, en un proceso de siete años

Jaime parra, Presidente y Representante a la Mutual de Educadores Cootradecun, expone su ánimo en el espíritu del mutualismo.

Fuente Wikipedia

Se cuentan como antecedentes de las mutualidades las sunedrias y hetedrias griegas y las asociaciones de ahorro y guildas medievales.

Las mutualidades nacen a mediados del siglo XVIII en Inglaterra donde pequeños grupos de personas adquirían el compromiso de soportar en común los gastos por enfermedad o entierro de sus miembros. La Ley de Rose de 1793 dio el primer estatuto a las mutualidades.

En Francia las sociétés de secours mutuels (sociedades de socorros mutuos) se encontraban fuertemente establecidas en la última mitad del siglo XIX pese a la oposición del Estado.

En Alemania la intervención del gobierno y los historicistas propició que los empresarios aceptasen las kassen de los trabajadores.

Otras expresiones mutualistas han sido las cooperativas de crédito surgidas entre inicios del siglo XIX y primeras décadas del siglo XX en Europa, las mutuales en Argentina y algunos otros lugares de Hispanoamérica, las credit union en Estados Unidos.

Las mutualistas están emparentadas con el cooperativismo y con las actuales entidades de microcrédito y de banca ética. La aparición de la seguridad social estatal hizo temer por el futuro de las mutualidades, pero éstas finalmente han conseguido complementar y ampliar a aquella.1

Sociedades de Socorro Mutuo en España

En España, los antecedentes de las mutualidades se encuentran en las sociedades de socorros mutuos que surgieron a principios del siglo XIX como transformación de las cofradías y hermandades del Antiguo Régimen. Se concentraban en las zonas industriales Cataluña. Este modelo pervivió en España hasta la aprobación del seguro obligatorio de enfermedad en 1942. Fuente Wikipedia

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *