Un poco más de $4,5 billones retiraron los colombianos afiliados a los fondos de pensiones y cesantías privados el año pasado. Esta cifra significa un crecimiento de 15,9% frente al comportamiento de un año atrás. Uno de los principales usos que se le dio a estos recursos fue como seguro ante la desvinculación laboral, pues del total retirado, 1,6 billones de pesos, es decir 35,7 por ciento, se utilizó por terminación de contrato laboral. "Hemos dicho repetidamente que las cesantías son un gran aliado del trabajador. No solo se constituyen en ahorro, sino también en un mecanismo de protección en momentos de dificultad laboral, sobre todo coyunturas tan complejas como la actual, por eso el llamado hoy más que nunca es a ahorrar esas cesantías que les llegarán en las próximas semanas”, aseguró el presidente de Asofondos, Santiago Montenegro Trujillo.

Encuestas

Volver