Gabriel García Morales recibió un soborno de US $6,5 millones de dólares de parte del gigante de la construcción en Latinoamérica Odebrecht, para que se asegurara de que esa empresa brasileña recibiera un millonario contrato de la Ruta del Sol -el proyecto vial más ambicioso de la presidencia de Álvaro Uribe. Así lo acaba de sostener ante un juez, en el complejo judicial de Paloquemao, luego de que la Fiscalía le imputara al exviceministro de Transporte tres delitos: cohecho, interés indebido en la celebración de contratos y enriquecimiento ilícito. Pero además, la Fiscalía considera que García no actuó solo y que el dinero recibido tuvo que ser repartido entre más personas. El escándalo por los sobornos de Odebrecht tiene más aristas de las que se creía inicialmente. El exsenador Otto Nicolás Bula Bula se convirtió este sábado en el segundo capturado en el país por el caso de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht, informó la Fiscalía General de la Nación. El exparlamentario fue llevado a las instalaciones del Complejo Judicial de Paloquemao en horas de la noche de este domingo, y la audiencia se extendió hasta la madrugada de este lunes. A su llegada manifestó: “Estoy tranquilo y sé que me va a ir bien en la audiencia". De acuerdo con la Fiscalía, Bula fue contactado por la sucursal de la firma en Colombia el 5 de agosto de 2013, mediante la modalidad de “honorarios por resultado de éxito”, con el fin de que el exsenador obtuviera el convenio para hacer el mencionado proyecto de infraestructura, para la Concesionaria Ruta del Sol S.A.S.

Encuestas

Volver