Población víctima de desplazamiento, desaparición forzosa y desmovilizada se unieron con el objetivo de crear una cooperativa de confecciones , sector en el cual todos los integrantes de este grupo tienen experiencia por haber recibido apoyo anterior de diferentes entidades del Estado. Esta empresa asociativa tendrá sede en la localidad de Kennedy – Bogotá -. Un primer paso para alcanzar el sueño de estos emprendedores, entre los que se cuentan madres cabeza de hogar y jóvenes, es el de realizar el Curso Básico de Economía Solidaria, requisito que deben cumplir todas las organizaciones de este tipo para su constitución, por eso acudieron a la Unidad Administrativa Especial de Organizaciones Solidarias. De la mano de funcionarios de la Unidad Administrativa, y durante 20 horas, los 21 integrantes del grupo se acercaron a los conceptos básicos del modelo de economía solidaria, sus ventajas, formas asociativas, posibilidades empresariales, valores y principios. El proceso, que busca, entre otros objetivos, que los futuros asociados identifiquen las necesidades comunes, el propósito de obrar conjuntamente y las actividades que deben adelantar para cumplir con su objeto social, resultó altamente satisfactorio para los participantes: “Es importante para nosotros estar asociados porque así aprovechamos el potencial de cada uno, las herramientas que hemos recibido y las maquinas que nosotros con esfuerzo hemos conseguido. En la confección se ve mucho la explotación, con esta nueva organización eliminamos este tema. Con la cooperativa podemos estabilizarnos laboral y económicamente”, dijo Ramiro Vargas. “No queremos seguir trabajando cada uno por su lado. Creemos que con nuestra experiencia y conocimiento podemos desarrollar una empresa que nos permita ser alguien en el mercado y así negociar con grandes empresas”, afirmó José Bohórquez, otro de los beneficiados del Curso Básico. “La Unidad Administrativa Especial de Organizaciones Solidarias adelanta la sensibilización en temas de asociatividad solidaria, el Curso Básico de Economía Solidaria, la asistencia técnica en elaboración de estatutos y de constitución de la organización. Posteriormente realizaremos el acompañamiento en la formalización de la organización ante la Cámara de Comercio y la DIAN, y luego asesoraremos la puesta en marcha del plan de negocios”, afirmó Gloria Medina, coordinadora Grupo de Atención Especial a Víctimas. Para los asociados, la constitución de esta cooperativa les permitirá desarrollarse como seres humanos integrales, mejorar su calidad de vida a través de la confección de diferentes prendas de vestir y la utilización de su propia maquinaria y recursos. Su meta es convertirse en proveedores de establecimientos de grandes superficies. Fuente: Organizaciones Solidarias

Canal Ecosolidario

Encuestas

Volver