Supersolidaria amplía plazo para entrega reporte pérdida esperada cooperativas

Supersolidaria amplía plazo para entrega reporte pérdida esperada cooperativas

Antecedentes “La gran preocupación que tenía el sector por no poder cumplir con el cronograma que estableció la entidad, entre ellos, por las respuestas de las casas de software, que en los tiempos exigidos era imposible ajustar los cambios”

“Nosotros como gremio, y las entidades asociadas de manera particular, le manifestamos en muchas ocasiones y por diferentes medios a la Supersolidaria, la gran preocupación que tenía el sector por no poder cumplir con el cronograma que estableció la entidad, entre ellos, por las respuestas de las casas de software, que afirmaban que en los tiempos exigidos era imposible ajustar los cambios, indicó Enrique Valderrama Jaramillo, presidente ejecutivo de Fecolfin.

“Esta decisión, tomada en la reunión que tuve con la Superintendente el pasado viernes 12 de agosto, era una necesidad común y urgente de resolver, porque no

son casos aislados, ni de unas cuantas cooperativas. El problema es general y no solo afecta a las 176 cooperativas de ahorro y crédito que existen en el país, sino a sus más de 4.500.000 de asociados y ahorradores.

Por eso agradecemos a la superintendente Vivian Barliza por escucharnos y por su disposición de solución. De ahí que nuestra reunión fue positiva, y tengo que decir, que es un logro de trabajo mancomunado y articulado del sector y la voluntad política de ella,” comentó el dirigente gremial.”

Fotografía Fecolfin

Para la próxima semana, Fecolfín está preparando un mesa técnica con la Superintendencia de Economía Solidaria, y los gerentes de las cooperativas, con el fin de aclarar las inquietudes que se han recogido de las entidades, pues a juicio de varios de los consultados, es muy importante que la Supersolidaria les de las instrucciones y la formalización adecuadas, e incluso, que se realicen ejemplos prácticos de la aplicación del modelo de pérdida esperada, para avanzar de manera alineada y evitar que tiempo después haya que reversar o corregir alguna situación en sus primeros cierres contables con la metodología aplicada.

“Esta mesa técnica nos va a servir para analizar la realidad de la aplicabilidad de la norma, sus impactos y afectaciones a nuestras entidades y para resolver, si no todas las dudas, si las más relevantes. Es un ejercicio de retroalimentación con el ente supervisor”, comentó Enrique Valderrama.

Adjuntamos un análisis de perdida esperada para mejor ilustración de los lectores interesados en el asunto.

Modelo de pérdidas crediticias esperadas de la NIIF 9, enfoque simplificado

Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas. El modelo de pérdidas crediticias esperadas se utiliza para determinar el deterioro de valor de los instrumentos financieros. Este modelo supone que los instrumentos traen implícita una probabilidad de no pago, por eso la pérdida por deterioro debe reconocerse desde el momento de la contabilización inicial. Imagen www.alide.org.pe/

Según análisis de https://actualicese.com/modelo-de-perdidas-crediticias-esperadas-de-la-niif-9-enfoque-simplificado/

El modelo de pérdidas crediticias esperadas de la NIIF 9 se utiliza para medir el deterioro de los instrumentos financieros de las entidades del grupo 1 de convergencia que aplican el Estándar Pleno.

“La lógica del modelo de pérdidas crediticias esperadas es que todos los instrumentos financieros traen implícita una posibilidad de que el cliente no pague”

Se diferencia del modelo de pérdidas incurridas porque el deterioro de los instrumentos financieros se reconoce de forma anticipada, es decir, desde el momento del reconocimiento inicial de los instrumentos financieros.

La lógica del modelo de pérdidas crediticias esperadas es que todos los instrumentos financieros traen implícita una posibilidad de que el cliente no pague. De ahí que la entidad deba reconocer una provisión de pérdida por deterioro, incluso desde antes de que sus instrumentos financieros presenten indicios de deterioro.

El modelo de pérdidas crediticias esperadas tiene dos enfoques: uno general y uno simplificado. En este editorial nos concentraremos en explicar el cálculo del deterioro de un activo bajo el enfoque simplificado.

Enfoque simplificado del modelo de pérdidas crediticias esperadas

De acuerdo con el párrafo 5.5.15 de la NIIF 9, el enfoque simplificado del modelo de pérdidas crediticias esperadas puede aplicarse para medir el deterioro de ciertos instrumentos financieros, tales como:

Saldos de cuentas por cobrar comerciales que no contienen un componente financiero significativo.

Cuentas por cobrar de contratos de arrendamiento.

Activos contractuales al alcance de la NIIF 15.

Bajo el enfoque simplificado, el deterioro debe registrarse desde el momento inicial con referencia a las pérdidas esperadas durante toda la vida del instrumento.

Esto representa una gran diferencia con el enfoque general del modelo de pérdidas crediticias, el cual requiere que únicamente se provisione la pérdida esperada de los próximos doce (12) meses para los instrumentos financieros que tengan un riesgo crediticio bajo, y solo cuando el riesgo crediticio aumente se hace necesario reconocer la pérdida para toda la vida del instrumento.

Este enfoque simplificado debe ser aplicado principalmente por entidades no financieras (es decir, entidades distintas a bancos o aseguradoras) que no cuenten con instrumentos financieros complejos.

Ejemplo de aplicación del modelo simplificado de pérdidas crediticias esperadas

Una entidad tiene una cartera de cuentas comerciales por cobrar al 31 de diciembre de 20X0 por valor de $100.000.000.

Dicha cartera se encuentra compuesta por cuentas por cobrar a corto plazo que no cuentan con un componente de financiación significativo, por lo cual la entidad eligió en sus políticas contables aplicar el modelo de pérdidas crediticias esperadas bajo el enfoque simplificado para evaluar el deterioro de dicha cartera.

Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Modelo de pérdidas crediticias esperadas de la NIIF 9, enfoque simplificado

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *