América Latina requiere una economía con criterio social

América Latina requiere una economía con criterio social

Diálogos Ecosolidario

Estamos a las puestas de buscar que haya un entendimiento global o la economía se pone más al servicio del ser humano, o se perpetua, que es lo que estamos viendo.

Siempre que hay adversidades económicas el cooperativismo tiene fórmulas para poder enfrentar esa realidad y salir adelante.

Obviamente el sector financiero, por ejemplo, ha tenido que competir con elementos muy fuertes, una reglamentación que restringe muchas actividades.

Se protesta por el cambio climático, por la falta de participación, por el mal manejo de la pandemia, por el enfoque poco social y por esas desigualdades.

El negocio funciona mucho más rápido con el aplicativo Agromovil ¡ojalá! la pueda utilizar Consumo de Medellín y otras cooperativas en Colombia.

Con Jaime Chávez Suárez, presidente corporativo de la Financiera Comultrasan, miembro del Consejo Mundial de Cooperativas de Ahorro y Crédito para América latina -Woccu-  y presidente de la junta directiva de Fecolfin, realizó para nuestros lectores un análisis al emprendimiento, la educación y las nuevas tecnologías.  

Bogotá, 24 de junio de 2021

wiltonrizzo@hotmail.com

“Eso que hemos visto a lo largo y ancho del país y de varios otros, nos señala que buena parte de ese camino lo podemos encontrar en una economía solidaria, donde el cooperativismo desempeña un papel súper importante para las nuevas generaciones”.

el campesino recibe una retribución muy baja por su trabajo, por el uso de su tierra, por el riesgo que corre por toda la dedicación que le entrega, ahí el cooperativismo debe hacer un trabajo importante.”

JCHS. Digamos que las cooperativas siempre han estado muy pendientes de la actividad socioeconómica, básicamente de la base de la pirámide, de la gente que está en los niveles bajos, que quieren comenzar a mejorar su calidad de vida, en los ámbitos posibles, en ese sentido las personas y las familias encuentran en el cooperativismo formas de poder realizar esa movilización social y económica que tanto se requiere en nuestro país.

Siempre que hay adversidades económicas el cooperativismo tiene fórmulas para poder enfrentar esa realidad y salir adelante.

Las cooperativas fueron creadas en medio de adversidades para sobreponerse a excesivas horas laborales en las fábricas, para mostrar sus propios talleres, porque quienes hacían el trabajo no tenían el capital para poder adquirir la materia prima o los equipos básicos para poder desarrollar sus actividades.

Entonces, las cooperativas de ahorro y crédito se formaron por trabajadores de distintas empresas, que a través de la fórmula de ahorrar se podía prestar a quienes lo necesitan.

Se fueron impulsando estos pequeños talleres, que en muchas partes se convirtieron en grandes proveedores de las fábricas, todavía se continúa desarrollando lo que ocurrió en algunos países y esos talleres siguen transformándose.

Esta nueva ley ha reconocido, que esas personas que se han apalancado con la cooperativa con créditos, con ahorro y formación empresarial, no se queden por fuera, ahora lo que se permite es que esas personas jurídicas, puedan ser socias de las cooperativas y utilizar los servicios.

Las cooperativas hacemos permanente acompañamiento al microempresario en distintas formas, capacitación empresarial, aperturas de mercado, créditos, atendiendo con las actividades sociales que se hacen en la cooperativa las necesidades de formación, de recreación, educación y cultura.

Las cooperativas en esta ocasión estamos muy dispuestos a continuar trabajando con los empresarios

Microempresaria Financiera Comultrasan. Foto FC.

1.La Ley 2069 generó la creación de cooperativas con 3 personas, en algunos sectores dicen que no funcionará por el exceso de normatividad, será muy difícil cumplir con todos esos requerimientos: DIAN, Cámara de Comercio y una serie de cargas que dificultan crear empresa en Colombia.

JCHS. Es una modalidad de emprendimiento más en el entorno familiar, permitiría que a través de la asociación cooperativa se pueda hacer ese tipo de empresa, eso requiere mucha más claridad, más conocimiento, porque eso es un patrimonio colectivo, hay una reglamentación sobre los excedentes, tiene un enfoque de apoyo en actividades previamente definidas y en actividades sociales, entonces, hay que mirarlo muy bien, después del tipo de actividad que se pretenda adelantar.

También es una apertura hacia la sociedad cooperativa

Que a través de esa figura se pueda ir a distintas regiones a hacer cooperativismo de producción, que no es el fuerte en Colombia, se puede dar la sumatoria de talleres, digamos personas vinculadas a las artes, a cierto tipo de trabajo semi industrial, que pueden perfectamente encontrar en un camino legal, como vínculo empresarial de la cooperativa para poderla hacer.

Obvio, que en esto también habrá gente que se pueda organizar cumpliendo todos los requisitos, eso puede también ser riesgoso, tocaría fortalecer a la Superintendencia de Economía Solidaria, que debe atender estos procesos, esperemos que las cosas se pueden reglamentar y ojalá puedan marchar de acuerdo a las necesidades que tiene la economía.

Son formas de expresión mirándolo hacía el futuro

1.El cooperativismo colombiano tiene unos 100 años, empezó con las normas desde 1930, lo trajeron los jesuitas y los sindicatos, Santander es cuna del cooperativismo, en Colombia es prácticamente desconocido se le confunde con diferentes figuras, se desconoce la propiedad colectiva por pertenencia ¿Qué está pasando?

JCHS. El cooperativismo ha tenido diferentes etapas, el cooperativismo tuvo su origen en la Iglesia, en algunos casos las parroquias propiciaron la creación de cooperativas en los pueblos y en la parte sindical que apoyo mucho la creación de cooperativas de trabajadores.

Como la nuestra, que es la Cooperativa Multiactivas de Trabajo en Santander, creada por la Federación de Trabajadores, la Unión de Trabajadores de Santander, filial de la poderosa central obrera UTC, la Unión de trabajadores de Colombia del siglo pasado.

Entonces eran expresiones de la colectividad muy cercanas en la forma sindical.

El modelo cooperativo puede mejorar la calidad de vida, para la adquisición de vivienda, educación, generación de empleo, a través de los créditos, igualmente fomentar el ahorro, esa modalidad ha tenido su desarrollo.

Pero obviamente el sector financiero, por ejemplo, ha tenido que competir con elementos muy fuertes, una reglamentación que restringe muchas actividades.

El cooperativismo de ahorro y crédito en Colombia hoy en día está alrededor de 3. 2% del total del sistema financiero, hay una participación bastante baja, también le hace falta al cooperativismo agrícola, como a otros muchos países, que, desde la producción agropecuaria, la distribución y el mercadeo de productos agrícolas es muy fuerte a través del cooperativismo.

Así, como en la producción, también, puede encontrar en las cooperativas estos mecanismos que le permitan trabajar en distintas áreas.

El cooperativismo tiene mucho campo de acción, sobre todo por el enfoque social, ante esa desigualdad enorme, que se refleja en países de América Latina, que se ha acentuado tanto cada vez más, que polariza lo económico, también en lo social, aunque con esta problemática tan grande que estamos viviendo, seguramente muchas de ellas han agudizado los paros.

Lo que implica es que faltan oportunidades para la gente, educación para los jóvenes, que esté al alcance de los padres de familia, que está pagando matricula privada $4.000.000 o 5.000.000 millones de pesos en el semestre y resulta que cuando su hijo se gradúa le ofrecen un salario ¡por ahí de un millón! si lo encuentra, porque a veces ni se encuentra.

Sin futuro estallan las protestas

Entonces, no ven futuro, por eso la gente protesta, porque no hay oportunidades laborales, porque no hay un buen ambiente para el micro emprendimiento o emprendimiento.

Se protesta por el cambio climático, porque la parte ecológica no está bien, por la falta de participación, por el mal manejo de la pandemia, por el enfoque poco social y por esas desigualdades.

El cooperativismo tiene un campo de acción muy grande, si los gobiernos se deciden a impulsarlo se convierte en el mejor aliado, porque las cooperativas están formadas por gente de la base, esa sería una manera de hacer funcionar una economía social con mayor profundización, para que contribuya a aliviar y ayudar a solucionar tantos problemas que tenemos en Colombia.

Jaime usted acaba de tocar aspectos neurálgicos, siendo el sector solidario 3.5% del financiero, tiene un gran potencial ¿por qué? no dar un paso adelante para hacer un verdadero desarrollo agrícola en algunas regiones como Santander y Antioquia

JCHS. Creo que en la parte agrícola hay que escalarla aún más, hay que trabajar con los pequeños y medianos propietarios de las tierras, para que sean mucho más productivas y mucho más rentables.

El cooperativismo en muchos países ha contribuido al desarrollo de la sociedad, a su crecimiento económico y fundamentalmente al rescate de la labor campesina, de la agroindustria y agropecuaria, es un caso significativo Brasil, que tiene unos índices de exportación bastante fuertes, es un proveedor mundial de alimentos en diferentes actividades agropecuarias,

Las cooperativas participan desde la compra maquinaria, la comercialización, la exportación, el financiamiento, cada socio o cada familia que tiene su fundo y sus propiedades, coloca la técnica, pone la mano de obra, los tractores los financian con las cooperativas y entre todos hacen un trabajo de grupo, suman la cosecha y luego se hace su comercialización como exportación.

Nosotros tenemos el campo en la mayor parte desocupada, hay mucha tierra improductiva, mucha gente del campo que no tiene trabajo, es válido hacer un programa entre el gobierno, el Ministerio de Agricultura, el Ministerio de Hacienda, las cooperativas, los dueños de la propiedad de la tierra de mediano y pequeño tamaño, porque todos necesitamos trabajar para darle salida a los productos.

¡Donde sea buen negocio trabajar en el campo y reactivar la economía por todas partes, para que el país pueda avanzar y sobre todo disminuir tanta desigualdad con mucho sentido social!

En Financiera Comultrasan tiene programa con la Cooperativa Consumo para el sector agrícola ¿Cómo va ese proyecto?

JCHS. La Financiera Comultrasan apoyo un estudio que se logró coordinar con unos amigos de Silicon Valley, en las distintas visitas promocionales y de común acuerdo con Comultrasan se llevó cooperativistas de diferentes índoles para ese centro de inspiración y de creación de empresas.

De ello salieron varias iniciativas, una fue construir una App que pudiera vincular a la producción del campo, pequeños y medianos campesinos conectando con el consumidor en la ciudad, eso logra eliminar intermediarios, con las aplicaciones en el mercado hay una relación lo más cercana posible, entre el que ofrece el servicio y el consumidor, porque en el mercado hay excesivos sobrecostos del producto, que sale para el consumidor final.

Esa herramienta que se llama Agromovil, permite que el campesino, el propietario de la mediana y pequeña finca, diga: hay tantas naranjas, tantos limones, tantas piñas, etcétera, así ofrece sus productos en la App Agromovil.

∞ Para recoger los productos existen unos vehículos que, vinculados, es como una especie de Uber, recogen el producto en pequeñas camionetas y los llevan a centros de acopio en las ciudades pequeñas, medianas o de mayor tamaño, prácticamente a un mercadeo, micro o supermercados, entonces, se elimina mucho intermediario, para que reciba mejor precio el consumidor en la ciudad y a la vez tenga mayor ingreso el campesino.

∞ Todos los integrantes de la red están afiliados a la cooperativa, el campesino hace la empresa, el valor del producto se le abona a la cuenta de ahorros en la cooperativa, igualmente el dueño del vehículo recoge la mercancía, la entrega, se le abona igual a su cuenta de ahorros en la cooperativa Financiera Comultrasan.

∞ El dueño del micro mercado del barrio la paga, se le descuenta desde su cuenta de ahorro en la cooperativa el valor de esa factura, la cual se le consigna una parte al productor campesino y otra parte para el trasportador.

∞ El programa funciona mucho más rápido con el aplicativo Agromovil ¡ojalá! la pueda utilizar la Cooperativa Consumo en Medellín y otras cooperativas en Colombia.

Financiera Comultrasan, apoya el emprendimiento y la educación

JCHS. La Financiera Comultrasan –FC- tiene una experiencia bastante amplia en ese manejo del emprendimiento de la micro, pequeña, mediana y fami empresa.

Siempre estamos atentos a suministrar el crédito, ayudar con orientación en el mercado a promover los encuentros con ellos, para incluso el manejo de tecnología, de poder tener cerca a cada familia, a cada micro empresario en el proceso que verdaderamente tiene y necesita de un apoyo, de una consejería, de un asesoramiento.

Ese trabajo, lo tiene entendido FC y hace que el empresario se desenvuelva muy bien.

Además, hace que la cooperativa preste un buen servicio, que entregue sus créditos y que salga adelante, es un plan muy bien ejecutado, se nota en los barrios dónde la cooperativa hace presencia.

Hemos visto crecer a los microempresarios en sus distintas actividades se han trasformado, modernizado su maquinaria, tienen cada vez mercados mayores, más amplios, generan más empleo.

Claramente, todo eso motiva a la Financiera Comultrasan a seguir por esa senda de ayudar al desarrollo y el crecimiento de las economías locales, de los barrios, los corregimientos, en el departamento y donde se quiera que se presente.

En este dialogo en Ecosolidario con el presidente corporativo de la Financiera Comultrasan, Jaime Chávez Suárez (hasta el 30 de junio de 2021) miembro de –Woccu–, presidente de la junta directiva de Fecolfin, ¿nos expresa la visión que tiene desde el cooperativismo para la economía nacional y cómo ve el desarrollo de la recuperación económica?

 

JCHS. El cooperativismo en América latina tiene un campo de acción en el enfoque de una economía nueva, con más criterio social, estamos en el continente americano donde la desigualdad es la más grande que hay en el mundo.

Quiere decir, que existe un campo de acción muy grande para este tipo de organizaciones como las cooperativas, los fondos de empleados, las corporaciones, las mutuales, todo ese tipo de entidades que trabajan por un mejor bienestar de la población, sobre todo por una economía más prospera en la base de nuestras organizaciones.

Mayor participación económica para el modelo cooperativo

Así, tenemos un compromiso muy grande para adelantar, hay que pasar de esa participación pequeña que tiene el cooperativismo en el continente, a una participación económica mucho mayor, porque en el mundo lo que estamos viendo es que se acentúan más las desigualdades, unos pocos siguen creciendo en ese mundo de hoy, en esas grandes corporaciones tecnológicas, que son las que mejor provecho sacaron en la pandemia. Son las de mejor rendimiento, más utilidades, más caja tienen y van abordar campos, que, con toda seguridad, las tecnológicas tienen para crear o comprar bancos y muchas tendrán seguramente a las famosas Bitcoin.

Eso es una realidad, digamos es una nueva forma de observar la economía financiera que sobrepasa, incluso la normatividad existente, en torno a la estructura del sistema monetario internacional con bancos centrales, con fondos monetarios, unos bancos que regulan con normas y una regulación dada por las entidades económicas de cada país.

Entonces estamos a las puestas de buscar que haya un entendimiento global o la economía se pone más al servicio del ser humano, o se perpetua, que es lo que estamos viendo.

La pobreza ronda América

La pobreza ha llegado a EE UU. la pobreza esta en muchos países de Europa, en África, Asia, está bastante notoria en América latina, por tanto, a buscar un mecanismo de resolver ese tema discriminatorio de la economía del capital. Lo anterior produce una concentración excesiva, con fuertes desigualdades, luego hay que hacerlo viable para todos en lo económico, educativo, social, recreativo y en el uso del medio ambiente y sus recursos naturales, -que nos importe que saquen minas, que extraigan las riquezas de aguas y ríos y se las lleven para otros países-  y a nosotros nos dejen los desechos, lo tóxico, que acaben el medio ambiente. Eso hace que crezcan las desigualdades y las pobrezas.

Mejores cuidados de la naturaleza reclaman las protestas en Colombia

Entonces yo creo que eso no está en la mentalidad, en el inventario de las nuevas generaciones, buena parte de todas estas protestas que hemos visto en América latina y en Colombia últimamente reclaman mejores oportunidades, mejor cuidado de la naturaleza, mejores alternativas de estudio, de educación, de vivienda, del manejo conjunto de las sociedades en el ejercicio de la democracia, más responsabilidad de los partidos políticos menos burocracia en el estado, más transparencia en el manejo de las empresas públicas.

Todo eso que hemos visto a lo largo y ancho del país y de varios otros, creo que nos señala que buena parte de ese camino lo podemos encontrar en una economía solidaria, donde el cooperativismo desempeña un papel súper importante para las nuevas generaciones.

¿Cómo visualiza usted ese mundo solidario, real, pragmático, tanto para su familia, Colombia y el mundo?

JCHS. Yo creo que el cooperativismo colombiano debe trabajar fuertemente en apoyar el campo, creo que el tema agropecuario es fundamental, para que haya un equilibrio mayor con el trabajo del campo, el campesino recibe una retribución muy baja por su trabajo, por el uso de su tierra, por el riesgo que corre por toda la dedicación que le entrega, ahí el cooperativismo debe hacer un trabajo importante.

Lo mismo en la educación, las oportunidades a la gente no se le pueden negar, hay que abrirlas, notificarlas, y el cooperativismo puede ser un vehículo práctico para para ayudar con el propósito a través del colegio, que estén enfocados a prestarle estos servicios de educación integral hacia las familias, que no pueden pagar las matriculas, que hoy en día se exigen en algunos establecimientos, también debe reforzarse muchísimo la gratuidad educativa en la parte  técnica, tecnológica para las familias de menos recursos.

Al igual que las cooperativas de distinto índole por ejemplo las de ahorro y crédito, entregar productos de costos digitales muy competitivos, que las personas, que adquieren los servicios lo puedan logar también a través de estos apoyos, ayudar a que las nuevas generaciones se integren, se vinculen a las cooperativas a través de los programas ecológicos de formación recreativa, del teatro, del manejo,  de los preocupaciones sociales, de todo lo que se propicia en una cooperativa, para que la sientan  cercana.

La cooperativa es un modelo de economía conjunta, como movimiento colectivo de expresión social, de explorar oportunidades, no se trabaja para capitales particulares o propios, sino cada quien aporta y recibe, también, hace parte de lo que da, yo creo que eso como se expresa es un cooperativismo renovado, que crea, que si es posible que no se desconecte.

¿Relevo, reemplazo o empalme para actuar en el hoy cooperativo?

JCHS. Que el viejo cooperativista, como escuchaba a un colega, no se trata de un relevo o de un remplazo lo que debemos buscar, me pareció muy acertada esa definición: es un empalme, entre los que estamos ya de salida, de quienes hacemos parte de este proceso,  para que tengan detrás una generación intermedia, pero muy conectada con las cooperativas, con la gente joven, las cooperativas debemos hacer un esfuerzo para que los consejos, las juntas de vigilancia, en los comités, haya participación de los mayores, de los intermedios y especialmente de los jóvenes.

Un llamado muy especial para que la mujer tenga también una buena participación, para que el género haga más participativo, entonces, en la construcción de una nueva economía con un enfoque social, el cooperativismo sea determinante en una sociedad.

El empalme es bastante interesante, aquí no se trata de vencedores ni vencidos, sino de empalmar una buena concesión, esto es como una carrera de relevos, no de 100 metros, es una carrera en la que una generación le entrega a la otra generación y la otra se está preparando, eso requiere de una buena sincronización, de un buen entendimiento, y un buen empalme para poderse realizar y hacer un tránsito interesante para todos los colombianos.

Apreciado, Jaime muchas gracias por compartir sus conocimientos, es agradable conversar con usted, me siento alagado de tenerlo en Ecosolidario un abrazo fraternal muchísimos éxitos para usted y su familia y el conglomerado de Financiera Comultrasan.

Muchas gracias, mi apreciado Wilton un saludo para Ecosolidario por todo el trabajo que ha venido realizando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *