Asesinato de Moise vergüenza mundial. ¿Las claves de Salud Hernández?

Asesinato de Moise vergüenza mundial. ¿Las claves de Salud Hernández?

Informe de la prensa sobre Haití.Comentario y edición wiltonrizzo@hotmail.com Lo doloroso de Haití en el asesinato de su Presidente se convierte en una saga con los elementos para cautivar la audiencia, salta la participación extraña de Salud Hernández, que deja las claves de cómo se debe actuar para intentar asesinar un presidente. El video que adjuntamos es un manual que se puede llevar a las pantallas y puede alcanzar el éxito mundial.

En los informes de Caracol Noticias se notan las tramas, las trampas, las travesuras, el guion y sus libretos para que ruede el novelón por el mundo. Son muchas las preguntas ¿Por qué el interés del Gobierno de Colombia por los mercenarios confesos en este momento? ¿A qué obedecen las preocupaciones de la canciller –vicepresidenta Martha Lucia, ex ministra de la defensa? ¿Aparte del cubrimiento periodístico, que otro interés tiene la Revista Semana?

En la foto de portada, la policía de Haití arresta a un sospechoso acusado de orquestar el asesinato del presidente Jovenel Moïse. El sospechoso arrestado, identificado como Christian Emmanuel Sanon, de 63 años, ingresó al país en un jet privado en junio, dijo el jefe de policía León Charles en una conferencia de prensa. Foto CNN.

NARRÓ YARCE, OTRO DE LOS MERCENARIOS

Así mataron al presidente de Haití: mercenarios colombianos confiesan cómo fue el magnicidio

https://www.youtube.com/watch?v=N94lCvEOfSk

La fuga tras asesinato del presidente de Haití: ¿qué robaron de la casa y por qué no lograron huir?

https://www.youtube.com/watch?v=vo_Sw31kWj4&t=2s

Magnicidio de Jovenel Moïse: 10 claves de la investigación según Salud Hernández Mora

https://www.youtube.com/watch?v=owdvnZrvE4E

Las voces de los mercenarios colombianos del asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moise , ocurrido el 7 de julio las reveló Noticias Caracol en exclusiva mundial en audios que dan cuenta de cómo se ejecutó el magnicidio, las armas que usaron, cómo entraron a la casa de Moise y mucho más. Los testimonios de los mercenarios aseveran que tenían que matar hasta la mascota dentro de la casa, pues no podía haber testigos.

Los principales implicados en el asesinato conformaron un grupo elite, el cual se repartió en grupos para poder llevar acabo la orden dada por Joshep Badio, exfuncionario del Ministerio de Justica de Haití.

Los mercenarios en Haití cuentan por qué no pudieron fugarse tras sangriento asesinato de Jovenel Moïse. En mejores condiciones y aislados se encuentran los 18 colombianos en Haití: Cancillería.

Mercenarios colombianos detenidos en Haití Foto: AFP.

El capitán (r) German Rivera García, alias ‘Mike’, fue el líder del grupo y el enlace principal con los que participaron en dicho golpe; el subteniente (r) Yheyner Carmona Flores, el sargento (r) Ángel Sierra y el soldado (r) Naiser Fraco Castañeda, fueron los hombres encargados de la gran parte del asesinato. “Él dijo que había que matar a todos, policías, la seguridad del presidente, todo el que se encuentre dentro de la casa había que matarlo”, reveló el capitán en retiro German Rivera.

Por su parte, Yheyner Carmona contó que la orden era matar “matar hasta a la mascota”, que no podía haber ningún testigo y que les dijeron que la misión era orden de captura, “pero ‘Mike’ nos dijo que tocaba sí ‘pelar’ al presidente”. La supuesta orden de captura se iba a ejecutar con un documento ilegal, el cual hace parte de las investigaciones del caso.

Armas usadas en el asesinato

“En total, yo creo que hubo entre 15 y 16 armas no más. De hecho, no todos los hombres iban con cargamento”, contó Carmona. Los colombianos se repartieron en cuatro grupos de a cinco. El sargento Duberney Capador supervisaría la operación en la casa, mientras otros más, vigilaban la entrada.

Según lo revelado por Noticias Caracol, el asalto en la casa del presidente de Haití el día del magnicidio duró alrededor de 30 minutos y que alcanzaron a robar en el sitio.

Los mercenarios tomaron rumbo al Palacio presidencial. Según el plan, allá juramentarían a un nuevo mandatario que concretaría el golpe de Estado y los convertiría en su guardia personal.

Capador nos llevaba para el Palacio, que, porque en el Palacio nos iban a proteger allá, y estaba la Policía y la nos iba a proteger. Vamos despacio, bien despacio, porque está la mañana, apenas amaneciendo.

NO SE FUGARON

Mercenarios en Haití cuentan por qué no pudieron fugarse tras sangriento asesinato de Jovenel Moïse. Noticias Caracol reveló en exclusiva los audios en la que los colombianos contaron todo el plan para asesinar al mandatario de Haití. Alcanzaron a robar varios millones de dólares.

Por: Redacción BLU Radio. Noticias Caracol reveló en exclusiva mundial los audios de los mercenarios colombianos implicados en el asesinato del presidente Jovenel Moïse en Haití. Cada uno contó cómo fue el operativo en 15 horas de grabación que están en poder de las autoridades y el FBI de los Estados Unidos. Según lo revelado por Noticias Caracol, el asalto en la casa del presidente de Haití el día del magnicidio duró alrededor de 30 minutos y que alcanzaron a robar en el sitio.

Con Moïse muerto, los mercenarios colombianos se concentraron en el dinero. Antes del operativo les habían informado que Moïse tenía entre 18 y 45 millones de dólares en su casa. En la habitación encontraron dos maletas y tres cajas al parecer cargadas de billetes.

El dinero, declararon, era para CTU, la empresa que reclutó a los mercenarios, y otra parte sería el pago de los colombianos. También se llevaron documentos del presidente y el sistema de grabación de las cámaras de vigilancia, según contó el capitán Germán Rivera.

“Las maletas se embarcaron en el primer vehículo donde iba con James, ahí se embarcaron las maletas, se embarcó el sistema de cámaras, se embarcaron unos sobres de manila que tenían unos documentos”, señaló el mercenario Rivera.

Para ese momento, los colombianos ya estaban solos. Joseph Badio y los policías haitianos cómplices habían desaparecido. El soldado Franco contó que “él llegó con nosotros y en el momento que se formó eso se fue con los policías, él nos dejó solos. Andaban en una Ford gris”.

Los mercenarios tomaron rumbo al Palacio presidencial. Según el plan, allá juramentarían a un nuevo mandatario que concretaría el golpe de Estado y los convertiría en su guardia personal.

“Capador nos llevaba para el Palacio, que porque en el Palacio nos iban a proteger allá, y estaba la Policía y la nos iba a proteger. Vamos despacio, bien despacio, porque está la mañana, apenas amaneciendo”, narró Yarce, otro de los mercenarios.

“Me doy cuenta de que el primer vehículo se encuentra con unos carros que están atravesados en la carretera, que no nos van a dejar pasar. Al estar bloqueados ahí nos toca parar, nos bajamos de los vehículos y nos quedamos sobre la vía”, precisó Yarce.

La policía haitiana les bloqueó el paso con camionetas y tanquetas. Los colombianos se refugiaron en una casa, esperando un rescate que les prometió Arcángel Pretel, el colombiano que dirigía la empresa reclutadora CTU. La ayuda nunca llegó porque sencillamente nunca existió.

Conversaciones de WhatsApp de algunos militares (r) que viajaron de Colombia a Haití

En su confesión, Yarce contó esos momentos: “Pues estamos aquí, el tiempo pasa, no nos solucionan nada, pero qué pasa, por qué no han venido pues a hacer lo que nos prometieron, que estuviéramos en el Palacio, que allá nos recibían y que íbamos a estar protegidos. Entonces no dicen nada, nada dicen, no, que estamos hablando, que estamos coordinando, es lo que dice Capador: tranquilos, que estamos coordinando”.

Los mercenarios pasaron toda la mañana esperando respuesta y en comunicación con Pretel. El contrataque de las autoridades haitianas comenzó en la tarde, según contó Carmona.

Eran por ahí tipo cuatro de la tarde. Comenzaron a tirar humo lacrimógeno, luego comenzaron a sonar los disparos, si no recuerdo mal se escuchaban disparos de fusil y luego de punto cincuenta.

Los colombianos se atrincheraron. “Eso fue una locura total, eso escuchar y recibir tanto impacto, tanto plomo. Eso fue bastante aterrador para todos ahí, uno siente mucho miedo. Le daban ahí a la puerta, a las paredes, luego se iban y le daban a la casa de abajo”, contó Carmona.

En medio de la arremetida cayó el primer colombiano: el sargento Javier Romero. “Nos atacaron muy fuerte. Nosotros pues teníamos muy pocas armas, muy pocas municiones y lanzaron una granada de mano y Javier estaba en una esquina agachado y le cayó la granada de mano”, dijo el capitán Rivera.

Luego murió el sargento Duberney Capador, el hombre que reclutó a la mayoría de mercenarios y el militar más experimentado del grupo.

Rivera recordó ese momento: “Después de la granada nos fuimos para la otra esquina, a refugiarnos en la otra esquina de la parte de atrás de la casa. En esa nos tiran otra granada en la misma dirección y una esquirla hiere a Capador. De atrás hacia adelante, una esquirla con orificio de entrada y orificio de salida. Ahí lo dejamos, tratamos con el paramédico de hacer lo que pudiéramos pero todos los botiquines, todo eso estaba en las camionetas”.

Después murió el exsoldado Miguel Garzón, que al parecer se disparó por accidente, según el relato de Carmona. Garzón simplemente lo que decía en esos momentos, nos decía a nosotros era: mátenme, mátenme, mátenme, no me dejan así, esto duele mucho, esto duele mucho, mátenme (…) pero luego nos dimos cuenta que a él no lo mataron, a él se le disparó el fusil, él tenía la costumbre de andar con el fusil desasegurado. Para ese momento, los colombianos ya se sabían perdidos, contó Carmona. “Yo dije: no, yo no quiero que me lleguen a coger, si es así o que me maten, o si me van capturar prefiero matarme, prefiero quitarme la vida, decía yo así”.

La casa en la que se refugiaron recibió una gran descarga de balas de las autoridades haitianas. En la noche, los colombianos aprovecharon la oscuridad para moverse entre muros y tejados y buscar refugio en la embajada de Taiwán, que quedaba a pocos metros.

“Luego entramos a la embajada, Mike nos decía: no, garra, aquí ellos no pueden entrar. Esto es otro gobierno, esto es tal cosa, esto aquí, o sea aquí estamos seguros, ya el embajador de Taiwán ya sabe que estamos acá”, añadió.

Pasaron la noche en la embajada de Taiwán. Las cabezas de la conspiración les seguían haciendo promesas falsas y delirantes al desesperado grupo de mercenarios. Carmona contó: “Nos decía luego que ya la embajada de Estados Unidos se estaba moviendo, que iban a traer yo no sé cuántos soldados americanos, que para que nos sacaran”. A la mañana siguiente, un día y medio después del magnicidio, las autoridades haitianas entraron a la embajada de Taiwán y encontraron a los colombianos escondidos en una habitación.

“Estábamos ahí encerrados y ya empezamos a escuchar desde por la mañana que habían ingresado, estaban haciendo registro en la habitación donde estamos, y a la final se metieron, ingresaron, nos capturan, ahí pues nos colocan las esposas”, narró Carmona. Los mercenarios colombianos sostuvieron la fuga durante casi 36 horas. Hoy enfrentan condenas que podrían mantenerlos en una prisión haitiana por el resto de sus vidas.

https://www.bluradio.com/nacion/mercenarios-en-haiti-cuentan-por-que-no-pudieron-fugarse-tras-sangriento-asesinato-de-jovenel-moise

Haití: lo que se sabe del asesinato del presidente Jovenel Moise

La madrugada del miércoles, alrededor de la una de la mañana (local), hombres armados ingresaron a la residencia presidencial en Puerto Príncipe. Jovenel Moise fue asesinado a tiros y su esposa, Martine, herida de gravedad.

En esta foto de archivo, el presidente haitiano Jovenel Moise habla el 13 de marzo de 2017 en Puerto Príncipe. (Foto: Héctor Retamal/AFP).

Agencia AFP

Actualizado el 09/07/2021 02:25 p.m.

El asesinato del presidente haitiano Jovenel Moise por un comando armado empeoró la crisis política y social que vive el país caribeño, el más pobre de América.

Esto es lo que se sabe hasta ahora del suceso:

El asesinato

La madrugada del miércoles, alrededor de la 1:00 local, hombres armados ingresaron a la residencia presidencial en Puerto Príncipe. Moise fue asesinado a tiros y su esposa, Martine, herida de gravedad.

Ella fue trasladada de urgencia a un hospital local y luego evacuada a Miami para recibir tratamiento. Su condición es “estable”, dijo posteriormente el primer ministro interino haitiano, Claude Joseph.

El juez de paz Carl Henry Destin dijo al periódico Nouvelliste que Moise había recibido 12 disparos y que habían saqueado su oficina y su habitación.

Moise, un hombre de negocios de 53 años, fue elegido presidente de Haití en 2016 con el compromiso de impulsar la economía más pobre de América.

Asumió el cargo el 7 de febrero de 2017, pero durante su gobierno se deterioró la situación política y se incrementó la inseguridad, con manifestaciones opositoras y el auge de los secuestros y cobro de rescates.

La disputa sobre la fecha de finalización de su mandato atizó la crisis: Moise sostenía que su mandato se extendía hasta el 7 de febrero de 2022, mientras un importante sector político decía que debía haber acabado el 7 de febrero de 2021.

Las crisis política en Haití. (AFP).

Los atacantes

El primer ministro Joseph dijo que el asesinato fue perpetrado por “extranjeros que hablaban inglés y español”.

El embajador de Haití en Washington, Bocchit Edmond, afirmó horas después que los asesinos eran mercenarios “profesionales” que se hicieron pasar por agentes de la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA) y que el ataque había sido “bien orquestado”.

El jefe de policía de Haití, Leon Charles, informó la tarde del jueves que las fuerzas de seguridad los enfrentaron en un tiroteo.

Agregó que el comando asesino estaba formado por 28 hombres, de los cuales 26 eran colombianos y dos, estadounidenses de origen haitiano.

La policía ultimó a tres presuntos atacantes y detuvo a otros 17 sospechosos, mientras que ocho más siguen prófugos, dijo Charles.

Tres policías que fueron tomados como rehenes fueron liberados, agregó.

La policía mostró a algunos de los sospechosos el jueves ante los medios de comunicación, junto con pasaportes colombianos y armas incautadas.

Las autoridades dijeron que continúa la búsqueda de los autores intelectuales. Aún se desconocen los motivos del asesinato.

El ministro de Defensa de Colombia, Diego Molano, confirmó que al menos seis de los sospechosos colombianos son exmiembros del ejército, y que la policía y las fuerzas armadas colombianas estaban cooperando con la investigación.

El Departamento de Estado de Estados Unidos indicó también estar ayudando en la investigación, sin confirmar la detención de ningún ciudadano estadounidense.

Taiwán informó este viernes que 11 presuntos miembros del comando que asesinó a Moise irrumpieron en su embajada en Puerto Príncipe en un intento de huir, pero fueron detenidos por la policía.

Joanne Ou, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Taiwán, dijo que la embajada fue cerrada “por razones de seguridad”.

El 8 (de julio) de madrugada la seguridad de la embajada descubrió que un grupo de hombres armados había entrado por la fuerza en el patio de la embajada”, declaró a la AFP. “El personal de seguridad informó inmediatamente al personal de la embajada y a la policía haitiana”.

La policía se para cerca de un mural que muestra al presidente haitiano Jovenel Moise, en Puerto Príncipe, Haití, el miércoles 7 de julio de 2021. (AP/Joseph Odelyn).

Estado de sitio

Joseph declaró el “estado de sitio” por 15 días, lo que le otorga mayores poderes como jefe del Ejecutivo .

Moise gobernó por decreto desde enero de 2020, al haber expirado el mandato del Parlamento sin nuevas elecciones. Apenas dos días antes de su asesinato, el lunes, había nombrado a un nuevo primer ministro, Ariel Henry.

Henry, que aún no había asumido sus funciones, es el séptimo primer ministro nombrado por Moise en cuatro años y afirma que él es el legítimo primer ministro, no Joseph.

La mayoría de los líderes de la oposición han acusado a Joseph de hacerse con el poder de forma ilegal tras el asesinato.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, llamó a Joseph el jueves y especificó que había hablado con el “primer ministro interino” de Haití.

Además de la inestabilidad política, Haití está siendo azotado recientemente por el aumento de la violencia de las pandillas, que se han especializado en los secuestros para exigir rescate.

Desde junio, los enfrentamientos entre bandas rivales en la zona occidental de Puerto Príncipe han interrumpido el tráfico entre la capital y el sur del país.

El 30 de junio, 15 personas murieron durante un tiroteo en la ciudad, entre ellas un periodista y una activista opositora.

La vida de Jovenel Moise. (AFP).

Preocupación internacional

El asesinato del presidente haitiano conmocionó a la comunidad internacional, que ha expresado preocupación por el futuro del país, asolado por la inestabilidad política, la pobreza y los desastres naturales.

Por temor a nuevos disturbios, el Consejo de Seguridad de la ONU, Estados Unidos y los países europeos pidieron que se celebren elecciones legislativas y presidenciales el 26 de septiembre, tal como estaba programado.

El espacio aéreo haitiano se cerró para evitar que los atacantes huyeran del país. La vecina República Dominicana cerró la frontera y reforzó la seguridad limítrofe.

En Puerto Príncipe, los comercios, los bancos y las estaciones de servicio estaban cerrados, mientras la población esperaba tener explicaciones: quién mató al presidente y por qué.

https://gestion.pe/mundo/jovenel-moise-haiti-esto-es-lo-que-se-sabe-del-asesinato-del-presidente-jovenel-moise-nndc-noticia/

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *