Capitalismo y socialismo de su paralelismo resulta airoso el modelo cooperativo

Capitalismo y socialismo de su paralelismo resulta airoso el modelo cooperativo

Gobiernos de izquierda economías de derecha

En Colombia primero tenemos que aprender a entender el entorno, a los demás, es necesario que haya en el mundo personas que dirijan, por ello, necesitamos después de entender reconocer a los demás, valorar sus posiciones ideológicas, políticas, sociales, económicas, académicas, de gustos personales, de cambios y transformaciones, porque en este pequeño mundo que vivimos viven los demás.

wiltonrizzo@ecosolidario.comco

Los beneficios que reciben los asociados de una cooperativa donde se aplican los principios y valores, son la muestra fehaciente de las bondades del modelo que la gente busca para sacar adelante sus emprendimientos, metas, gustos, educación, crecimiento familiar, individual y colectivo con tendencia nacional.

Desde luego los cambios de las ideas facilitaran este desarrollo socio económico cultural, por una razón muy sencilla, las ideologías cada día pierden su presencia, inclusive en las campañas políticas y sus partidos, estos son más empresas electorales que organizaciones políticas, no se gobierna con ideologías, se hace con propuestas que salen tanto de los electos como de sus electores, en busca de suplir necesidades básicas primarias y otras más avanzadas en educación, infraestructura, medio ambiente, seguridad y paz.

Capitalismo y socialismo ¡unidos! Por la inmensa cooperativa americana

Foto https://www.eleconomista.com.mx/                                             FOTO PINTEREST

Por ello, si miramos en contexto el entorno de América que podría ser una gran cooperativa, inquietud que viene de un pasado lejano y cercano, ahora tiene mayor validez.

Porque los gobiernos de las Américas son de izquierda en su mayoría, sin embargo, las economías son neoliberales, financieristas o economicistas, y ahí, se dan las contradicciones en las naciones que nos rodean, por eso y otros aspectos periféricos, la solución sería conformar comunidades cooperativas, sociedades cooperativas, para que en este modelo puedan comulgar esas contradicciones en la figura de naciones gobernadas por las izquierdas con economías manejadas por las derechas.

Aquí, lo fundamental es hacer a un lado la ideologización a los conceptos de socialismo y cooperativismo, basta con decir soy cooperativista y ahí en esa unidad se está manifestando tanto lo uno y lo otro, que el vocablo cooperativista refleje un verdadero concepto filosófico, por encima de las veleidades ideológicas, porque su definición con lleva la decisión de un modelo de bienestar pegado a la única política valida, el desarrollo humano y el progreso de las naciones.

#Ecosolidario una fuente periodística confiable por su veracidad Lideres en periodismo social

#Una fuente periodística confiable por su credibilidad Líderes en periodismo social Ecosolidario

#Ecosolidario una fuente periodística confiable por su veracidad

#Una fuente periodística confiable por su credibilidad Ecosolidario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *