CONPES 4051 ¿será que ahora sí?

CONPES 4051 ¿será que ahora sí?
Carlos Rodríguez Molina
Carlos Rodríguezm1|@hotmail.com
Cali, 30 de septiembre de 2021

Haciendo un barrido en los últimos CONPES estructurados para el fomento y desarrollo de la economía solidaria, retomaremos el publicado en la última semana de septiembre para dar a conocer mis puntos de vista:

En lo que hace al último CONPES, el 4051 que tiene agenda por agotar que va desde diciembre de 2021 hasta diciembre de 2025, se hace un desarrollo muy completo de orden histórico, estadístico y social sobre el impacto de nuestro tercer sector, no obstante, no observé asuntos que considero de fondo para completar la tarea que el Estado tiene pendiente con nuestro modelo asociativo.

Parto por expresar que a diferencia de los anteriores CONPES que estaban más orientados para el fomento de la economía solidaria, este último está orientado ya para el desarrollo de nuestro modelo empresarial.

En la redacción del documento se revuelven peras con manzanas al concluir que el cooperativismo no cuenta con información histórica y estadística completa y actualizada, pero en ese sentido y todos lo conocemos, la Supersolidaria incluso con el balance social, hemos calificado que se le fue la mano requiriendo tanto detalle; el problema se genera es en que ese mismo nivel de detalle de información no lo exigen la Supertransportes, Supersalud o Superservicios para sus vigilados y es allí donde se pierde la importancia de la información estadística como fuente primaria para la toma de decisiones a todo nivel.

Se presenta un asunto por ahora no conciliable vinculado con el fomento y apoyo para la creación de nuevas cooperativas, pero, por otro lado, si tres personas se unen para conformar esta forma asociativa deben conocer previamente los requisitos que le asisten para empezar bien, trasegar bien y sostener a la empresa en el tiempo.

Lo expreso, porque entre lo que deben conocer los tres miembros al menos deberían tener en cuenta al pertenecer al tercer nivel de supervisión, deben contar con un modelo básico de SARLAFT, contratar los servicios de un profesional en el sistema de seguridad y salud en el trabajo, nombrar al responsable de riesgos quien deberá adelantar el diplomado exigido para poderse posesionar, hacerse a los servicios de un contador, para que le estructure su contabilidad simplificada, tener en cuenta las fechas de reporte de información para varios usuarios, entre las responsabilidades básicas a tener en cuenta.

Supervisión para desincentivar

Es decir, si se observa descarnadamente, empezar desde ceros, con un capital semilla, con muchas ganas, pero con semejantes retos mínimos exigidos podrán desincentivar este tipo de emprendimientos, como producto de tanta responsabilidad para arrancar a trabajar y periódicamente reportar información a diferentes órganos, incluidos la Supersolidaria, UIAF, DIAN y los etcéteras, so pena de empezar a recibir requerimientos periódicos por empezar con las solas ganas.

No obstante en el CONPES se citan los compromisos de Colombia hasta el año 2030 frente a los 17 objetivos de desarrollo sostenible, complementario a los compromisos que hizo nuestro Estado en el acuerdo final para la terminación del conflicto, se incluyeron varios apartes vinculados con el apoyo de las actividades medioambientales a través de formas asociativas de economía solidaria rural y campesina, pero, nada de mención particular sobre este aspecto en el nuevo CONPES y mucho menos presupuesto para apoyar estos compromisos, lo manifiesto, porque se dispuso presupuesto para los ministerios de educación, trabajo, y agricultura, pero para el minambiente, cero pollito.

Se reconfirma una verdad que no se acepta por el Ministerio de hacienda, la Supersolidaria y la DIAN en particular, ¿saben cuál es?

Si observan el último inciso de la página 30 de este nuevo CONPES, claramente se indica lo siguiente “… aunque los costos pueden ser valorados monetariamente, los ingresos y beneficios derivados de la operación no lo pueden ser, gran parte de estos beneficios se traducen en réditos sociales intangibles sin valoración en el mercado. En este sentido, para las OES, los estados de resultados y excedentes operacionales no pueden tomarse como un indicador de los logros alcanzados, como si lo es en las firmas tradicionales…”

Complementariamente, el primer inciso del Artículo 31 se enfatiza en “A diferencia de las sociedades comerciales, las cooperativas no maximizan el valor invertido por sus asociados o a sus retornos en proporción al capital aportado, sino que, otorgan beneficios a sus asociados en proporción a las transacciones realizadas con estas organizaciones”

Nótese la verdad de apuño que se traduce en estos dos apartes, a nosotros no nos pueden seguir midiendo con indicadores diseñados para una empresa del sector real o financiero tradicional porque es que tenemos doble naturaleza por Dios, el asociado no exige el retorno de su IPC sobre los aportes, exige su crédito, su auxilio, su participación.

Qué hacemos con la definición misma de cooperativa “… creada para la satisfacción de necesidades y aspiraciones comunes”, de allí que mucho más relevantes que los indicadores financieros tradicionales que son importantes por supuesto, lo son mayormente los indicadores de balance social que surgen de la razón de ser de nuestro particular modelo.

Un aspecto muy relevante en lo que hace a una falencia de fondo para nuestras empresas, es que se le dará duro y de frente a la formación cooperativa desde la educación, básica media y profesional, si esto se logra, en menos de cinco años veremos cambios de fondo en nuestro hermoso modelo porque ya el tema se forma desde la cultura, básico para poder exigir sentido de pertenencia a las bases sociales.

Al parecer nos van a hacer el favor de activar para las cooperativas con sección de ahorro la posibilidad del pago de las mesadas pensionales, pero porqué no abrir todo el espectro de competencia como lo tienen los establecimientos de crédito en asuntos del core del negocio financiero, es decir, se hace necesario ampliar el ámbito de operaciones habilitado para las cooperativas con sección de ahorro dispuesto hoy día en el artículo 49 de la Ley 454 de 1998.

En el documento CONPES se confiesa que no existe por parte de BANCOLDEX una línea de redescuento específica para nuestras organizaciones y para el caso de FINAGRO solo el 0,003% de sus operaciones las hacen con nuestras empresas.

Llama la atención que en el documento se cita que las superintendencias que vigilan a las cooperativas no trabajan con el enfoque de supervisión por riesgos, pero no se debería generalizar, desde el año 2015 la Supersolidaria viene trabajando de a poquitos en el tema y hoy nos tiene sumergidos en el mismo, otro asunto son las otras superintendencias que aún no entran al baile.

En el documento se cita a todas las superintendencias que controlan los diferentes modelos cooperativos, pero para nada se cita a la Superintendencia de industria y comercio y lo digo porque en materia de cartera de crédito la SIC tiene facultades sancionatorias incluidas las monetarias en la defensa del consumidor financiero.

Muy relevante que se abriría la posibilidad de destinar excedentes en lo que hace a los fondos sociales y mutuales, dispuestos para la creación de organizaciones de economía solidaria, pero entonces nace una pregunta que surge del sentido común. Si hoy día los fondos sociales de Ley están “raquíticos” porque el impuesto de renta lo debemos tomar de allí para pagarlo ¿de dónde tomar recursos de los fondos sociales o mutuales para crear empresas?

Este CONPES antepone como meta el fomento de 200 organizaciones de economía solidaria en el sector rural con una inversión de $23 mil millones (el universo de organizaciones formales e informales suma más de 6,4 mil.

Finalmente, acumulo 27 años de experiencia en esto de economía solidaria y la verdad es que hasta hace tal vez siete años no se había visto en nuestras organizaciones una cascada permanente de reformas estatutarias surgidas de tanto cambio normativo, pero la mala noticia es que esta costumbre de reformar estatutos cada año llegó para quedarse por buen rato y la prueba es la cantidad de Leyes y decretos que surgirán producto de estas propuestas de CONPES que apenas va a empezar con su desarrollo normativo para poder hacer viables tantas ideas y proyectos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *