Con adecuadas políticas públicas crecerán cooperativas y Mipymes

Con adecuadas políticas públicas crecerán cooperativas y Mipymes

AC 2022 Confecoop

Bogotá, 24 de mayo de 2022. Comunicaciones Confecoop. En Colombia, menos del 2% de los micronegocios están asociados a una cooperativa, informó el DANE en el Encuentro AC2022. Juan Daniel Oviedo destacó que la economía solidaria fue de las más resilientes a las condiciones de la pandemia. De cada 100 micronegocios que hay en el país, solo dos están afiliados a una cooperativa. Las Pymes producen el 30% del PIB, pero el 62% de éstas no tienen acceso a créditos.
El sector cooperativo y solidario debe apoyar más la recuperación del empleo, especialmente de mujeres, pues de los 800 mil empleos que faltan para llegar a los niveles de prepandemia, casi 700 mil corresponden a ellas.

 

Si las cooperativas financieras y el sector de las Pymes se unen para hacer crecer su negocio, la participación de la economía solidaria en el Producto Interno Bruto superaría a otros sectores y, a su vez, el beneficio para los micronegocios se podría potenciar de forma real y así muchos emprendedores y microempresarios sacarían adelante sus iniciativas de negocio.

Así quedó reflejado en el panorama económico nacional presentado por Juan Daniel Oviedo, que muestra que de cada 100 micronegocios que hay en el país, solo dos están afiliados a una cooperativa.

Las Pymes producen el 30% del PIB, pero cerca del 62% de las microempresas no tienen acceso a créditos. Por su parte el sector solidario solo tiene una participación del 0,5% del PIB, sin embargo, si las empresas cooperativas abren líneas de financiamiento para las microempresas, el beneficio redundaría para ambos sectores. Dijo Oviedo.

“Estas estadísticas pueden ser utilizadas para que el sector cooperativo alce su voz frente al gobierno nacional y busque que los servicios que prestan las cooperativas sirvan para acompañar la recuperación de los micronegocios, pero también favorecer a través de capital social que genera el sector cooperativo; la resiliencia y rentabilidad de las pequeñas empresas del país.”

En la charla, Juan Daniel Oviedo, director del Departamento Nacional de Estadísticas -DANE-, destacó – además- que “la pandemia destruyó 2,2 millones de empleos, de esto, entre 2020 y 2021 se han recuperado aproximadamente 1,400,000 empleos, eso significa que todavía falta recuperar 800 mil para llegar al nivel que se tenía antes de la pandemia, es un reto para que las cooperativas se vinculen en esta tarea con mayor participación en la creación de empleo” Anotó.

Otro aspecto importante y donde las cooperativas pueden aportar significativamente es en el cierre de la brecha de equidad de género en el acceso laboral, para aumentar la inclusión laboral de la mujer. “Necesitamos casi 108 mil puestos de trabajo para recuperar los niveles de empleabilidad de los hombres, mientras que la brecha para las mujeres es supremamente importante, porque necesitamos casi 700 mil puestos de trabajo para ellas y así garantizar niveles de ocupación similares a los de antes de la pandemia”. Indicó Oviedo.

En el caso de las cooperativas, el tema de brecha de género representa un desafío importante, porque “mientras el 43,2 % de las relaciones laborales en economía solidaria en general están asociadas con mujeres, para el caso de las empresas cooperativas, las relaciones laborales dependientes corresponden solo a un 38,5%”, puntualizó.

Hablando del sector financiero, Juan Daniel Oviedo destacó que “de los 5,8 millones de micronegocios que hay en Colombia, solamente el 1,7% está asociado a una cooperativa”, es decir, de cada 100, menos de dos están en el sector.

También concluyó que es importante usar esta información para la implementación de la política pública para el desarrollo de las Empresas de Economía Solidaria (EES), contenida en el CONPES 4051 del 27 de septiembre de 2021, el cual se creó a partir de la propuesta presentada por Confecoop al Gobierno Nacional.

El Presidente Carlos Acero al agradecer la participación del DANE en este espacio, dijo “estos datos nos dan una poderosa herramienta para que el sector cooperativo, de fondos y de mutuales pueda ratificar las propuestas de política pública formuladas por el gremio, que quedaron contenidas en su inmensa mayoría en el documento Conpes 4051.

Y agregó que “desde el 2015 Confecoop presentó su propuesta plasmada en el Programa Cooperativas por Colombia y uno de los temas centrales fue precisamente el fortalecimiento de la data y la información; en esta ocasión es la primera vez que la Agencia especializada del Estado en materia de cifras y estadística hace una presentación en detalle de todo el panorama del sector, que nos da elementos suficientes para la toma de decisiones estratégicas y ratifica el infinito mar de oportunidades que tiene el movimiento cooperativo, social y solidario en Colombia”.

Enfatizó Acero que “no en vano la OIT incluyó en su agenda de la Conferencia Internacional de Trabajo que inicia el 30 de mayo en Ginebra Suiza a la Economía Social, Solidaria y Cooperativa, para resaltar la importancia que tiene este sector de la economía en la generación de trabajo digno y sostenible y cómo contribuyen este tipo de empresas a la reactivación económica y social. Está ocurriendo un desarrollo muy importante en la nueva economía a través de la creación de empresas sociales, que generan valor social y económico. Y anunció Acero “Desde Confecoop, hemos firmado un Proyecto de apoyo con el PNUD y la Secretaría de la Mujer de Bogotá, con recursos de USAID, para avanzar en programas de economía del cuidado, que permitirá que más mujeres cuidadoras puedan organizar su actividad y generar ingresos sostenibles.”

Jorge Corrales Presidente de Junta Directiva de Confecoop, en el acto de instalación del evento, señaló que el modelo cooperativo está creciendo y abriendo oportunidades para disminuir la brecha de género y para que se vinculen más jóvenes en cooperativas:

“tenemos un cooperativismo en todo el territorio del país, no solamente como un instrumento de soluciones financieras para toda la población especialmente para jóvenes y mujeres; también, hemos avanzado en construir mecanismos como la reforma a la Ley 79 que permite que con solo tres personas se pueda conformar una empresa cooperativa”. Añadió que “su mensaje para todo el sector es avanzar en esta dinámica y sobre todo, fortalecer la promoción, la integración y la incidencia gremial, de tal manera que el cooperativismo, con base en el Programa Cooperativas por Colombia, pueda avanzar como mecanismo que brinda confianza a las comunidades y que permite crear valor social y económico para que progresen las personas que acceden al modelo cooperativo”.

Freddy Castro, director de la Banca de las Oportunidades, precisó que 65 de cada 100 desempleados en Colombia, no han tenido acceso a educación profesional, “eso es un caldo de cultivo para seguir fomentando más posverdad, polarización y populismo, y para seguir atentando contra la democracia moderna”.
Desde su perspectiva, planteó cinco áreas de trabajo en las cuales el sector cooperativo y solidario debería redoblar esfuerzos: mejorar la estructura corporativa del sector, transformación digital, educación, trabajar en los canales con esquemas de oficinas y corresponsales y, por último, mejorar los estándares de información para llegar a la gente que lo necesita.

Juliana Álvarez, asesora de programas en Développement International Desjardins (DID), invitó a reflexionar acerca de cómo ven al sector desde afuera y desde adentro los distintos actores del entorno. “En la pandemia, ¿fuimos los únicos en hacer las cosas bien?, ¿cómo le fue a los empleados?, ¿qué papel espera el Gobierno de las cooperativas? ¿que compitan con los bancos o que se complementen con ellos?”. Y agregó un dato para pensar: en Colombia, las Pymes producen el 30 % del PIB, pero el 62 % de estas no tienen acceso a créditos.

Jairo Orlando Villabona Robayo, docente de la Universidad Nacional de Colombia, señaló que el sector solidario solo tiene una participación del 0,5% del PIB, por eso hace un llamado para “que exista una mayor agresividad del movimiento cooperativo, con el fin de intervenir más campos de la economía en la producción de bienes y servicios”.
“Por qué no pensar, por ejemplo, en tener unas grandes superficies cooperativas, supermercados como el Éxito, prestar servicios públicos, fabricar alimentos, fabricar medicamentos, fabricar productos de consumo, de vestuario, higiene y aseo, distribución de combustibles, la telefonía celular y la participación en empresas de economía mixta con el Estado, etc.”, afirmó.
Villabona también mencionó que es importante lograr efectivamente que los campesinos, quienes son los que corren con los riesgos de producción, se asocien y distribuyan sus propios productos, sin dejar las ganancias en manos de los intermediarios.
Desde Fogacoop, María Elena Grueso Rodríguez, directora de la entidad, resaltó que las cooperativas son jugadoras importantes en la inclusión financiera con las 180 entidades que existen en el país, de las cuales 175 son cooperativas de ahorro y crédito, y cinco financieras.

Esto ha permitido una cobertura en más de 470 municipios, logrando presencia en 53 municipios donde no existen oficinas de la banca tradicional. De esta manera se alcanzan 4 millones de asociados con unos ahorros por el orden de los $13,8 billones de pesos.

Para el cierre, el desafío lo planteó el panel acerca de activos digitales, criptomonedas y riesgo cibernético, sobre esta materia, Juan Carlos Reyes Muñoz, experto del comité ISO JTC1 / SC27 para el desarrollo y mantenimiento de la serie de estándares ISO 27000 (Seguridad de la información) destacó que existe un aumento en la evolución de los ciberataques, pues mientras en el año 2014 el número de ataques exitosos,
entre uno y seis, era del orden del 16.2 %, en lo que va del año 2022 la cifra ya va en 40.7 %, por eso considera urgente que las organizaciones lideren un ajuste
en la aplicación de estos tipos de gestión: la de activos de la información, de riesgos, de incidentes, del cumplimiento, de continuidad del negocio y del cambio y la cultura.
En este panel de ciberseguridad, Jorge Leal, secretario general de Confecoop, anunció que próximamente Confecoop organizará un seminario de Ciberseguridad, coordinado con los expertos Juan Carlos Reyes y Mauricio Tovar. Además, la Confederación se prepara para el Congreso Nacional Cooperativo que se celebrará el 15 y 16 de septiembre, de este año, en Cartagena de Indias.
El Encuentro de Cooperativas con Actividad Crediticia: Contribuir al bienestar desde la solidaridad económica, AC2022, fue realizado en el Hotel Sheraton de Bogotá, y contó con la asistencia de más de 380 personas de diferentes cooperativas en todo el país.

EcoGALERÍA AC 2022 CONFECOOP

En primer plano, Nancy López Murillo, presidente Consejo de Administración Coovitel.

 

   

Presencia de Bancoomeva y sala de prensa Confecoop.

Cooperativas en AC 2022

Analfe y su gente acompañados por Ana Patricia Rodríguez, gerente de Coopebis.

Desarrollo de las actividades académicas.

Asistentes solidarios Nancy

Fecolfin apoyando la institucionalidad cooperativa.

El Encuentro de Actividad Crediticia AC2022 – trae un mensaje entorno a la economía del bienestar y de la solidaridad económica, tema que se abordará en una Agenda Académica, con varios elementos académicos que permitan enriquecer la gestión de las empresas cooperativas, como también entregar algunos datos necesarios como el análisis sobre el panorama económico del país, el sectorial y perspectivas de las empresas cooperativas, y el papel que jugará la regulación en el sector financiero, con las oportunidades que tendrá el sector a futuro, a partir de los procesos de innovación en la industria crediticia, los nuevos activos digitales, así como una mirada la gestión del riesgo y la seguridad cibernética.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *