Coronavirus, América Latina y petróleo en la lupa

Coronavirus, América Latina y petróleo en la lupa

Por 

Tanto el oro como los bonos del Tesoro se están vendiendo con el optimismo de que el virus estará contenido y que los investigadores se están acercando a encontrar una cura.

Por Edward Moya, Analista sénior de mercados en OANDA

Los mercados aún se enfocan principalmente en el coronavirus y las noticias de hoy de que el H.I.V y los medicamentos contra la gripe son prometedores en el tratamiento y podrían sostener una fuerte recuperación de todos los activos globales.

Los científicos del Reino Unido también confirman un avance significativo de la vacuna, entregando otro impulso en el sentimiento positivo general. Parece que el mundo se está acercando a una cura para el coronavirus y eso podría significar que los mercados financieros pueden ser mucho más optimistas con estos titulares.

América Latina

América Latina tendrá una buena apertura a medida que los mercados emergentes se están uniendo en todos los ámbitos con la esperanza de que China se acerque a una solución para tratar el coronavirus. Colombia seguirá siendo una de las inversiones más atractivas en Latino América. La economía es fuerte en el país y el Banco de la República sigue siendo optimista de que incluso podrán ofrecer un aumento de la tasa de 25 puntos básicos para fin de año. El COLCAP podría reanudar su ascenso a los máximos establecidos a principios de enero.

Los activos de Brasil tendrán un día fuerte ya que el optimismo crecerá respecto a China, su mayor socio comercial podría ver un retorno a la normalidad a partir del próximo trimestre en el comercio. Es probable que el reciente déficit comercial de Brasil sea temporal, ya que deberíamos ver un repunte de sus exportaciones una vez que el comercio vuelva más cerca de lo normal con China.

La situación de Argentina sigue siendo prejudicial. Argentina necesita reestructurar $ 100 mil millones en deuda soberana con los acreedores, mientras combate la inflación por encima del 50% y la moneda en caída libre. El gobierno del presidente Alberto Fernández mantendrá los controles de capital y continuará imponiendo congelaciones de precios. El peso se está estabilizando, pero quedan demasiados riesgos para mantener un comercio seguro de que continuará recuperándose.

Refugios seguros

Si bien, los investigadores aceptarán los avances logrados en el tratamiento del virus, dirían que aún es demasiado pronto para determinar una total efectividad.

Tanto el oro como los bonos del Tesoro se están vendiendo con el optimismo de que el virus estará contenido y que los investigadores se están acercando a encontrar una cura. Los rendimientos del Tesoro son más altos en todos los ámbitos, con el rendimiento a 10 años saltando de 3.8 puntos básicos a 1.637%. La curva de rendimiento entre los tres meses y los 10 años ya no se invierte y muchos economistas pueden sentir que esta reciente inversión puede terminar siendo una falsa alarma para una recesión como las de 1966 y 1998.

La volatilidad del oro seguirá ya que los inversores deben reequilibrar sus razones para aferrarse al metal precioso. Las últimas noticias sobre el coronavirus son bajistas para los precios del oro, pero devuelven el enfoque a la historia de recuperación del crecimiento global de 2020, que eventualmente podría conducir a un dólar más débil. El oro puede perder sus ganancias recientes derivadas de las preocupaciones por el coronavirus, pero las perspectivas a más largo plazo serán atractivas ya que la recuperación europea podría finalmente conducir a un euro más fuerte, por lo tanto, a un dólar más débil.

Petróleo

El baño de sangre del petróleo podría haber terminado después de que los investigadores anunciaran el avance en la creación de una vacuna contra el coronavirus. Los comerciantes de energía podrían comenzar a fijar el precio de un retorno a la normalidad en la demanda china de crudo en el segundo trimestre. Mientras el crudo West Texas Intermediate (WTI) tal vez no espere para volver a probar la mitad de los US$50, ya que el optimismo será alto y el choque de la demanda de crudo está llegando a su fin.

Si la OPEP es inteligente, aprovecharán esta oportunidad para ofrecer un compromiso a corto plazo de recortes de producción más profundos. La OPEP estaba dispuesta a responder si los precios del petróleo se desplomaban aún más, pero no deberían usar las noticias positivas de hoy para criticar la decisión. Incluso si hoy no se realizan recortes adicionales, los precios del petróleo podrían seguir siendo competitivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *