Delegados y políticos se hacen elegir y se desconectan del compromiso social

Delegados y políticos se hacen elegir y se desconectan del compromiso social

Foto de referencia. CoopCesca.

Presentación

Diálogo Ecosolidario con Francisco Sánchez Motta, sobre el buen manejo de las asambleas. Comportamientos de los delegados. Dinamizar el modelo

Cuando uno mira los principios y el ejercicio de muchas cooperativas que hay en Colombia, ve que es un modelo exitoso. Repasando los otros principios, la educación es fundamental, si no nos educamos a nivel directivo, de los delegados, de los asociados, no vamos a llegar a ser altamente competitivos.

¿Cómo desarrollar una asamblea, exitosa tanto en fondo de empleados, cooperativas y mutuales?

FSM. El objetivo de desarrollar asambleas eficientes tiene que ver con la capacidad que tenga el delegado o el asociado de estar adecuadamente informado previamente a la reunión, que tenga claro que no hay una jerarquía en una cooperativa, que es una estructura des jerarquizada, donde todos tienen derecho a participar y tomar decisiones.

Bogotá, 16 de febrero de 2022

wiltonrizzo@ecosolidario.com.co

FSM. Es muy importante ir mas allá de las fronteras del querer y ser individual, obviamente utilizar las herramientas virtuales, hoy va a ser más fácil y más eficientes estos procesos, así como estar conscientes de que estamos transformando de manera permanente, en las empresas, en el día a día, en la razón humana y sobre todo en el desarrollo de la asamblea, para que fluya sin tanta formalidad, si con la rigurosidad del objeto y razón de ser de la cooperativa en su esencia y que las decisiones y lo que se aborde sea eficiente, eficaz y útil para la organización.

Francisco Sánchez Motta

¿Por qué las asambleas de las cooperativas y los fondos de empleados se hacen cerradas a qué obedece esa restricción?

FSM. La cooperativa es una organización de carácter íntimo, cerrado, privado recordemos que es un patrimonio que pertenece solo al grupo que se asoció, por el cual nació la cooperativa y no otros, por ello no se aceptan ni siquiera que asistan delegados suplentes, solamente los principales, porque como se toman decisiones desde el punto de vista democrático, recordemos que las empresas la prioridad es el capital, es decir quien es dueño de 50% de las acciones, toma las decisiones y ya, el resto van es a recibir y a recepcionar unas decisiones tomadas es una decisión vertical, es impositiva del capital a través de decisiones.

En las cooperativas, los fondos, las mutuales operan es una decisión colectiva, una decisión que afecta todos los intereses, allí es donde se vuelve más disperso el proceso de una eficiencia en un desarrollo de una asamblea, porque hay intereses diferentes, hay asociados que buscan el crédito, otros el ahorro, el bienestar social, figurar a través de elecciones, o participar en  comités, en concejos, en juntas de vigilancia, en comités de control social, allí hay un tema de participación, de reconocimiento a la persona, a lo que pueda aportarle a la organización, también, hay un interés de lo que representan quienes los eligieron, por que cada uno tiene un interés  de acuerdo a el lineamiento, bajo el cual fue elegido para ese cargo en una asamblea.

Francisco, sucede una cosa se pierde el vínculo del delegado con los asociados, porque ese delegado que eligieron un número de asociados, no vuelven ni a hablar, no tienen relación con él ¿Dónde está la democracia?

FSM. Usted me recuerda lo que vamos a vivir en Colombia, a propósito de la elección para senado, cámara de representantes y presidencia, en este momento hay una búsqueda incesante de votos y de cautivar al votante para que lo elijan.

Elecciones Colombia foto de referencia. Puesto de votación Alcaldía Mayor de Bogotá D.C.

Si lo extrapolamos a lo que ocurre en las elecciones del modelo asociativo en Colombia, fíjese que el perfil del líder cooperativista nada lejano a lo que acontece a nivel nacional, es decir, él se hace elegir y obviamente busca los votos, pero se desconecta de la función y de la responsabilidad que tiene a nivel social, no solo de tener una visión clara del plan de desarrollo de la cooperativa, sino de poder socializarlo a su equipo de delegados o de asociados que lo eligieron.

Entonces, no hay comunicación, no se baja la información, no se socializa y eso impide que haya una adaptación por parte del asociado que lo eligen y por eso es que el nivel de participación en la mayoría de cooperativas es bajo para elegir a directivos.

Igual sucede a nivel nacional con nuestros líderes a nivel político, no hay una congruencia entre lo que hacen allá y los que toman las decisiones en las asambleas, con respecto a lo que los asociados deben conocer, también producto del desconocimiento del asociado, porque él juega a utilizar los servicios exclusiva y puntualmente para lo cual se vinculó a la cooperativa, o sea hay un distanciamiento de su responsabilidad y de su deber de asociado de estar en permanente contacto con todo el proceso a nivel administrativo y de elección.

Fíjese que hay de lado y lado responsabilidades en este cuerpo que usted manifiesta y la desconexión del directivo con los asociados, una vez los eligen por supuesto se hace mucho más evidente no hay orientación al asociado, porque el contenido de la organización es mucho más amplio que la deducción del cliente, el cliente solo mira el producto, el precio y las características del producto, mientras que una cooperativa lleva al asociado a estar enterado de los informes a nivel social, a nivel del desarrollo económico, de las decisiones importantes o de los proyectos que hay en el plan de  desarrollo.

La lectura, yo la interpretaría más por una ausencia de una gerencia social integrada con una muy buena comunicación y socialización hacia los protagonistas, cuando las cooperativas son cerradas, son más pequeñas, cuando el vínculo de asociación a esta organización es más homogéneo se hace más fácil la comunicación, ejemplo los fondos de empleados, la empresa es el motor y la matriz que genera la comunicación hay una comunicación permanente y más clara y diáfana.

Todavía hay que trabajar mucho el sentido de pertenencia hacia esa dualidad de la cual es característica la institución asociativa, que es ser social y ser económico, esa brecha no ha sido clara ni para el asociado ni para muchos directivos.

Foto de referencia, archivo Ecosolidario.

WR. Entonces sucede el delegado que cree que es a título personal y esto ha pasado con un ex presidente ejecutivo y la delegación en el Departamento Nacional de Planeación, la tomó título personal, no del gremio, pasó con un gerente de una cooperativa que también se tomó la delegación a título personal en una cooperativa de nivel superior.

¿Qué hacer allí para que estas asambleas mejoren?

FSM. Parte del proceso político de la entidad de segundo y tercer grado, que es el caso que me comenta, el nivel de formación y de estructura mental del directivo es mucho mayor y más consolidado respecto a la responsabilidad y ante un objetivo socioeconómico, reitero la dualidad del cooperativismo y de las entidades asociativas,  tenemos el objetivo no solo de dar resultados económicos y presentar buenas estructuras en resultados y en números sino también debemos observar la responsabilidad social que tenemos con quienes nos eligen.

El directivo debe tener una mayor ecuanimidad, mayor ética y sin necesidad que lo rece un estatuto o una norma, debe por ética hacerse a un lado, cumplir un periodo de tiempo adecuado y decir, hombre hasta aquí voy yo, porque está X o Y haciendo cola y es una persona que sabe o vienen 15 o 30 más, porque esa rotación permite una dinámica y una inyección nueva de esos ingredientes

Dinamizar el modelo cooperativo

Que requiere hoy el cooperativismo, sabemos que está en manos de veteranos que nos hemos quedado cortos y la dinámica de decir mucho más propositivos en involucrar a las juventudes y dinamizar el modelo cooperativo.

Conozco cooperativas que no permiten abrir los estatutos porque estas personas que llegan, les quitan el espacio a los mismos directivos, inclusive no permiten que las mismas esposas ni los hijos se vinculen, tengo 2 ejemplos de cooperativas a los que les íbamos a hacer un planteamiento de reforma de estatutos y esa fue la orden que le dieron al gerente, eliminar ese curso porque ellos no iban a promover y eso era inocuo.

Pensar en abrir la cooperativa, estoy hablando por supuesto de una cooperativa de aporte y crédito cerrado, pero, allí era justamente el mensaje de la actitud comportamental del ser humano cuando quiere ser ególatramente -consolidarse en el poder- creer que es el consagrado y el elegido para dirigir organizaciones.

Allí hay que hacer una crítica hacia todo el grupo de personas que conforman el modelo de cooperativista colombiano, para que cada uno salga adelante con visión y sepa que hay otras personas que pueden llegar y sumar, así como lo han hecho grandes líderes que hay hoy, gente estupenda que tienen un gran sentido de pertenencia y de vocación.

Pero hay diferentes escenarios en los que uno como ser humano y como colombiano puede participar y aportar al modelo asociativo, sin necesidad de estar rebuscando poderes y representaciones en diferentes estamentos de segundo y tercer grado.

Publicidad 

WR. Continuando en esta línea, se pide a gritos la reforma a las leyes del cooperativismo, la 454, la ley 79, y otras normas que tienen que ver con la Supersolidaria, para que modifique los paquetes estatutarios porque de lo contrario se va debilitando por dentro el sector cooperativo y eso nos lleva a que muchas veces, perdamos grandes empresas porque no tenemos agallas, ni herramientas, ni dientes para defenderlas.

FSM. Claro, las normas tienen que actualizarse indudablemente, pero obsérvese que el problema de la esencia del comportamiento humano no está indicado exclusivamente a las normas, lo que se requiere es una conciencia de lo que es el modelo, por parte de los lideres actuales, sobre todo las organizaciones de representación gremial y de ahí para abajo, para que se tenga claridad en la razón de las cooperativas como entidades solidarias.

Es que son entidades que su objeto y razón social tienen unos objetivos muy claros, buscando un resultado socioeconómico y de impacto en las comunidades allí, es donde nos desdibujamos en función únicamente  de un cargo, una curul, un rol que voy a desarrollar dentro de una organización y estar ausente de los planes de desarrollo de manera continuada, es decir, cuando una organización tenga un plan de desarrollo a largo plazo por eso permite que quien vaya llegando fácilmente se va involucrando, luego comprometiendo para esos objetivos comunes del plan de desarrollo.

Entonces más allá de las normas y las leyes creo que lo que falta es cultura solidaria, cultura organizacional, y mucha doctrina y claridad del deber ser de las cooperativas como una empresa que cumple un objetivo social, lo político es un instrumento lo que pasa es que hay personas que quieren estar nombradas permanentemente y eternamente en las organizaciones porque creen que si salen de la entidad , desaparece  o pierde su esencia, no creo que si hay una sobredimensión al ego y a la función que tiene cada ser humano en sus bondades y sus aportes,

Hay gente con vocación y misión

Conozco mucha gente líder del sector cooperativista que de verdad es gomosa y que tienen modelo y una gran vocación, hay otras que solamente hacen simplemente un acto más de figuración y realmente no hacen aporte, que bueno sería que ese arte confección se hiciera a través de diferentes evaluaciones y si hay técnicas y metodologías para descubrir los niveles de liderazgo que tiene tienen las personas que conforman el modelo asociativo en Colombia.

WR: Estos temas sin lugar a dudas producen escozor, molestan desde mi criterio como periodista, nosotros tenemos que buscar salida a algunas situaciones bastante complejas que tienen los modelos solidarios.

Es que hay algunos presidentes de cooperativas que antes de llegar a la cooperativa desayunan con egos revueltos, parece que llegara un rey ¿esto a que obedece? en cierta forma va cambiando el manejo de los concejos de administración y las delegaturas, porque ahora tienen ingresos, 1, 2 o 3 millones o más los concejeros, los delegados y esto ha generado que se se convierta en un negocio.

¿Cómo ve usted esta situación y hacia dónde va el cooperativismo aceptando este tipo de cosas?

FSM. Yo diría que se vuelve un fenómeno peligroso para el objeto social de la institución, porque prioriza lo político, yo siempre manejo conceptos entre la dimensión social, la económica y la política, esas tres aristas deben estar armonizadas es decir lo económico debe ser un estímulo simbólico para lograr el objetivo social, lo político debe ser una actitud de liderazgo y de vocación de servicio hacia la comunidad  –  sociedad, la empresa asociativa en este caso, y no estándole un mayor peso al aspecto económico, cuando yo me vinculo a una cooperativa y aspiro a ser delegado y luego directivo a través de un estímulo económico que dan allí, que porque lo establece el estatuto, o por historia, porque eso ya depende de la conformación de como este instrumentalizada la retribución  económica, pues es un daño que le hacen a la organización por varios factores:

1ª. La continuidad permanente del directivo, porque es por ello, que luchan y tratan de conservarse en el poder.

2ª. No hay rotación y no hay dinámica desde el punto de vista del conocimiento que hay de personas que vienen a aportar nuevas formas de leer y de aportar a un plan de desarrollo de la organización.

3º. Genera una perversidad desde el punto de vista si se quiere manipulable alrededor de un objetivo económico, porque si usted me comenta  que hay instituciones que pueden pagar  1, 2 , y 3 millones de pesos imagínese si la persona tiene un trabajo alterno, se convierte entonces para la institución en una nómina paralela y se vuelve un conflicto en el manejo de las decisiones, entonces queda supeditada la administración a este otro poder económico, que hay paralelo a través de delegados y directivos que tienen una retribución económica

Se vuelve bastante complejo luchar porque esos gastos disminuyan y también va a generar complejidad y conflicto con la gerencia, con el equipo administrativo, porque para eso son los funcionarios, son personas que reciben una retribución económica a cambio de un trabajo, y desde el punto de vista de la estructura una dependencia de los directivos.

Pero, si los directivos van a competir desde el punto de vista económico va a lacerarse el modelo como tal y el ad honoren. que fue bajo la literatura que aparece en la doctrina cooperativa desaparece, realmente no tendrían vigencia y entraría el utilitarismo a través del objetivo de ser directivo -no por una vocación social sino por un objetivo personal, individual, y económica-.

Esa parte debe revisarse cruda y critica para que de esa manera se vuelva a recuperar la esencia del modelo cooperativo en cuanto a la doctrina, que dejen de estimularse al directivo de sus esfuerzos y tiempo.

WR. Cuando a estos directivos o delegados, la gerencia de una entidad les pida que tengan austeridad que ya no cobren esos ingresos o que se rebajen, estos delegados son capaces de echar al gerente.

FSM. Por supuesto, el ser humano por naturaleza desafortunadamente prioriza sus necesidades fundamentales y eso coloca en segunda instancia las necesidades colectivas, por otro lado, se requiere de un gran nivel de responsabilidad y de vocación para que esa persona se haga a un lado y ruede para que otros se beneficien y si fuera así no había problema.

El gran inconveniente es que se vuelven perennes y a pesar de que el estatuto está colocando hoy en día con las nuevas normas, con una rotación obligatoria, buscan la manera de ausentase y hacer campo en otro comité o en otra estructura de la organización, para luego volver a renombrarse, lo que yo dejaría con un poquito más de claridad desde el punto de vista legal, pero más allá, de ello mucha responsabilidad por parte de los que aspiran a ser directivos para que sepan que ellos son transitorios, y que el aporten que hacen es maravilloso y  mientras estén en la dirección de la organización deben permitir que otros participen, sino allí estamos siendo incoherentes con la doctrina y lo que se pregona a través del modelo cooperativo, como un ejercicio democrático donde todos tienen la oportunidad de participar y de llegar a estos espacios.

WR. Llegando a tal punto, diría, que en algún momento no cobran por la asistencia sino por la hora sentada, y eso ya es grave.

Apreciado Francisco, háganos una reflexión dentro de esos parámetros que usted tiene, de lo social, lo económico y lo solidario

FSM. Es invitarlos a que tengamos claro que la sociedad hoy es el centro de una organización asociativa que realmente es un ente dual, que busca atender unas necesidades para que sea las cooperativas, los fondos y las mutuales respuesta a esas necesidades, que le generemos a sociedad una satisfacción o al menos suplir ese vacío, que nunca va suplir una empresa de carácter lucrativo, es decir, somos asociación ,  organización cooperativista y solidaria y nos unimos para atender unas necesidades en busca de satisfacción y una felicidad.

Además es una empresa que debe ser lucrativa, generar recursos, procesos, y dar un  resultado económico y generar excedentes porque allí logra ese doble objetivo debe ser eficiente, eficaz, y efectivo con lo social y con lo económico, porque si una empresa no consolida una buena una buena estructura patrimonial de solidez, solvencia y liquidez, no va a poder atender los recursos de los fondos sociales, que van a sectorizar los dineros para poder atender las necesidades de los asociados, donde los directivos deben tener también claridad, que debe ser efectivo ese proceso de servicio a los asociados.

Los informes deben ser presentados a la luz de los principios cooperativos, o sea hacer la trazabilidad desde esa libre adhesión y ese retiro, porque una institución cooperativa es democrática, porque la gente tiene que colocar plata para que pueda retribuirse, por eso tengo el derecho a pedir, y el deber de dar, las instituciones cooperativas somos autónomas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *