Derechos humanos, tarea pendiente para la sociedad, las comunidades y el periodismo

Derechos humanos, tarea pendiente para la sociedad, las comunidades y el periodismo

Derechos humanos, tarea pendiente para la sociedad, las comunidades y el periodismo

Es muy larga la hoja de vida de estas mujeres dedicadas a defender a la humanidad. Todo el historial que tienen es un prontuario de éxitos.

¡Bienvenidas señoras activistas!

¿Por qué los medios de comunicación no responden con la altura que se debe al derecho humanitario?

Bogotá, 28 de junio de 2022

wiltonrizzo@ecosolidario.com.co  

MARY LU

Lo que pasa con el periodismo es que ha dejado esa parte humana para convertirse en empresa, en capitalista, todo es comprado por medio de una publicidad, una propaganda, que es lo que tiene que decir y a la vez la noticia tiene que ser tan impecable que tiene que vender y posicionarse y los derechos humanos van más allá de un marketing, de una moda o de un personaje, de un eco en el momento.

Entonces lo que pasa es que falla la formación del ser humano y muchas veces es el tinte económico, político o social para la empresa del periodismo que ese periodista esté trabajando en su momento, porque el periodista no es libre de, sino depende de la subordinación y esa subordinación muchas veces va empañado de las aspiraciones políticas y hay una formación política, crítica y hay una situación en que rompe lo que son los derechos humanos.

Yo he querido que saque una noticia porque Mary Lu Arias Benítez, defiende la niñez, la discapacidad y la mujer, la victima de la violencia de género y muchas veces hay que rogarles a los periodistas que saquen una imagen, que busquen la noticia, que saquen esa historia para que se haga justicia, porque la justicia acá en Colombia se hace a través de redes sociales.

ISABEL

Realmente lo que se vende en los medios de comunicación son productos y se busca el producto que genere más audiencia y más capacidad de ofrecer a los pautantes, pues visibilidades de sus productos, proyectos y colectivo digámoslo así

pero si quiero diferenciar lo que es el periodismo de contrapoder, quiero también explicar cómo el periodismo en este último año de estallido social  -abril 28 2021- dejó ver y sacó adelante como bien lo decía ahora Wilton -dejó ver como escudos a los medios de comunicación alternativa y comunitaria- esos medios independientes que no le rinden cuentas a nadie, que no le tienen miedo a las multinacionales, que denuncian sin estar esperando que va a decir el poder o que acciones va a tomar.

Desde la Corporación del periodismo del Valle de Cauca, hemos propuesto al actual gobierno, antes de la campaña electoral, que se tenga en cuenta para la modificación de la ley de medios dos aspectos fundamentales, que es la reparación colectiva a los periodistas como víctimas del conflicto armado, esa Ley 1448 de 2011 y el periodista fue reconocido como víctima; hay otra parte que es la de seguridad y garantías a la prensa.

Hablando del Canal 2, lo tomo como ejemplo y referencia, en el estallido social, nos sesgaron, los pautantes salieron en embestida, nos abandonaron y nos dejaron y tuvimos que explicar que era un hecho que estaba sucediendo y lo informamos. Míremelo desde nuestra línea editorial, cultural de la comunidad, social y en eso nos quisimos enfocar.

Voy a lo de los derechos humanos porque fue en el estallido social donde muchos de los defensores de los derechos humanos fueron ampliamente reconocidos y ahora vamos a tocar un poquito de las leyes que hay para su protección, los rublos que no alcanzan para nada, ¿dónde está la protección?

BERENICE

Soy comunicadora social de primera carrera, después me centré más en la Antropología Forense y por eso me dedique a los derechos humanos en un país como Colombia que todos conocemos muy bien y en unas épocas muy difíciles, los 80, los 90, el 2000; el tema de las defensoras y defensores de derechos humanos en ejercicio territorial, de la búsqueda de la verdad, de la justicia y la reparación es que efectivamente durante muchos años no tuvimos eco para nada en la prensa masiva, o sea el periodismo es igualmente responsable por omitir y esconder una realidad que tal vez si se hubiera expuesta de manera abierta como estaba sucediendo en los territorios, podría haberse dado debates públicos más profundos en su momento.

No tenemos una historia de periodismo a profundidad exceptuando unas pequeñas que la verdad no podríamos casi ni con los dedos de la mano contarlas, es decir, el periodismo de profundidad, el periodismo de investigación que realmente permite conocer la realidad sin sesgos, ese no lo conocimos en los 90, en los años 2000.

Lo digo por ejemplo aquí en hechos tan dramáticos, como, por ejemplo, todas las masacres que se dieron en la carretera Cabal Pombo, Cali Buenaventura, fue totalmente objetado y si miras nuestro ejercicio en territorio como era levantar los cuerpos tan tenebrosos, muchas veces como mutilados y demás y tú en la prensa no encuentras esos detalles.

Es por eso que a partir de los medios alternativos se comienza a ver de alguna manera y que se debe ir equilibrando, totalmente de acuerdo con Wilton, también hay que reconocerle, y como defensora de derechos humanos que atendió los casos en la ciudad de Cali, de Jumbo, en la ciudad de Guadalajara de Buga, que estuvo bajo el fuego litera durante cuatro meses, tenemos que decir que, por ese periodismo alternativo, lo que hizo el Canal 2, se salvaron vidas.

Tenemos muchos ejemplos, estos periodistas como nosotros defensores de derechos humanos, estuvieron en el fuego y también hubieran podido ser víctimas de una bala y no una bala de gas lacrimógeno, porque aquí se dispara es bala de fusil, balas de nueve milímetros.

Tu vez el juicio que hay por el macro caso de Cali y puedes ver en el reporte del CTI, en el reporte de la Fiscalía, el tipo de armas que se utilizaron, en ese sentido, como dice Isabel, ese periodismo alternativo cambio su línea editorial, porque los hechos del primer día del paro rebasaron posibilidad de entendimiento, porque no lo entendíamos, porque en un primer día teníamos en Cali cinco jóvenes muertos y porque durante las protestas en Cali fueron 64 muertos y que ha dicho la prensa; el Espectador saco algunas noticias a profundidad y Noticias Uno que sacaron algunos elementos pero el resto, tú vas a los demás medios y no encuentra la verdad que los caleños vivimos y menos lo que en Bogotá se vivió.

Entonces miramos cual debe ser la prensa que se requiere en este momento y la dimensión ética en su momento y así lo entendimos y de verdad que a buena hora el Canal 2 cambio su línea editorial que es la que permite transmitir la realidad por dura que sea en directo, porque esa no tiene ninguna alteración, ninguna modificación, lo que se vio fue lo que se vivió.

ISABEL

Pero esa repartición equitativa de la pauta oficial en Colombia en este momento está entregada 90% a los medios tradicionales, por encima de periodismo independiente autónomo, que representa 70% de la actividad periodística del país, 90% de esos recursos de pauta oficial, está en 30% de los medios de comunicación en Colombia.

BERENICE

El sueño de tener unos medios alternativos, unos medios oficiales que cuenten la verdad sin sesgos políticos, sin que medien particularidades o situaciones personales, esa es la utopía y en relación con los derechos humanos, la tragedia la vivimos, no solo porque omitan contar la realidad sino porque la tergiversan.

En el enlace adjunto está el video documento en su integralidad para la consulta, o cualquier uso que nuestros lectores y cibernautas le puedan dar.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *