Descubriendo, aprendo y me muevo: Neuro-esencia

Descubriendo, aprendo y me muevo: Neuro-esencia

Bogotá, 17 de julio de 2019

Estamos en la era de la neuro, término que está siendo parte de muchos temas, como,  neuromarketing, neuroventas, neurocoaching, neuroliderazgo,  en fin. Cuando hablamos de “Neuro” nos enfocamos en el sistema nervioso.

Es importante entender que las actividades humanas pasan por el cerebro, por lo que a través de la neurociencia, la cual contempla muchas ciencias, se estudia cuál es la estructura y cómo funciona el sistema nervioso, cómo se relacionan los estímulos y el comportamiento de la mente y la forma cómo aprendemos, nos motivamos o emocionamos.

Hoy quiero que hablemos cómo relacionamos la neurociencia con la esencia del ser humano, cómo funciona el cerebro a través de lo que somos, cómo afecta nuestro comportamiento y de esta forma buscar alternativas que nos permitan avanzar.

Como seres humanos logramos la efectividad a través del reconocimiento de quiénes somos, con todas las creencias, miedos, saber qué nos limita o que nos permite expandirnos.

A través de estudios se ha comprobado que los seres humanos tomamos decisiones en  85% de forma inconsciente y 15% de forma consciente.

El sistema nervioso a través del cuerp, considerado un receptor complejo, recibe toda la información que le proporciona el mundo, la cual es traducida a nivel sensitivo y sensorial, para ser procesada de forma integral conscientemente.

Por tanto, somos, estamos, sabemos y hacemos lo que llega al cerebro y producto de toda esa información producimos respuestas de acuerdo a nuestra interpretación.

Para lograr una humanización del mundo debemos permitirnos comprender plenamente qué somos, estamos, sabemos y hacemos como individuos, así como ser conscientes que hacemos parte de la sociedad y en constante búsqueda del bienestar y la felicidad.

Cuantos de nosotros nos hemos visto afectados en nuestras cooperativas por comportamientos que obedecen a patrones de conducta que vienen desde nuestra casa, “al que madruga dios le ayuda”, “no confíe en nadie”, “no pregunte, solo haga caso”, “así siempre se han hecho las cosas”… ¿cuál es el resultado al estar desde ese lugar?

Nos hemos dedicado a preguntarnos ¿por qué?, ¿por qué a mí?, ¿por qué esto?, ¿por qué aquello?, ahora te invito a que te preguntes ¿para qué?, cambia tu perspectiva, transforma esos pensamientos, busca saber, conocer, sentir y reconectar tu esencia con cada decisión o acción que tomamos, o no. El cambio lo construimos integrando cerebro, cuerpo, mente y entorno con el fin de lograr una transformación profunda y real.

En “El Principito”, hay una famosa frase “lo esencial es invisible a los ojos” y hace referencia a aquello que verdaderamente constituye a un ser no es su aspecto físico o su apariencia, sino que la esencia está dada por los sentimientos.

Ahora bien nuestra esencia es lo que somos en realidad, es lo que nos hace únicos y persiste a pesar de las modificaciones o cambios que tengamos

luzherlindaprra@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *