Dos aspectos de la circular básica contable y financiera que deben aclararse

Dos aspectos de la circular básica contable y financiera que deben aclararse

Conforme se dispuso en el título II, capítulo II, numeral 1.3 de la nueva circular básica contable y financiera de la Supersolidaria al hacer referencia al tratamiento contable de los activos y pasivos por impuesto diferido, se infiere que las organizaciones deben reconocer las diferencias temporarias que surgen producto de las condiciones fiscales para el tratamiento de cuentas de la situación financiera, bases que no serían iguales a las contables.

Carlos Rodríguez Molina
Columnista Ecosolidario
carlosrodriguezm1@hotmail.com
Gráfica Accounter

Concretamente en el texto de este numeral de la circular básica hay un aparte que, de no ser bien contextualizado por un preparador de estados financieros, lo puede tomar literal y aprobar políticas contables para a su vez practicar una conciliación entre los conceptos y fiscales para dar paso al reconocimiento del impuesto diferido; el texto es el siguiente: “Cabe resaltar que la NIC 12 y la sección 29 prevén algunas excepciones limitadas, en donde no procede el reconocimiento del impuesto diferido.”

No obstante, conforme se dispuso en el Artículo 1.2.1.5.2.5 del Decreto 2150 de 2017, reglamentario de la Reforma Tributaria de 2016, queda claro que serán muy pocas las organizaciones cooperativas las que acudan a calcular y reconocer este tipo de hecho económico por cuanto en la propia Ley claramente se dispuso que en materia tributaria, las bases contables serán las mismas fiscales para las cuentas de situación financiera y por lo tanto las cooperativas no deberían calcularlo ni reconocerlo, por eso mismo, porque no se presentan diferencias temporarias por reconocer.

En ese mismo título de la circular básica, pero en el Capítulo I, Numeral 2 se imparten instrucciones para la preparación y presentación de estados financieros de períodos intermedios, no obstante, desde las condiciones de los marcos técnicos normativos dos y tres, es decir, quienes apliquen NIIF para PYMES o Contabilidad Simplificada, para estos dos tipos de modelo empresarial no se tiene un referente mundial ni local, que permita tomar como fundamento para crear la política mínima necesaria en la preparación de estados financieros de períodos intermedios. Al tratarse de información financiera para propósitos especiales, en caso de que el supervisor le exija a una entidad presentarlos, estas entidades deberán proceder a estructurar las políticas contables que servirán de base para su preparación, reitero, bajo la condición que excepto para NIIF Plenas, por lo demás, no existen referentes globales o locales para la preparación y presentación de información interina o intermedia para propósitos especiales, a menos que el supervisor emita una guía u orientación con el tipo de información y revelaciones que los supervisados deban tener en cuenta para su elaboración.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *