‘El nuevo marco gastón a más no poder, desafía el sentido común’ afirmó Echeverry

‘El nuevo marco gastón a más no poder, desafía el sentido común’ afirmó Echeverry

Dos versiones sobre el ¿plan económico de Duque? Colombia en la B y en Pres crisi

¿Qué significa que Fitch le quite un grado de inversión a Colombia? ComentariosCaracol Radio. La calificadora Ficht le quitó a Colombia un grado de inversión por sus problemas fiscales y el aumento de la deuda por los efectos de la pandemia. Según Juan Carlos Echeverry, analista económico de 6AM Hoy por Hoy. Foto Google.

“La calificadora quiere decir que Colombia tiene que pagar unos intereses muy altos para la producción y recaude que tiene”.

El país se demoró once años en recuperarse de la última pérdida de inversión “Es como si Colombia empezara a jugar en la B. Tiene que esforzarse el doble” afirma Echeverry.

¿Por qué se tomó la decisión?

Según el analista, además de la crisis por el covid-19 y las siete semanas de afectaciones por el paro nacional, que el Gobierno sacara, en menos de dos semanas, un marco fiscal con metas tan ambiciosas, generó que Fitch tomara la decisión “El nuevo marco fiscal tiene unas metas que el propio gobierno no sabe cómo va a cumplir. Es un plan gastón a más no poder y desafía el sentido común” afirmó Echeverry. https://caracol.com.co

El Gobierno abrió la puerta a una nueva reforma tributaria

Sin embargo, para el centro de estudios económicos Anif, el MFMP-2020, que se expidió bajo la suspensión de la Regla Fiscal para 2020 y 2021, debido al momento extraordinario por el que atraviesa el país, es bastante optimista, razón por la cual será muy difícil de cumplir.

“Consideramos que lo planteado para 2021-2022 será difícil de cumplir porque los supuestos de ingresos tributarios y del crecimiento de la actividad económica son bastante optimistas. Una reforma tributaria que recaude 2% del PIB adicional no se ha hecho en los últimos 30 años en Colombia, a pesar de haber tenido casi que una reforma cada 1.5 años desde esa época.

Sin embargo, lo que parece más irreal es la senda de reducción de gasto establecida, que llega a casi 4% del PIB en tan solo dos años, con una reducción inalcanzable en la inversión pública. Por esas razones, las trayectorias de déficit y endeudamiento del Gobierno Central pareciera que convergen muy rápido a sus niveles pre-crisis”, señaló Anif en su más reciente comentario económico.

Además, el centro de estudios considera también que las necesidades fiscales en los próximos años rondarán entre el 8% y el 10% del PIB, las cuales se cubrirán con reducciones pequeñas en el gasto, un mayor crecimiento económico y, sobre todo, con un aumento de los ingresos tributarios de la Nación. Esto último debe empezar con una reforma tributaria que, de hecho, ya ha sido anunciada por el Gobierno. https://www.portafolio.co/economia

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *