El diablo es puerco y la politiquería lo alimenta

El diablo es puerco y la politiquería lo alimenta

A lo Santos se les metió el demonio partidista y parodiando la canción diremos los primos Santos son muy peleoneros, que por esas cosas de la política está en un tú a tú de mal gusto, sin presentación para la realidad que vive el país y con efectos nocivos para el entendimiento entre la clase dominante colombiana.

Esa reconciliación es necesaria en estos momentos de dolorosas dificultades que vivimos, de necesidades extremas de la población que requiere el concurso de todos y es la clase dominante, que está llamada a realizar su aporte desde todos los estadios de su confort, para traer algo de bienestar al pueblo colombiano que recibe palo de estos con o sin pandemia.

Por eso desde a la política en su matriz que enloquece, en esa vara encebada donde se trepa con dificultad y se resbala con sutil o estrepitosa caída es indispensable la cordura y los buenos modales, antes que hacer trizas los lasos familiares y profundizar más la atomizada política y los estamentos nacionales en todos sus flancos y frentes.

La política es la casa de todos en temporada pre y electoral, cuando se llega al poder es una cueva de perros rabiosos, eso no debe ir más.

De allí en adelante demuestren con gratitud, sino lo hacen con generosidad por todos los beneficios que aprovechan del estado y devuelvan algo a la gente que paga impuestos para que ustedes disfruten las mieles del poder y de los presupuestos nacionales, y a su vez abandonen los campos de la corrupción.

Aquí dejamos el pleito de un Santos ex presidente y de otro ex vicepresidente, embajador en los EE. UU.

El lunes 9 de noviembre dice Semana, que la radio abrió la mañana con el expresidente Juan Manuel Santos despachado contra el embajador Francisco Santos.

“El calibre de las acusaciones y el tono de las palabras parecía más la de dos enconados rivales políticos que la de dos primos hermanos que crecieron juntos. El mismo Pacho Santos en su entrevista con SEMANA expresó esa sorpresa. “Mis hijos por el chat me decían: no puedo creer esto”, dijo, y relató que ese asombro se debía a que, por años, antes de que las peleas del poder los distanciaran, eran una familia unida que compartía en el más grande amor y en medio del más profundo respeto.

Sin embargo, ese sentimiento del pasado, se había esfumado del todo este lunes. El exmandatario había hecho señalamientos del calibre de que Pacho había hecho cosas “ilegales” y no debería continuar en la embajada. Pacho, a su vez, contestó que “es muy triste que (esos señalamientos) vengan de una persona que es un expresidente, que tiene un Nobel de Paz y que piensa mucho menos que la pequeñez”. Este no ha sido el único episodio que ha puesto en orillas distintas a los dos Santos. Estos son los principales rounds de los Santos.

  1. La supuesta ayuda a Trump

Santos Pacho – Foto: Santos Pacho

En una entrevista radial en la mañana de este lunes, el expresidente dijo que el embajador habría buscado a un contratista del Pentágono “que ha ayudado mucho a Colombia, que ha ayudado con los gobiernos de Uribe y Pastrana” y que tiene una buena relación con ambos partidos políticos”.

En esa llamada, según el exmandatario, Francisco Santos le habría dicho: “Yo quiero ver cómo ayudo a Trump… incluso le mencionó la posibilidad de que Duque fuera a Miami o Washington”. Santos aseguró que ese señor le contestó: “Mire, no cometa ese error, eso sería una locura”. La versión la entregó Juan Manuel Santos en una entrevista en La W Radio. “Lo que hizo no solo es un error, sino es ilegal y se lo digo así al embajador”, sostuvo el expresidente.

En entrevista con las periodistas Vicky Dávila y Salud Hernández-Mora, Francisco Santos desmintió al exmandatario y aseguró que lo demandaría. “Voy a llamarlo a que dé una declaración, a que diga la verdad. Estoy seguro que no tiene pruebas”. Agregó que nunca hizo ninguna actuación irregular y que el episodio tenía detrás malas intenciones. “Aquí no hay nada secreto, la instrucción del presidente Duque es manejar esto de manera bipartidista. Pero hay un juego de política que es triste que un expresidente se preste para eso. Será él quien tendrá que decirlo a un juez”.

  1. El libro de Pacho: “(Juan Manuel) no tiene carácter ni lealtad”

La biografía que presentó Francisco Santos en el año 2013, en medio del gobierno de Juan Manuel, fue otro punto altisonante de esa ruptura. En el texto, Francisco Santos asegura que el entonces presidente es un hombre que “no tiene carácter ni lealtad ni convicciones” y lo define como uno de “esos típicos bogotanos que viven del que dirán”.

En ese texto, el ahora embajador asegura que fue un error la elección que hizo Uribe cuando decidió apoyar la candidatura del expresidente. “Juan Manuel lo iba a traicionar al segundo día. Pero me equivoqué. Lo traicionó al primer día”, agregó.

En el libro, Pacho cuenta que esa división familiar habría sido inexplicable hace unos años, pues no solo son primos hermanos, sino primos hermanos por partida doble. Sus padres, los hermanos Enrique y Hernando Santos Castillo se casaron con dos hermanas, Elena y Clemencia Calderón.

  1. Juan Manuel Santos es “traidor, saltimbanqui y desleal”

Cuando su primo era presidente, Francisco Santos retornó a su vida en el periodismo. Tenía una columna en el diario El Colombiano, y desde allí era una de las voces más críticas al Gobierno. En enero de 2012, escribió una columna titulada ‘No entiendo’ en la que se dedicó a criticar el año y cinco meses que Juan Manuel Santos llevaba para ese entonces en el poder. “Juan Manuel Santos jamás habría sido presidente si no es por Álvaro Uribe”, afirmó para comenzar.

“Sí, Uribe hizo presidente a Santos, pero este último una vez electo dio la espalda a su antecesor e hizo todo lo contrario. Nombró a los enemigos políticos que él tanto criticó mientras estuvo en el gobierno Uribe, aprobó las leyes contra las que él se pronunció unos años atrás y emprendió una campaña de desprestigio muy bien articulada con unos sectores del poder judicial contra aquellos con los que se abrazó apenas unos años antes. Ah, y ¡oh! sorpresa, acaba de amigo íntimo de aquellos contra los que despotricó como columnista y como político durante años. No sé si al país le gusta ese tipo de política. La del saltimbanqui, la deslealtad, la puñalada trapera y la traición. A mí no. Por eso acá sigo dando la pelea, y así sea el último en caer en batalla lo haré con la frente en alto, para defender el gobierno que rescató a Colombia de las fauces de la violencia, la indolencia, la desconfianza y la derrota colectiva”.

  1. “Tiene sida en el alma”

También en 2013, Juan Manuel Santos pronunció una de las frases más duras contra Pacho y una nada esperable de un primer mandatario. En ese momento se vivía la tensión más dura con Álvaro Uribe. El exmandatario rechazaba con vehemencia el Proceso de Paz y así se lo dejaba saber a todo el mundo. Uribe comenzó a decir que Santos le estaba entregando el país al terrorismo. El presidente fue entrevistado en RCN Radio la Noche y cuando le preguntaron por Pacho aseguró: “Lo peor que puede uno hacer en la vida es dejarse invadir por el sida del alma; eso quiere decir, dejarse invadir por el odio y el rencor”. También dijo que rezaba para que Pacho recobrara el buen juicio.

  1. Santos dejó una “herencia maldita”

En la embajada en Estados Unidos, Pacho Santos también se ha encargado de decir que el gobierno de Juan Manuel Santos es el culpable de muchos de los males que tiene Colombia. “Dejó una herencia maldita”, dijo en una entrevista a RCN en relación con la lucha antidrogas y el aumento de cultivos sembrados. “Cuando llegamos el 7 de agosto de 2018 encontramos la capacidad de interdicción reducida en un 85 %. Usted no sabe el desastre que había… recuperar eso ha sido muy difícil porque ha habido un desmonte y eso requiere de tiempo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *