El verdadero reto no es la disruptiva, es un marco regulatorio coherente

El verdadero reto no es la disruptiva, es un marco regulatorio coherente

‘¿Cómo constituir una nueva cooperativa con tres asociados como fundadores si como mínimo estos aportantes deben partir de conocer las reglas de juego antes de constituir a la organización asociativa?’  Foto https://es.123rf.com/photo

Carlos Rodríguez Molina
Carlos Rodríguezm1|@hotmail.com
Cali, 2 de marzo de 2022

Las empresas de economía solidaria respaldan su modelo empresarial bajo el amparo de una ley marco que acumula 34 años de vigencia, acompañada de otra ley que trató de ajustar el modelo cooperativo con actividad financiera producto de la crisis suscitada a finales de los 90, no obstante, no son suficiente respaldo para apoyar tal cantidad de retos que se suscitaron para todos los modelos empresariales desde cuando la disruptiva generada por la llegada hace tres décadas de los computadores personales, posteriormente de internet, luego los tratados de libre comercio y ahora las redes sociales con todo el tema digital debajo del brazo, son fenómenos que han generado toda una multiplicidad de nuevas necesidades por satisfacer y que requieren de un marco legal que se atempere a esa volátil realidad.

Desde cuando fueron expedidas a inicios de los años 2000, las dos circulares básicas contable, financiera y jurídica, con el paso del tiempo han tratado de ajustarse permanentemente a las nuevas realidades surgidas de todos estos avatares del progreso, y muy a pesar de haber sufrido varios cambios desde ese entonces, aún con la actualización simultánea que se hizo en diciembre de 2020 por parte del supervisor, son normas que están orientados al control de las organizaciones y no a su fomento.

Deberían ir de la mano, normas para la supervisión, pero igual, normas para su adaptación a tantos y permanentes cambios.

Conforme a esta introducción, van surgiendo las preguntas del millón y para ello un solo ejemplo a título de pregunta:

¿Cómo constituir una nueva cooperativa con tres asociados como fundadores si como mínimo estos aportantes deben partir de conocer las reglas de juego antes de constituir a la organización asociativa?

Condiciones como son:

  • Escoger entre los tres fundadores al representante legal, quien además deberá adelantar el curso general de la UIAF y cursar un diplomado sobre sistemas de administración de riesgos. Igualmente deberá leerse y tener claro todo el capítulo de la circular básica contable y financiera vinculada con el tipo de reportes y la periodicidad de envío a la Supersolidaria so pena de las sanciones por no reporte o reporte extemporáneo de información, a menos que el contador que contraten tenga claro el tema y los apoye.
  • Curso intensivo sobre administración de riesgos para los restantes asociados que tomarán decisiones en la nueva organización para poder con ello trazar la política, definir el apetito de riesgo y evaluar permanentemente los efectos de los riesgos en el patrimonio de la empresa
  • Acompañarse de un Contador Público que les explique cómo estructurar la política contable que deberán aplicar de acuerdo con las características de su nueva empresa y cómo rodearlo de controles para que el modelo funcione. Además, el profesional contable deberá tener claro el tipo de impuestos aplicable a la entidad, como por ejemplo en materia de renta, porque al momento de pagar el impuesto de renta, a diferencia de los otros entes jurídicos de Colombia, no debe tomar el impuesto de renta del gasto. Conocer que, a diferencia de las asociaciones o fundaciones, no deben pagar parafiscales sobre aquellos empleados que devenguen menos de 10 SMLMV, para citar los asuntos más relevantes y finalmente, salvaguardarse en el sentido que el profesional contable no se deje “ilusionar” del CUIF de la Supersolidaria olvidando los principios contables antes de reconocer un hecho económico.
  • Y los etcéteras que todos vivimos en el día a día para poder operar en cualquiera de nuestras organizaciones de economía solidaria.

Comparen ustedes mismos (as) estos contrastes Vs el contenido de las leyes 79 y 454 y, saquen sus propios conclusiones porque la mía es que la extemporaneidad en la expedición de marcos regulatorios que le den oxígeno al modelo mutualista, que de verdad lo fomente es de tal magnitud, que la mejor demostración se puede comprobar indicando que, excepto el cooperativismo de ahorro y crédito, por lo demás, el modelo mutualista se está marchitando y no lo digo yo, esto se demuestra fácilmente observando el número de organizaciones que reportan a la Supersolidaria, en lugar de crecer, decrece a pasos agigantados, veamos:

Año 2011 reportaron 5.949 *

Año 2021 reportaron 2.906 *

Diferencia: En un lapso de tiempo de 10 años, 3.043 empresas que o no reportaron, o se han disuelto.

Conclusión:  En una década disminuyó en 51% el número de empresas asociativas mutualistas que reportan a la Supersolidaria, la cifra lo dice todo.

* Fuente de los datos: https://www.supersolidaria.gov.co/es/entidades-vigiladas/entidades-vigiladas-que-reportan-informacion-por-ano

De aquí que, ya no requerimos más retazos a la ley marco, es urgente que no amaguemos con más CONPES que suponía la expedición de leyes y decretos desde finales del año pasado, pero que aún no nacen a la vida jurídica (según el mismo cronograma incluido en dichos CONPES), tratando de contentar el sentir empresarial y gremial de la economía solidaria.

En verdad es necesario que se desplieguen urgentemente leyes y decretos que fomenten decididamente el modelo asociativo mutualista, que se incluyan en las políticas públicas, que verdaderamente se les apoye para poder que se adapten de manera decidida a estas nuevas realidades, de lo contrario, mucho me temo que de continuar con este frenesí regulatorio diverso y permanente con más enfoque de supervisión que de fomento vs un mercado asociativo cada vez más asediado por la permanente disruptiva, acabará por postrar al cooperativismo hasta llevarlo a un libro empolvado ubicado en el anaquel de nuestros nietos.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *