En Diwali, el encanto navideño hindú justo en Kartika

En Diwali, el encanto navideño hindú justo en  Kartika

El Diwali, “renovación de la vida”, también conocido como Divali, Deepavali, Deepawal o festival de las luces o lámparas, es una fiesta hindú que dura cinco días y que se lleva a cabo en el mes de Kartika que comprende desde el 23 de octubre hasta el 21 de noviembre. Su nombre proviene de una leyenda originaria del norte de la India llamada ‘El Rey Rama de Ayodhy’ en cuyo recibimiento se utilizaron varias hileras de lámparas iluminadas.

Se considera prometedor emprender un nuevo proyecto o negocio durante esta festividad.

Durante esta celebración, que tiene lugar una vez al año, los hindús estrenan ropa nueva, decoran las casas, comparten dulces y disfrutan al sonido de los petardos y de increíbles espectáculos de fuegos artificiales. Incluso muchos pueblos instalan ferias. Es la entrada del año nuevo hindú y es una de las noches más importantes y felices del año.

Existen cantidad de leyendas relacionadas con la navidad hindú. Según una teoría, podría haberse creado como una fiesta de la cosecha. Durante estos días se venera a la diosa Lakshmi que representa la buena fortuna y la abundancia, del amor y la belleza, de la flor de loto y la fertilidad.

Lakshmi garantiza el bienestar y la prosperidad a los humanos en la tierra y la obtención de abundancia tanto material como espiritual. En Bengala se honra a Kali, la diosa del tiempo En el jainismo, Diwal tiene una importancia adicional por el Señor Mahavira, ya que es el día en que alcanza el Nirvana: la felicidad eterna.

5 díAS DURA EL DIWALI: LA NAVIDAD HINDÚ

Día 1: En el primer día, la limpieza de Primavera se lleva a cabo. Esta fase consiste en dejar impolutos los domicilios y los establecimientos. Para indicar la larga espera a la Diosa se dibujan por toda la casa pequeñas huellas de pies con harina de arroz y polvo de color bermellón.

Las casas se decoran con motivos tradicionales denominados ‘rangoli’.

Se cree que este día es esperanzador y las mujeres compran algo de plata u oro, o algunos utensilios para atraer a la buena suerte. En algunas partes de India, se rinde culto a algunos animales.

Lo más característico de este día es que las lámparas se mantienen encendidas en la noche como  reverencia a Lord Yama, el Dios de la muerte, que también recibe el nombre de Yamadeepdaan. Esto se hace para restar temor a la muerte prematura. Los hindúes consideran que este día es el cumpleaños de Dhanvantari, el Dios del Ayurveda, o el Médico de los Dioses, celebrado como Dhanvantari Jayanti.

Día 2: En el segundo día del Diwali es tradición levantarse temprano y tomar un baño antes de que salga el sol. La leyenda dice que el rey demonio Narakasur después de vencer a Lord Indra, arrebato los maravillosos aros de Aditi, la Diosa Madre y secuestró como prisioneras de su harén a dieciséis hijas descendientes de Dioses y santos.

Lord Krishna mató al demonio, liberó a las prisioneras y recuperó los valiosos aros de Aditi. Las mujeres de la ciudad untaron su cuerpo con aceite y le bañaron para eliminar la suciedad de su cuerpo. De esta manera, esta costumbre del baño por la mañana temprano representa victoria de la Divinidad sobre la Maldad.

Día 3: Es el principal día de las fiestas. Se cree que Lakshmi camina sobre el planeta tierra esa noche y deja caer bendiciones de abundancia y prosperidad. Las familias se reúnen para rezar a la diosa antes de la fiesta y los fuegos artificiales. Se hace sonar cantidad de petardos con el objetivo de alejar la oscuridad. Este es también el día en que Lord Rama regresó a casa con Sita y Lakshman después de 14 años en exilio y fue recibido con la hilera de lámparas encendidas, lo que da nombre a la celebración.

 

Este día se estrena ropa nueva, las mujeres suelen llevar blusas indias conocidas como saris y los hombres kurthas, túnicas a la altura de la rodilla por lo general bordadas de seda o de algodón con pantalones a juego.

Día 4: Tiene lugar el inicio del nuevo año hindú. Amigos y familiares se reúnen para intercambiar regalos y los mejores deseos para el nuevo año que está a punto de comenzar.

Día 5: En este día de la navidad hindú los hermanos visitan a las hermanas donde son recibidos con una gran comida formada por platos dulces como burfi, kilfi, pongal, rasgullas, jalebi o halva de zanahoria. Para muchas personas de la India, el Diwali es un día festivo sin carne, por lo que quien lo celebra se vuelve vegetariano.

https://www.bekianavidad.com/tradiciones/diwali-celebran-navidad-hindues/

Las brillantes arañas de Navidad

El hogar se había vuelto a inundar con el espíritu navideño, el olor a pan dulce y turrones impregnaba el ambiente y los colores chispeaban por doquier. La madre se había encargado de que ese año la casa estuviera reluciente para la celebración. Había limpiado con esmero hasta el último rincón del hogar, de manera que no quedasen restos de polvo o suciedad.

Sin embargo, en su afán de limpieza había roto unas minúsculas telarañas que hacía años formaban parte del salón y daban refugio a unas pequeñas arañitas que disfrutaban en especial de aquellas fechas. Al ser despojadas de su hogar, las arañitas no tuvieron más remedio que huir desoladas hacia un rincón oscuro en el ático.

A medida que se acercaba la Navidad, el sentimiento festivo se apoderaba aún más de aquel hogar, y una tarde toda la familia se dispuso a decorar un inmenso árbol. La madre, el padre y los dos hijos colocaron los adornos navideños y luego se fueron a dormir.

Mientras tanto, las arañitas lloraban desconsoladamente porque se iban a perder la mañana de Navidad, cuando los niños abrían sus regalos. Cuando parecían haber perdido toda la esperanza, a una de las arañas más viejas y sabias se le ocurrió que quizá podían ver la escena escondidas en un pequeño orificio del salón que solo ella conocía.

Todas estuvieron de acuerdo y de manera silenciosa salieron de su escondite para llegar hasta la pequeña grieta del salón. Antes de llegar fueron sorprendidas por un gran estruendo y corrieron hacia el árbol navideño buscando refugio para que no las descubrieran.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *