Entre ‘El Gato Volador y otros roedores’ se mueven candidaturas

Entre ‘El Gato Volador y otros roedores’ se mueven candidaturas

Que más necesita el Equipo Colombia de Peñalosa, Barguil, Federico, Aidé, para pronunciarse en cuanto a la presencia en ese grupo de Alex Char, que al parecer está involucrado hasta los tuétanos con la compra de votos por sus mochileros en la Costa Atlántica. Edición y comentario wiltonrizzo@ecosolidario.com.co

Aquí en las notas que publicamos del Diario del Magdalena y de La Silla Vacía hay suficientes pruebas para que las autoridades actúen y quienes se consideran guardianes anticorrupción no sigan en la complacencia con quien esté involucrado en corrupción. “Para muestra un botón a la camisa”.

Revelan audio que comprometería a ‘El Gato Volador’. Se conoció ayer un nuevo audio en el que se menciona al actual congresista Laureano Acuña, conocido como “El Gato Volador”. El escándalo por el caso de la supuesta compra de votos en el Atlántico no se detiene. La protagonista principal es la ex congresista y hoy prófuga de la justicia, Aida Merlano, quien, en sus testimonios ante la Corte Suprema de Justicia, ha salpicado a las poderosas casas políticas de los Char y los Gerleín.

‘El Gato Volador’ Está en el cielo del poder atlanticense, al lado de políticos profesionales, sinónimo de poderío costeño, como los Char, los Name y los Gerlein. Y sin venir de cuna de oro como ellos, sino de uno de los sectores barranquilleros más pobres.

Este miércoles, se conoció un nuevo audio en el que se menciona al actual congresista Laureano Acuña, conocido como “El Gato Volador”. POSTED BY: CUARTO DE HORA

Corrupción desde el recinto del H. Congreso de la República

El audio publicado por Del Río, de dos minutos y veinte segundos, según el abogado, ocurrió en medio de una sesión del Congreso, cuando Acuña conversaba con Edison Massa, candidato a la Cámara de Representantes por el partido Vamos Juntos.

https://www.youtube.com/watch?v=eQuxflyQpvY

A través de su cuenta de Twitter, el abogado de Merlano, Miguel Ángel del Río, reveló un audio del pasado mes de noviembre que comprometería al senador Laureano Acuña, quien milita en el Partido Conservador y quien, además, es miembro del comité de ética del Senado.

En la grabación se escucha a ambos congresistas hablar sobre la presunta compra de 70.000 votos en el Atlántico en estas elecciones.

“Quiero hacer la campaña con tranquilidad mi hermano. Yo lo que quiero que entiendas viejo Massa es que el Atlántico es más costoso que cualquier departamento. Ya es el momento también de ponernos a sacar cuentas. Porque yo también tengo mi techo. Yo también tengo mis compromisos por fuera que no puedo dejar tirados. Bien sea que vaya con quien vaya, contigo en el Atlántico, tengo la tranquilidad que no nos van a derrotar. Yo por fuera voy a hablar con unos alcaldes directamente y ponemos unos voticos al Negro Martínez (inaudible) o al que sea”, dice Acuña.

En otro momento del audio se escucha en la conversación de Acuña: Yo al final le puedo decir al alcalde: “vota por mí, mi hermano, o una Cámara que tengo acá para que te ganes un billetico, y con esa platica lo pones a votar y yo me desenredo de este. Los manes lo que quieren es ganarse su platica. Los manes van a coger los tres concejales de ahí (…) sus amigos para ellos después tomar, pero ellos al final tienen que dar de su cuenta su bocado, a revisar qué es lo que tenemos que movilizar en el Atlántico, pa’ poder cuadrar 70.000 votos. Mínimo tenemos que comprar 70.000 votos, de ahí nos vamos empujaos”.

Posteriormente, se escucha: “Eso está claro, 70.000 votos y yo no quiero hacer una campaña loca. Vamos a coger y vamos a zonificar, unos 150.000 o 200.000, para después decir: apenas van 140.000. Si nosotros vamos a hacer una campaña (…) vamos a coger municipio por municipio y vamos a decir: en Lauraco vamos a poner 800 votos. Que vamos a poner qué Fulana, y qué Fulana vamos a sentarla acá. ¿Ustedes nos pueden recoger 800 votos? Sí, nosotros podemos recogerles 800 votos. Les vamos a pagar eso y de ahí juro (…) no nos podemos bajar. Porque usted sabe que se jode esta mondá”.

‘El Gato Volador’ inició su actividad en el barrio ‘La cuchilla de Villate’, ubicado en el occidente de Barranquilla, su primer trabajo fue de mochilero, según un informe del periodista Daniel Coronell. Es una la unidad básica de la industria de la compra de votos en Barranquilla, es quien da la plata y trata de conseguir un recibo de quien vendió su voto.

Las indagaciones contra Acuña se dieron en el marco de una indagación preliminar que se adelanta desde junio de 2020 en contra del senador y expresidente del Congreso Arturo Char, hermano de Alejandro Char, en la que se compulsaron copias en contra Arturo y 16 personas más, entre ellas, el senador Laureano Augusto Acuña Díaz. /Colprensa.

https://www.hoydiariodelmagdalena.com.co/archivos/634212/revelan-audio-que-comprometeria-a-el-gato-volador/

EL GATO QUE VOLÓ DE ‘MOCHILERO’ A SENADOR

Octubre 04, 2015

Laura Ardila Arrieta

El senador Laureano Acuña no multiplica panes ni peces sino votos. Cuando en el 2000 llegó por primera vez al Concejo de Barranquilla, convirtió el cemento, los bloques y las tejas que le habían dado sus jefes políticos, para repartirlos y conseguir tres mil apoyos, en 8.400 sufragios que lo volvieron el tercer concejal más votado de la ciudad. Diez años después, cuando debutó a la Cámara, alcanzó la segunda votación del país, apenas por debajo del líder liberal Simón Gaviria. Y en 2014, en su llegada al Senado, fue el cuarto más votado de la lista conservadora a nivel nacional por encima de caciques como Hernán Andrade.

Le dicen ‘el gato volador’, pero no por su capacidad de volar por encima de otros políticos con más experiencia, sino porque a los cuatro días de haber sido elegido por primera vez concejal se le ‘voló’ al grupo que lo apoyó: el del poderoso Roberto Gerlein, el senador más viejo del Congreso.

Además, entonces estaba de moda en la Costa el famoso reggaetón:

Hago como iguana, hago como mosquito, hago como pollito, hago como ballena, hago como vaca ‘muuuu’, pero ustedes lo que quieren es: ¡el gato voladoooooor!

Un gato muy volador que, con apenas un año en el Senado y un periodo en la Cámara, en los que su mayor figuración nacional ha sido por haber aparecido en un video aparentemente pasado de tragos y negándose a hacerse la prueba de alcoholemia, ya tiene su nombre por los aires.

https://www.lasillavacia.com/historias/silla-nacional/el-gato-que-volo-de-mochilero-a-senador/

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *