Entre primera línea nadaísmo y contra protesta aparece Simona

Entre primera línea nadaísmo y contra protesta aparece Simona

Comentario wiltonrizzo@ecosolidario.com.co El mundo cambia, la tierra se mueve, la mujer va dando pasos fuertes y seguros en la innovación social, que clase de sociedad es esta, que se sorprende, porque una mujer con los ovarios bien puestos, entra a protestar a una iglesia, donde se reúnen las personas a reflexionar … Simona, hace un llamado a la paz, a la justicia a deponer las armas, a despertar el fuego en los corazones, acaso es nuevo, ese es el lenguaje eclesiástico.

Claro, que horror de la otra orilla, la gente del común no para de extrañar, porque ante injusticias de violaciones, autoridades eclesiásticas ocultan a esos delincuentes violadores y dejan a las víctimas con el daño moral, físico y sicológico, mientras sus “religiosos violadores” continúan engañando con las epístolas y encíclicas como arsenal que hace parte de sus herramientas para sus perversas actuaciones.

Simona es la representación de un montón de mujeres que protestan en todas partes, porque la mujer en esta sociedad lleva la peor parte en todo y por todo. Simona es voz y presencia reivindicativa al ruido ensordecedor de esas caravanas de corrupción que saltan envenados por la codicia desde ocultos, como visibles despachos públicos y privados para depredar y menguar los ingresos de los más vaciados, para mutilar sus oportunidades, cuyos gobiernos aceptan, hacen parte o son cómplices a la vez o por separado, desde la presidencia, la vicepresidencia, los ministerios, las unidades administrativas especiales, las superintendencias, los despachos judiciales y fiscales y demás.

Y ante tanta injustica el silencio también se rebotó y se emberracó y brincan a su manera los ofendidos y quieren hacerse oír. Sociedad Indolente, no siga en la sordera secular, la avalancha de la masa informe los llevará en sus corrientes junto a sus cerraduras, rejas y estructuras de hierro y acero que protegen sus encarceladas vidas entre barrotes, que así sean de oro, no dejan de ser la señal que se amurallan para defenderse de sus corrupciones, desmanes y criminales actuaciones.

“Simona, la chica encapuchada que irrumpió en la Catedral de Bogotá. Dijo: “¿De qué paz hablamos?” grito en la iglesia buscando provocar con notoria puesta en escena. reza su consigna: “Gritamos y poetizamos ante lo injusto, ellos exigen fuego en sus armas, nosotros fuego en los corazones”. Simona, líder del grupo, forma parte de la Primera Línea y de los Escudos Azules, estudió artes plásticas en la Universidad Distrital.” Parte tomadas para este último párrafo de Las 2Orillas. Wr.

“Por: Las2orillas | marzo 21, 2022 La gente no sabía de Simona hasta mayo del 2021. En las protestas contra la Reforma Tributaria presentada al congreso por el entonces ministro de Hacienda Alberto Carrasquilla, la mujer, cuyo verdadero nombre es Giovanna Ramirez, hizo la más sonada de todas: un performance frente al edificio de la Revista Semana, usando anilina roja y señalando al medio y a su directora, Vicky Dávila, de haberla encausado hacía una derecha radical. A pesar del estigma con el que periodistas presentaron la protesta, esta no dejó de tomarse como una propuesta estética, un performance del grupo al que pertenecía Ramírez Verdugo, la Red de Artistas de Resistencia.

En su cuenta de Twitter, que ha crecido de un año para acá a 16 mil usuarios, reza su consigna que es “Gritamos y poetizamos ante lo injusto, ellos exigen fuego en sus armas, nosotros fuego en los corazones”. Simona, quien es la líder del grupo y que, además, forma parte de la Primera Línea y de los Escudos Azules, estudió artes plásticas en la Universidad Distrital.

Inspirada en el movimiento Nadaista, quien azotó a la anquilosada sociedad paisa en los sesenta irrumpiendo en sermones en iglesia o leyendo en cementerios su manifiesto escrito en papel higiénico, la R.A.R hizo una de las más escandalosas de sus apariciones interrumpiendo una misa en la Catedral primada de Colombia. En este video quedó estipulado lo que decían

Lo que decía Simona en la catedral fue lo siguiente: “Y las autoridades crueles están mirando para otro lado / La Paz de Dios / ¿Paz? ¿De qué paz hablamos?”, grita la mujer a quien, además, se le escuchan frases que mencionan “el aniquilamiento de los pueblos”, “la sangre de hermanos y hermanas”, “de quienes luchan por la vida. ¿De qué paz hablamos? Cuando olvidamos amarnos los unos a los otros”

Inspiradas en películas como 12 monos o en novelas gráficas como V de Venganza, Simona y su grupo han movido la protesta ciudadana con performance tan mediáticos como la colatón a Transmilenio después del significativo aumento este año en el precio del pasaje.

Hasta el momento lo único que ha pasado es que Twitter les cerró la cuenta a la Red de Artistas de Resistencia pero ni la policía, ni la iglesia, ven que sea necesario buscar castigo mayores a pesar de lo que dicen periodistas como Vicky Dávila

La iglesia ha afirmado que este tipo de eventos pasan seguido ya que la catedral está frente a la plaza de Bolívar, escenario de las más masivas protestas del país. *Parte de la información tomada del diario EL TIEMPO. https://www.las2orillas.co/simona-la-muchacha-encapuchada-que-irrumpio-en-la-catedral-de-bogota/

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *