Error contable que acumula cuatro años

Error contable que acumula cuatro años

Los gerentes y contadores de las empresas de economía solidaria deben saber que las NIIF van en serio, llegaron para quedarse y no pueden seguir  a punto de plan de cuentas.

Carlos Rodríguez Molina

Cali 1º de agosto de 2019

Últimamente estoy recurriendo al retrovisor de nuestras publicaciones para verificar, qué del camino recorrido falta por ajustar en materia de información financiera y aseguramiento de información.

Producto de este ejercicio retomé la columna  de junio del 2016 vinculada con unas apreciaciones que tenía en su momento sobre los excedentes acumulados por conversión originados en el ESFA (Estado de Situación Financiera de Apertura) monto que reconocimos en enero de 2015.

¡Oigan, miren, vean! que vaina, ya vamos para cinco años y pareciera que el ESFA fue un ejercicio contable que desarrollamos hace tal vez un par de años.

Verificación SES -6 dígitos a cambio de 2

Sucede que haciendo bien la tarea, me tomé el trabajo de verificar en detalle la información financiera reportada oficialmente por parte de las cooperativas con actividad financiera (tomé este referente porque las cifras reportadas a la SES están a nivel más detallado de seis dígitos, a cambio de dos dígitos como es la publicada para la generalidad de reportes de las demás cooperativas, fondos de empleados y asociaciones mutuales).

Ojo al taxímetro de 5º año

En este orden de ideas, según mis estimaciones, concluí que un gran porcentaje de las cooperativas con actividad financiera analizadas y por defecto el resto de las entidades, deberían revisar urgentemente los movimientos contables de esta importante partida, antes que el taxímetro corone el quinto año y continúen arrastrando un error contable que se acumula desde ese entonces.

Concretamente a la fecha de la presente publicación, en la cuenta de resultados acumulados por conversión o adopción por primera vez aún se preserva el mismo saldo que se arrastra desde enero de 2015,

Muy a pesar que la condición para las cuentas de patrimonio es que por sus características solo se pueden debitar al momento de liquidar la entidad, para esa cuenta en particular la Supersolidaria ya había impartido instrucciones en el sentido que dependiendo de si el saldo en la cuenta del ESFA era positivo se debería proceder de una manera y si era negativo de otra.

Al final, esa cuenta que no se nutrió de excedentes generados de los flujos de la operación sino de un ejercicio de conversión contable no se eternizara en el patrimonio restando con ello razonabilidad a los saldos de ésta estructura de la situación financiera.

Yerro acumulado

Con fundamento en estos hallazgos, finalizo la presente publicación con una invitación directa y formal para que todas las organizaciones de economía solidaria se tomen el trabajo de revisar los saldos que arrastran en la cuenta descrita.

Para que hagan el ejercicio y puedan identificar si acumulan o no un error contable que pudiera llegar a tener características de materialidad y por ende influir en las acciones  de los tomadores de decisiones económicas.

Es decir, que puedan afectar el concepto de razonabilidad de los estados financieros, reitero, dependiendo de la importancia relativa del error contable acumulado al menos durante cuatro años.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *