Es necesario apuntarle más a la filosofía del modelo para cautivar al asociado

Es necesario apuntarle más a la filosofía del modelo para cautivar al asociado

José Joaquín Gómez Rondón, asociado fundador de Beneficiar, nos da su visión sobre el cooperativismo de hoy.

Bucaramanga, 3 de octubre de 2019

Redacción Ecosolidario

La verdad el cooperativismo de hoy desde mi posición muy personal es una gran preocupación, sobre todo porque veo que no hay realmente una formación en principios y valores del cooperativismo, la conciencia en sus directivos, en sus gerentes, en sus administradores de lo que es un movimiento social con capacidad para disminuir la pobreza en cualquier tipo de sociedad.

Lamentablemente esa falta de preparación, de convicción, de mantener unos elementos diferenciadores de lo que es la empresa que se dedica al ánimo de lucro, a la explotación del capital y no a la satisfacción del servicio del ciudadano necesitado.

Es una gran preocupación, que es una ausencia que no todo dentro del cooperativismo y que emana incluso de las propias autoridades que nos controlan, de quienes deberían hacer promoción del cooperativismo, estímulos al cooperativismo de entidades juiciosas como Fogacoop que hacen análisis a las cooperativas, pero que le hacen análisis con unos indicadores propios comparándolos con unos pares que son del sector comercial, del sector de animo de lucro y le exigen que se comporte como tal.

Cuando realmente tendríamos que hacer era unos indicadores especiales y adecuados para nuestro sector, que muestren el crecimiento de nuestra base social y no la generación de utilidades de una empresa.

Indicadores sociales

Fundamentalmente indicadores de crecimiento del asociado, de quien acude a estos organismos asociativos precisamente para defenderse de sistemas voraces como el capitalismo, porque así lo es, es irracional y lo que preocupa es la generación de utilidades y no el crecimiento del grupo familiar de la persona, del ser humano como tal.

El asociado se mantiene más alejado ahora del cooperativismo, va a asociarse, saca el crédito y no vuelve.

También nos falta precisamente educar desde la niñez en otras formas de sociedad, en otras formas de gobernabilidad, en otros sistemas que pueden ser precisamente una solución especialmente para las clases menos favorecidas que son realmente nuestro grupo al cual nosotros le apuntamos porque es el que necesita satisfacer unas necesidades

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *