Fernando Botero su legado, vida y obra, el boterismo

Fernando Botero su legado, vida y obra, el boterismo

Bogotá, 5 de mayo de 2022

Stella Henríquez Jiménez, periodista

La Maternidad está en Oviedo, Asturias – España.

Son muy pocos los artistas hispanoamericanos con tanta trayectoria y reconocimiento a nivel internacional como nuestro pintor, escultor y dibujante colombiano, Fernando Botero Angulo (Medellín 19 de abril de 1.932). Graduado en el Liceo de la Universidad de Antioquia, es el segundo de los tres hijos del matrimonio de David Botero Mejía y Flora Angulo de Botero. Aunque asistió en Madrid a la Academia de San Fernando y en Florencia a la de San Marcos, lo hizo por un lapso muy breve, razón por la cual su formación artística se considera autodidacta.

Dueño de un personalísimo estilo, fácilmente identificable por el agrandamiento y deformación de los volúmenes, realiza figuras más robustas y gruesas que lo habitual, es decir “gordas”, ha sido merecedor de grandes elogios de los críticos expertos en la materia y de un selecto público amante de las artes, la pintura y la escultura.

Su inconfundible inclinación hacia lo “grotesco” queda al descubierto por las recurrentes imágenes deformadas, que dan lugar a una interpretación sarcástica de la sociedad actual. Por su estilo tan original y figurativo, sus pinturas y esculturas ya tienen nombre oficial: el “boterismo “

Después de finalizar sus estudios de secundaria en 1950, se trasladó el año siguiente a Bogotá en donde tuvo algunos acercamientos con reconocidos intelectuales de la época. Allí y ese mismo año presentó sus 2 primeras exposiciones individuales en la galería Leo Matiz.

Con las ganancias obtenidas por la venta de algunas piezas viajó a Tolú, pequeña ciudad del caribe colombiano, cuyos paisajes fueron su inspiración para el cuadro “Frente al mar” (1952), obra con la que obtuvo el segundo lugar en el IX Salón Nacional de Artistas; con el dinero obtenido por ese premio, abordó un barco rumbo a Europa para continuar su formación como pintor.

En 1955 regresa a Colombia y se instala en Bogotá donde expone su obra en la Biblioteca Nacional. Su primera exposición internacional fue organizada en Estados Unidos en 1962, recibiendo las mejores críticas y grandes elogios del mundo del arte, dando inicio a una etapa de muestras y exposiciones entre Estados Unidos, Europa y Colombia.

Pedrito Botero

Foto El Colombiano.

En 1970 nació en Nueva York su hijo Pedro Botero, llamado Pedrito. Paralelamente, su fama mundial aumentaba cada vez más y lo convirtió en ese entonces en el escultor viviente más cotizado del planeta. En 1974, cuando su hijo apenas tenía cuatro años, Botero tuvo un accidente de tránsito en España, lo que le costó la vida a Pedrito.

La muerte de su hijo dejaría trazos en la obra de Botero que, a partir de ese momento, comenzó a tener cambios profundos, considerados por la crítica como huellas de la pérdida de su hijo. Además, su matrimonio con Cecilia Zambrano no superó la pérdida de Pedrito y Botero se separó por segunda vez. Fuente https://es.wikipedia.org/wiki/Fernando_Botero#

Un año antes, él se había instalado en París y había comenzado a trabajar la escultura. En 1976, Botero hizo una donación de dieciséis de sus obras al Museo de Antioquia, que le consagró una sala permanente para sus obras, la sala Pedrito Botero.

Mujer con espejo de Fernando Botero se encuentra en Madrid, en la plaza de Colón.

Gato (1990), Rambla del Raval, Barcelona.

Donaciones de Botero

Museo de Antioquia y Plaza Botero, Medellín Colombia.

En 1976, primera donación de Botero al Museo de Antioquia, siete óleos, un pastel y dos acuarelas.

A principios de los años 1980, donó al Museo de Antioquia 6 óleos.

En 1984 donó al Museo de Antioquia 16 esculturas y 18 pinturas a la Biblioteca Nacional de Colombia en Bogotá.

En 1992 donó a Santiago de Chile la escultura de un caballo, la que fue ubicada frente al Museo de Arte Contemporáneo en el Parque Forestal.

En 1998 Botero donó al Banco de la República de Colombia, una importante colección, consistente en 203 obras, 123 obras de su autoría y 87 de artistas internacionales al Museo Botero en Bogotá.

En 2000, el Museo de Antioquia recibió por parte del maestro una donación de 114 pinturas (óleos, acuarelas y dibujos) del maestro, 23 esculturas que hoy componen la Plaza Botero y 21 obras de artistas internacionales de su colección personal.

En 2004, efectuó una nueva donación. En esta ocasión al Museo Nacional de Colombia, consistente en las obras de la serie sobre la violencia, denominada El dolor de Colombia, integrada por 23 óleos y 27 dibujos.

En el año 2007, donó 47 obras de la serie Abu Ghraib, a la Universidad de California, Berkeley, que se expone en su sede.

En el año 2012, dona la serie El Viacrucis al Museo de Antioquia. Tomado de https://es.wikipedia.org/wiki/Fernando_Botero.   stellahenriquez53@gmail.com

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *