Fusagasuga, territorio para que los gobiernos le pongan cuidado

Fusagasuga, territorio para que los gobiernos le pongan cuidado

wiltonrizzo@hotmail.com Los alcaldes de esta zona del Sumapaz nada hacen para evitar el abuso en el costo de los productos que se comercializan en Fusagasugá, población a dos horas de Bogotá con trancón; un comercio activo en expansión y un alargado crecimiento barrial,  imparable –desordenado– Fenómeno que la corrupción, el narco y el microtráfico, la especulación en el comercio de productos industriales como agrícolas y ganaderos y de otras especies. Si los gobiernos nacional, municipal y departamental no le ponen cuidado estas ciudades intermedias, el futuro para sus habitantes será peor que el de las grandes urbes colombinas.

Abuso por parte de taxistas y un servicio de transporte deficiente e insuficiente a las veredas donde se cobran a ojímetro precios exageradamente costos.

Sin embargo, ni el departamento de Cundinamarca, ni el municipio de Fusagasugá como las alcaldías de los municipios adyacentes de la región del Sumapaz toman las medidas necesarias para controlar estos abusos, tanto en los precios de los productos como en los medios de transporte.

En la Plaza Principal no se guardan las normas mínimas de aseo y los protocolos Covid no se aplican con rigor en la actualidad. Sobre este aspecto el del Covid 19, incluimos un informe de afectados y muertes publicado por la alcaldía el 18 de febrero.

No hay presencia del gobierno nacional, eso si, llegan de Bogotá y de otras ciudades caravanas de personas, entre y fines de semana a contaminar excesivamente con botellas, latas de cervezas, gaseosas y plástico por toneladas. las vías que unen a Fusagasugá con Bogotá y Girardot quedan invadidas.  Basta dar un vistazo al viajar por estas regiones y observar al lado y lado de la vía el desastre ecológico.

https://www.google.com  la fue tomada del link anterior.

Las veredas de Silvania como de otros municipios no tienen recolección de basuras, en esta zona del Sumapaz, la contaminación de ríos, vertientes medianas grandes y pequeñas es fatal con la naturaleza, la Gobernación de Cundinamarca no hace presencia por estas tierras que son  parte de la geografía nacional.

Los alcaldes tampoco llegan a las veredas, ellos gobiernan desde sus casas y desde Bogotá, claro dando un paseo por sus despachos.

Si los gobiernos nacional, municipal y departamental no le ponen cuidado a estas ciudades intermedias, el futuro para sus habitantes será peor que en las grandes urbes colombianas.

 

 

 

 

 

 

 

 

wiltonrizzo@hotmail.com Los alcaldes de esta zona del Sumapaz nada hacen para evitar el abuso en el costo de los productos que se comercializan en Fusagasugá, población a dos horas de Bogotá con trancón; un comercio activo en expansión y un alargado crecimiento barrial,  imparable –desordenado– Fenomeno que la corrupción, el narco y el microtráfico, la especulación en el comercio de productos industriales como agrícolas y ganaderos y de otras especies. Si los gobiernos nacional, municipal y departamental no le ponen cuidado estas ciudades intermedias, el futuro para sus habitantes será peor que el de las grandes urbes colombinas.

Abuso por parte de taxistas y un servicio de transporte deficiente e insuficiente a las veredas donde se cobran a ojímetro precios exageradamente costos.

Sin embargo, ni el departamento de Cundinamara, ni el municipio de Fusagasugá como las alcaldías de los municipios adyacentes de la región del Sumapaz toman las medidas necesarias para controlar estos abusos, tanto en los precios de los productos como en los medios de trasnporte.

En la Plaza Principal no se guardan las normas mínimas de aseo y los protocolos Covid no se aplican con rigor en la actualidad. Sobre este aspecto el del Covid 19, inluimos un informe de afectados y muertes publicado por la alcaldía el 18 de febrero.                                                                                                                                           No hay presencia del gobierno nacional, eso si, llegan de Bogotá y de otras ciudades caravanas de personas, entre y fines de semana a contaminar excesivamente con botellas, latas cervezas y gaseosas y plástico por toneladas. las vías que unen a Fusagasugá con Bogotá y Girardot quedan invandidas.  Basta dar un vistazo al viajar por estas regiones y observar al lado y lado de la vía el desastre ecológico.

https://www.google.com  la fue tomada del link anterior.

Las veredas de Silvania como de otros municipios no tienen recolección de basuras, en esta zona del Sumapaz, a contaminación de ríos, vertientes medianas grandes y pequeñas es fatal con la naturaleza, la Gobernación de Cundinamarca no hacen presencia por estas tierras que son  parte la geografía nacional.

Los alcaldes tampoco llegan a las veredas, ellos gobiernan desde sus casas y desde Bogotá, claro dando un paseo por sus despachos.

Si los gobiernos nacional, municipal y departamental no le ponen cuidado a estas ciudades intermedias, el futuro para sus habitantes será peor que el de las grandes urbes colombinas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *