Generación Z la más firme con el crédito

Generación Z la más firme con el crédito

Por 

Casi 1 millón de consumidores colombianos de la Generación Z entre 18 y 24 años tienen actualmente productos de crédito tradicionales del sector financiero.

De acuerdo a un nuevo estudio de TransUnion, los consumidores colombianos de la Generación Z, aquellos nacidos en 1995 o después, ya son más activos en su vida crediticia que la generación anterior de Millennials en el mismo punto de sus vidas.

Son 2,8 millones los jóvenes de esta generación entre los 18 y 24 años que tienen deuda en el sector financiero o real. Los productos de crédito tradicionales del sector financiero más populares entre los consumidores de la Generación Z son la tarjeta de crédito tradicional y el crédito educativo.

Si además se incluyen las obligaciones del sector real es más probable que tengan una obligación contraída con el sector de telecomunicaciones. El estudio de TransUnion exploró la actividad crediticia de los consumidores de la Generación Z (también conocidos como Gen Z) en mercados de crédito emergentes como Colombia, India y Sudáfrica, así como también en mercados de crédito más establecidos como Canadá, Hong Kong y Estados Unidos.

El estudio analizó los datos de crédito al segundo trimestre de 2019 de más de 33 millones de consumidores de la Generación Z a nivel mundial, con el objetivo de entender sus comportamientos crediticios por país, observando específicamente actividad crediticia, originaciones, preferencias por producto y saldos.

El porcentaje de población colombiana que se clasificó como Generación Z al segundo trimestre de 2019 fue 40%. El porcentaje de la población que era Gen Z y además 18 años o mayor, y por lo tanto potencialmente elegible para solicitar un crédito, era 10%. Esto se traduce en 5,3 millones de consumidores.

El estudio de TransUnion reveló que el 19% de este último grupo tenían productos de crédito tradicionales del sector financiero en el segundo trimestre de 2019, este porcentaje es mayor al de los Millennials colombianos en el segundo trimestre de 2012 (10%) en el mismo punto de sus vidas. Cuando incluimos al sector real, el porcentaje de consumidores de la Generación Z con obligaciones en el sector financiero o sector real en el segundo trimestre de 2019 era 53%, en comparación con 20% de sus homólogos de la generación Millennial en el segundo trimestre de 2012.

Virginia Olivella
Foto Diariolaeconomia.com

La Gerente Senior de Investigación y Consultoría de TransUnion Colombia, Virginia Olivella señaló igualmente que la Generación Z es la primera generación de nativos digitales, y ha llegado a tener una experiencia de consumo perfecta en todos los ámbitos de la vida, incluida la forma en que acceden, usan y administran el crédito, “Creemos que el deseo de adquirir créditos entre esta generación es significativo y está creciendo, igual pensamos que la forma en que usan y solicitan crédito generará un nivel de demanda aún mayor. Nuestro estudio muestra que es fundamental para las entidades otorgantes de crédito tener la capacidad de tomar decisiones más informadas sobre prospectos con el fin de ganar su confianza, así como su negocio”, puntualizó.

Créditos del Sector Financiero vs. Sector Real

En casi todos los mercados internacionales evaluados en el estudio, los registros de crédito de consumo solo incluyen productos tradicionales del sector financiero, como tarjetas de crédito, créditos de vehículo, créditos de vivienda, libre inversión y créditos educativos y no incluyen productos alternativos.

Estos productos alternativos abarcan elementos como servicios de telecomunicaciones y productos de financiación directa por parte de comercios (a menudo conocidos como “sector real”). Dentro de este estudio, solo los consumidores con un producto de crédito tradicional del sector financiero fueron considerados como consumidores de crédito activos.

Sin embargo, en el estudio se consideró también una categoría más amplia de consumidores sujetos de crédito, que incluye además aquellos consumidores con productos del sector real. Debido a que los datos de TransUnion Colombia incluyen este tipo de información, tienen el potencial de ayudar a más consumidores de la Generación Z a acceder a otras formas de crédito.

Casi la mitad (44%) de la población colombiana de la Generación Z que es considerada como sujeto de crédito lo es por el uso de productos como los servicios de telecomunicaciones. La financiación directa por parte de comercios también es ampliamente utilizada por los consumidores de la Generación Z en Colombia, con una cobertura del 29%.

Al analizar los créditos del sector financiero, los productos más comunes entre los consumidores de crédito activos de la Generación Z de Colombia son las tarjetas de crédito tradicionales (32%), los créditos educativos (22%) y las tarjetas de marca privada (20%).

Aunque los productos del sector real tienen el mayor porcentaje dentro de los consumidores sujetos de crédito de la Generación Z en Colombia, el estudio reveló que los productos que están creciendo a una tasa más rápida entre esta generación son del sector financiero.

Una comparación de las originaciones, nuevas cuentas abiertas, año contra año, mostró que los créditos de las FinTech están creciendo a la tasa más rápida (728%), seguidos por los créditos rotativos (294%) y los créditos de libre inversión (115%).

Olivella continuó: “Los consumidores más jóvenes a menudo no tienen las historias de crédito tradicionales que las entidades de crédito suelen usar para tomar decisiones de riesgo. A medida que más consumidores de la Generación Z ingresan al mercado, es importante que las entidades aprovechen datos adicionales como la información de tendencia y del sector real para entender mejor los perfiles de riesgo de estos consumidores y así tomar decisiones más informadas para poder otorgar ofertas más aceradas. En última instancia, estas soluciones pueden ayudar a proporcionar acceso a productos de crédito tradicionales a más consumidores, lo que puede conducir a un mejor futuro financiero para muchos”.

Generación Z vs. Millennials

Foto de pixabayEl estudio también comparó la actividad crediticia y el desempeño de los consumidores colombianos de la Generación Z con los Millennials colombianos (consumidores nacidos entre 1980 y 1994). Para asegurar una comparación precisa, TransUnion observó a los Millennials que tenían entre 18 y 24 años en 2012 y a los consumidores de la Generación Z que tenían entre 18 y 24 años en el 2019. En la mayoría de los productos de crédito tradicionales, las tenencias de productos de estos dos grupos fueron similares; sin embargo, dentro de las obligaciones del sector real, TransUnion observó algunas diferencias entre generaciones.

Por ejemplo, al comparar estos grupos a las mismas edades, los consumidores de la Generación Z tienen una mayor proporción de consumidores con obligaciones de telecomunicaciones (44%) en relación a los Millennials (35%). Esto podría deberse a su cultura más digital, dado que el teléfono es la forma en que los consumidores de la Gen Z acceden, usan y administran la mayoría de los aspectos de su vida. Además, al considerar la financiación directa por parte de los comercios, más consumidores de la Generación Z tienen este tipo de crédito (29%) en comparación con los Millennials (19%) a la misma edad.

Finalmente, a pesar de que TransUnion observa preferencias similares entre los dos grupos con respecto a la mayoría de los productos de crédito tradicionales, existen diferencias significativas dentro de las tarjetas de crédito tradicionales y los créditos de libre inversión. Un porcentaje más alto de consumidores de crédito activos de la Gen Z posee una tarjeta de crédito tradicional en comparación con los Millennials del mismo rango de edad (32% frente a 24%), mientras que un porcentaje menor posee un crédito de libre inversión (16% frente a 22%). Esto podría reflejar el hecho de que las tarjetas de crédito se han vuelto más fácilmente accesibles para los consumidores jóvenes, debido en parte al aumento en el uso de datos tales como datos de tendencia y del sector real.

Comparaciones Internacionales

Según el estudio, existe una división relativamente amplia en la forma en que la Generación Z aborda el crédito en los mercados de crédito emergentes versus los establecidos. Mientras que en la mayoría de los mercados establecidos más de la mitad de la Generación Z ya tienen crédito activo, los porcentajes caen significativamente para los mercados emergentes.

Los mercados emergentes estudiados (Colombia, India y Sudáfrica) tienen economías crediticias menos establecidas o desarrolladas. En Sudáfrica e India, debido a que los emisores tradicionales de tarjetas de crédito tienden a tener políticas de originación más conservadoras, la penetración de la tarjeta de crédito es menor. Como tal, otros productos sirven como punto de entrada al crédito para los consumidores de la Generación Z. En particular, en Sudáfrica, solo el 5% de los consumidores de crédito activos de la Generación Z tiene una tarjeta de crédito; en cambio, el crédito emitido por minoristas (un crédito emitido por un comercio minorista de ropa o indumentaria, por ejemplo) es el producto más común con un 66%. En India, el producto más popular para los consumidores de la Generación Z es el crédito para motocicletas, con una penetración del mercado del 21%, mientras que solo el 11% tiene una tarjeta de crédito.

Colombia es una notable excepción dentro de las economías de crédito menos establecidas, con las tarjetas de crédito como el producto crediticio tradicional más popular entre la Generación Z. Sin embargo, dado que estos consumidores son relativamente nuevos al crédito y tienen perfiles más riesgosos que la población de crédito colombiana mayor, las entidades generalmente otorgan límites de crédito más pequeños a los consumidores de la Generación Z para poder administrar mejor el riesgo. Como resultado de estos menores cupos, la Generación Z tiene una capacidad más limitada para construir saldos en sus tarjetas en comparación con consumidores mayores.

En Colombia, el 28% de los consumidores de la Generación Z que tienen productos en el sector financiero usan activamente una tarjeta de crédito y tienen un saldo promedio por tarjeta de 1,2 millones de pesos. Esto se compara con el 38% del total de la población de crédito activa en Colombia que usa una tarjeta de crédito y mantiene un saldo promedio por tarjeta de 2,3 millones de pesos. Finalmente, incluso siendo el producto de crédito más popular, las tarjetas de crédito están en manos de solo el 32% de los consumidores de la Generación Z con crédito activo en Colombia, una tasa de penetración significativamente menor que en países desarrollados como Canadá y Estados Unidos, que tienen tasas de 99,8% y 50%, respectivamente.

“En los mercados emergentes, las entidades de crédito pueden ser más conservadoras al otorgar productos de crédito tradicionales a la Generación Z, ya que estos consumidores aún no tienen los historiales de crédito que esas entidades usan para evaluar y administrar el riesgo. Hemos visto que el uso de bases de datos más completas y técnicas analíticas avanzadas pueden ayudar a comprender mejor los perfiles de riesgo de estos consumidores más jóvenes e identificar formas de involucrarlos de una manera mutuamente rentable. Las entidades que incorporan datos de tendencia y datos alternativos pueden obtener una mejor comprensión de los perfiles de riesgo específicos de la Generación Z y como resultado, son ampliamente capaces de proporcionar acceso a productos de crédito tradicionales a más consumidores. La capacidad de garantizar que cada consumidor esté representado de manera confiable y segura en el mercado será fundamental para las empresas que desean prosperar con el crecimiento continuo de los consumidores de la Generación Z”, dijo Olivella.

TransUnion es una compañía global de soluciones de información que contribuye a generar confianza entre entidades y consumidores en la economía moderna. Logramos esto al proporcionar una imagen completa de cada persona para que pueda ser representada de manera confiable y segura en el mercado. TransUnion proporciona soluciones que ayudan a crear oportunidades económicas, grandes experiencias y empoderamiento a millones de personas en más de 30 países. Llamamos a esto Información para el Bien. En Colombia, nuestros clientes incluyen las principales entidades de crédito, aseguradoras, proveedores de servicios y principales entidades gubernamentales, así como otros actores del ecosistema de servicios financieros. Su confianza nos permite mantener y enriquecer continuamente nuestra base de datos con información de más de 23 millones de consumidores en el mercado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *