‘Gota a gota, usura o prestadiario’ fuentes criminales que esclavizan sin piedad

‘Gota a gota, usura o prestadiario’ fuentes criminales que esclavizan sin piedad

No adquiera ese tipo de deudas para Navidad y año nuevo. Comenta wiltonrizzo@ecosolidario.com.co Es significado de humillación, maltrato, perdida de la tranquilidad, es entrar como esclavo de un red de criminales despiadados, que someten a sus víctimas desde el instante que reciben el maldito dinero.
Este tipo prestamos va con contra la familia de quien se mete en ese lio, así pague, sigue siendo objeto del maltrato, de hacerlo sentir un pobre diablo, que usted depende de las “bondades que ellos le brindan”.
Por ello, para esta época de Navidad de y Año Nuevo, no adquiera ese tipo de préstamos abusivos y si puede abstenerse tampoco adquiera otro tipo de deudas, mejor, por lo baja que le ofrezcan la tasa de interés, no reciba dinero para pagar por cuotas de cualquier tiempo y modalidad, el negocio es bueno para quien presta, más no para quien se somete al pago de deudas onerosas.
Para recordar el histórico recorrido del maldito dinero con tasa de interés le dejamos dos artículos de los años 2014 y 2016, sobre los “gota gota, usura o prestadiario”, lamentamos que pasan los años, las décadas y los milenios y esta forma vulgar de negociación no cambia, a los gobiernos como a la banca, las financieras y otras formas crediticias nada hacen para combatir las modalidades delictivas de los prestamistas bandidos.
Gráfica usureros www.sinpermiso.info. Imágenes personas y billetes pantallazo Google.
Que estas lecturas de blogs.publico.es y de www.bbc.com sean provechosas por lo reflexivas
Bienvenido a la ciber-usura: préstamos en internet que convierten a la Mafia en el Monte de Piedad. 18/07/2014. https://blogs.publico.es
Qué son los préstamos “gota a gota” que grupos criminales de Colombia exportan al resto de América Latina. BBC Mundo. 21 octubre 2016
Las personas con necesidades económicas no saben los riesgos que pueden correr al prestarse un poco de dinero para un televisor.
Cuenta Roberto Saviano en su vibrante libro-reportaje ‘Cero, cero, cero’ que la Mafia calabresa concede créditos por un interés semanal del 10%. Así, si hoy viernes le pides al prestamista de la ‘Ndrangheta 100 euros el viernes que viene tendrás que devolver 110. Pero si las cosas se ponen feas y no puedes devolver la panoja hasta dentro de un año actuará la fatídica magia del interés compuesto y tu deuda ascenderá a 14.200 euros, lo que viene siendo un estremecedor TAE del 1.420%. Los fondos de los pantanos están llenos de morosos con zapatos de cemento por ignorar la fórmula matemática del interés compuesto.
Pero, que se sepa, ni la ‘Ndrangheta, ni la mafia rusa, ni los usureros judíos de los cuentos se habían atrevido nunca a aplicar un TAE del 3.000%, como hacen alegremente los servicios de “préstamo rápido y sin intermediarios” que proliferan en internet. Las páginas de Wonga (la original, de origen británico) o Crédito Más (su imitadora española) incluyen un simpático e intuitivo simulador del mini-crédito en el que los 100 euros que pides hoy se convierten por arte de birlibirloque en 130 al cabo de un mes: un 30% mensual que equivale a un 1.433% anual, como pulcramente informa la página wonga home
Pero, veamos, ¿por qué alguien en su sano juicio iba a pedir un crédito por 1.433% (o al 2.945% en Crédito Más) cuando hoy en día cualquier banco comercial pide algo más de un 10% anual por un crédito al consumo? Muy sencillo: Wonga, Crédito Más o HelpMyCash no hacen preguntas: con enviar tu DNI, un número de móvil y algún dato más, ya puedes acceder a un mini-préstamo de entre 50 y 500 euros.
La banca o la vida
En el sector financiero es bien conocida la regla de riesgo vs tipo de interés. Los bancos pueden aplicar un tipo de interés razonablemente bajo (10% con el tipo oficial del dinero a menos del 0,5%: un margen gigantesco) porque sólo conceden créditos a particulares solventes. Cuanto más incierto es el cliente, menos posibilidades tiene de recibir el dinero, de modo que no le quedará otra que recurrir, por este orden, a familiares, Cofidis, la mafia rusa y Wonga.
En comparación, Cofidis –que engatusa con sus anuncios a las abuelas que ven la tele en horario matinal- son unas hermanitas de la caridad, pues aplican un 24% TAE, lo que viene a ser un precio de amigo: “Venga, te presto 1.000 euros y me devuelves 1.240 el año que viene”. Una ganga, si tenemos en cuenta la alternativa. Parece mentira, pero sólo ha pasado una década desde que El País se escandalizaba con las condiciones de los créditos Cofidis, lo más cercano a la usura en aquel momento: “Lo barato sale caro”.
Sin embargo, la venerable ley de Usura (Ley Azcárate) de 1908 deja meridanamente claro qué es eso de la usura: “Aquellos préstamos en los que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero”.
Veamos: 2.950/0,48=6.145. Si multiplicar por 61 el precio de un artículo no es usura, que venga Juan Alberto Belloch y lo vea. El esposo de Mari Cruz Soriano (y los que tocan su piano) despenalizó la usura en 1995, cuando era Ministro de Justicia. Desde 1908 hasta entonces, practicar la usura era un delito. Desde entonces, sólo una falta o, como en el caso de Wonga & co, un inocente abuso de la impericia matemática del personal.

Bienvenido a la ciber-usura: préstamos en internet que convierten a la Mafia en el Monte de Piedad


Qué son los préstamos “gota a gota” que grupos criminales de Colombia exportan al resto de América Latina. BBC Mundo. 21 octubre 2016
Los préstamos “gota a gota” también se conocen como “préstamos express” o “prestadiario”. Foto pantallazo Google.
Por pagar las facturas o comprarte un televisor puedes poner en riesgo tu negocio, tus propiedades, a ti mismo o a tu familia. Te dan el dinero rápido, sin garantías ni avales, a devolver en cuotas muy pequeñas, pero intereses altísimos. Estamos hablando de los préstamos “gota a gota”, también conocidos como “préstamos express” o el “prestadiario”.

Esta actividad tiene décadas de existencia y es legal en muchos países, pero comienza a preocupar a las policías de Latinoamérica por los delitos asociados a ella.
Grupos compuestos muchas veces por colombianos han sido detectados, y algunas veces arrestados y condenados, en varios países por delitos que derivan de esta práctica como la usura, el robo, lavado de dinero y agresiones.
Si no cumples con tus cuotas, es muy posible que corras peligro. “De algún lado yo tenía que conseguir la plata para pagar” Después de que te dan el dinero que necesitas, por lo general tienes 20 o 30 días para devolver el monto más un interés que oscila entre el 10% al 40%.
Los cobradores, en muchos casos colombianos, asistirán puntuales durante ese tiempo para que entregues la cuota diaria. Así le sucedió a Carlos, un taxista chileno que se prestó alrededor de US$150 y terminó pagando cinco veces esa cifra: US$750.
En diferentes operativos en varios países, se incautaron evidencias y detuvieron a prestamistas usureros.
La vida de lujo de un narcotraficante en su prisión de “cinco estrellas” en Paraguay
“Era una presión muy grande. De algún lado yo tenía conseguir la plata para pagar. Comenzaron a llamar mucho por teléfono, me mandaban mensajes dándome plazos y (diciéndome) que si no pagaba se iban a desquitar en mi casa”, relató el arrepentido conductor santiaguino en un reportaje de Televisión Nacional de Chile hace un mes. Casos similares fueron reportados en Argentina, Bolivia, Perú, Colombia, Guatemala y Honduras.
“Un ancla de la miseria”
Román Ortiz, el director de la consultora colombiana Decisive Point y experto en seguridad latinoamericana, explicó a BBC Mundo que existen tres razones para la proliferación de los “gota a gota” o “prestadiarios” en la región.
Los Estados latinoamericanos no tienen mecanismos adecuados para proteger a sus ciudadanos en zonas empobrecidas y alejadas, donde grupos extorsionadores pueden operar. La falta de funcionamiento del sistema judicial que genera informalidad e ilegalidad. La baja bancarización de las personas, que no pueden acceder a créditos y están obligadas a moverse en la economía informal.
“El sector informal es abordado por estructuras criminales con este tipo de préstamos de usura con tasas de interés muy altas”, señaló el investigador. Ortiz define a los “prestadiarios” como “un ancla de la miseria en la que las personas quedan al servicio de los prestamistas o extorsionadores porque trabajan para cumplir con las deudas y los intereses”.
Es la historia de Jairo, un residente de la ciudad de Cali, Colombia, quien se prestó US$275 para comprarse un televisor y debía pagar US$9 durante casi 40 días.
Expertos definen a los “prestadiarios” como “un ancla de la miseria”. El diario El País de Cali reportó que Jairo se enfermó y comenzó a fallar a los pagos diarios. Finalmente, los cobradores visitaron su casa en grupo y se llevaron el televisor nuevo y el refrigerador.
Un reporte policial en Perú da cuenta de que la modalidad de préstamos “gota a gota” operados por grupos ilegales colombianos alcanzó a 97 ciudades de ese país.
El dato encendió la señal de alerta en los medios de comunicación y en las autoridades gubernamentales en esta semana.
El miércoles, el Ministerio del Interior peruano lanzó la campaña #NoPrestesTuVida, una iniciativa para prevenir a sus ciudadanos de esta actividad por los peligros que conlleva.
La entidad gubernamental le explicó a BBC Mundo que la campaña “está dirigida a aquellas personas que por acceder a un crédito rápido y evitarse los trámites formales de una solicitud de préstamo de dinero, no miden el peligro del cual pueden ser víctimas”.
Dinero


Esta actividad tiene décadas de existencia y es legal en muchos países, pero comienza a preocupar a las policías de Latinoamérica por los delitos asociados a ella.
La Dirección de Investigación Criminal de Perú afirmó que las principales víctimas del “gota a gota” en Perú son comerciantes.
“Las investigaciones policiales señalan que algunos de estos falsos prestamistas andan fuertemente armados y tendrían nexos con bandas criminales colombianas”, informó el Ministerio del Interior peruano.
Esta actividad ilícita también ha movilizado a las fuerzas del orden de Bolivia, Chile, Argentina y Colombia.
Afiche #NoPrestesTuPlata
El ministerio del Interior de Perú inició la campaña #NoPrestesTuVida después de que se reportó de que se realizan préstamos “gota a gota” en 97 ciudades de ese país.
En agosto de este año, Carabineros y la policía chilena comenzaron a investigar la presencia de prestamistas sobre todo en ferias y mercados.
La mayor cantidad de “prestadiarios” en Chile fueron detectados en ferias y mercados de Antofagasta, Santiago e Iquique.
No se trata sólo de colombianos
En países como Bolivia, Perú y Argentina afirman que grandes bandas criminales colombianas como “Los Urabeños” o la “Oficina de cobro de Envigado” están detrás de la ola de prestamistas “gota a gota” en América Latina.
Sin embargo, el director de Decisive Point, Román Ortiz, precisa que estas agrupaciones se dedican a actividades ilícitas más grandes y que manejan sumas de dinero mucho mayores.
Ortiz precisa que aquellos que realizan los “gota a gota” en Colombia son grupos de extorsionadores y lo mismo podría pasar en otros países, donde puede haber colombianos.
Uno de los motivos por los que se multiplicaron los grupos delictivos colombianos en otros países es la diáspora de las grandes bandas criminales provocada por el combate al crimen organizado en ese país.
Esta actividad ilícita también ha movilizado a las fuerzas del orden de Bolivia, Chile, Argentina y Colombia. Situación que sucede, por ejemplo, en Bolivia, donde las ferias y mercados de la ciudad de Santa Cruz tienen presencia de prestamistas extranjeros que trabajan en colaboración con bolivianos.
Arron Daugherty, periodista del portal especializado en crimen organizado Insight Crime, señala que “algunos gobiernos ocasionalmente han usado a los colombianos como chivos expiatorios para explicar el crimen u otros problemas sociales”, sin embargo, reconoce que en este caso existe evidencia de su participación en estos delitos.
“Los usureros pueden establecerse en un nuevo país mezclándose con otras empresas criminales. Varias de las naciones en las que han sido capturados usureros colombianos también han arrestado recientemente a personas de ese mismo país”, afirmó el periodista.
Sin embargo, no todos ven este fenómeno como algo malo
Una investigación del diario hondureño La Tribuna indica que vendedoras en mercados de Tegucigalpa ven con buenos ojos a los prestamos “gota a gota” porque les sirven “para pagar la luz o cuando no alcanza para comprar la harina”. Tanto en Bolivia como en Honduras, policías y autoridades locales advirtieron la presencia de estas actividades. https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-37708989

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *