Habilidad para las convocatorias de Asambleas, la diferencia la hace un decreto

Habilidad para las convocatorias de Asambleas, la diferencia la hace un decreto

Para el caso de las cooperativas, se establece que la habilidad se decreta conforme al estatuto o reglamentos, pero para el caso de los fondos de empleados y asociaciones mutuales el tema es bien diferente

Carlos Rodríguez Molina

Cali, 22 de mayo de 2020

Conforme lo que hemos podido publicar en torno a la actual situación de crisis, hay un tema que al parecer no está siendo abordado con la profundidad que se merece y es el que está relacionado con la logística que se requiere para la convocatoria a los magnos eventos que fueron postergados y que se celebrarán en el mes de junio del presente año.

Pues bien, si bien es cierto con la emergencia sanitaria al expedirse el Decreto 398 de marzo de 2020 se contemplaba la posibilidad de celebrar los magnos eventos virtualmente para lo cual dispuso que el quórum es el estatutario y no el universal, pero además, por otro lado el Decreto 434 del mismo mes dispuso que el plazo para celebrarla vence el 30 de junio.

Pero a este pastel se le suma otra cereza, el día 6 de mayo el gobierno nacional expidió el Decreto 637 mediante el cual no se brinda alcance a la emergencia sanitaria, en su lugar se declara la emergencia económica, social y ecológica, producto de lo cual llego a las siguientes conclusiones:

La primera es que con la nueva emergencia económica no se aplazan los términos del 30 de junio para celebrar las asambleas ordinarias, es decir, el Decreto 434 no pierde su vigencia.

De otra parte, en materia de convocatoria, no es que el Decreto 434 haya “aplazado” los términos del Decreto 398 porque éste último estaba dirigido a solucionar temporalmente la problemática de celebración de asambleas presenciales y a cambio abrió la posibilidad de celebrarlas no presenciales y preservando el quórum estatutario, advirtiendo que producto de la urgencia en su aplicación, se podría hacer un alcance a la convocatoria para la asamblea que se celebra dentro de los tres primeros meses del año.

 

La mayoría de organizaciones no alcanzaron a organizar logística para celebrarla por el mecanismo de no presencial y por lo tanto al no celebrarse dentro de los primeros meses del año, habría que aplicar las instrucciones del Decreto 434 que brinda espacio de tiempo hasta junio 30 pero para ello pero ello requiere de convocar a una nueva reunión, por lo tanto, al tratarse de una nueva reunión, su convocatoria involucra el establecimiento de la nueva habilidad para los asociados o delegados que en ella participen.

 

De allí que para el caso de las cooperativas, se establece que la habilidad se decreta conforme al estatuto o reglamentos, pero para el caso de los fondos de  empleados y asociaciones mutuales el tema es bien diferente y puede generar que producto de inadecuadas interpretaciones de todo  éste berenjenal de Decretos que suman 73 durante la primera emergencia, se interprete que no se deba volver a convocar y por un detalle tan simple como este se puede originar la ineficacia de tan importantes eventos.

carlosrodriguezm1@hotmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *