Inseguridad, Covid y Narcotráfico crece en Colombia. Biden opción América

Inseguridad, Covid y Narcotráfico crece en Colombia. Biden opción América

Tercerización del Narcotráfico llega a cualquier puerto mundial: El País español. El autoritarismo de la alcaldesa sin límites cancela cirugías. ¿Se especializó, a qué hora? Covid19 sigue deteriorando economías y se presta para que autoridades desacomoden a las familias. Biden y Kamala, son la esperanza para Latinoamérica, los cambios se notarán al pasar el periodo de este gobierno del feudalismo democrático de Uribe y sus muchachos. Tomo los archivos adjuntos de El Tiempo que tomó el artículo sobre narcos de El País de España. Wilton Rizzo – ecosolidario100@gmail.com Foto DW.

Así lo revela una exhaustiva investigación del diario español ‘El País‘ a cargo de los periodistas Guillermo Garat, Eliezer Budasoff y Jorge Galindo, que consultaron fuentes de diversos niveles y analizaron cifras incluso de muelles en los que se han decomisado cantidades inimaginables de cocaína, pero que no alcanzan a ser, seguramente, ni un cuarto del total que ingresa.

La inseguridad en Bogotá es un epidemia que no logran ni el distrito, ni el gobierno nacional frenar, muertes en el transporte público, asesinatos de líderes, masacres que se convierten en males endémicos y que unos y otros se felicitan con cifras dudosas de rebaja del delito. Nota del editor ecosolidario100@gmail.com

La Alcaldía presentó el balance de los delitos de alto impacto desde el primero de enero hasta el 31 de julio de este año. Aún preocupa el aumento en 1.333 hurtos de bicicletas respecto al mismo periodo del 2019.
Se han presentado 5.927 robos de este tipo en el 2020. 4.587 víctimas fueron hombres y 1.150 mujeres. Esta contravención se viene incrementando desde el 2016. Entre enero y julio de 2019 y enero y julio de 2020, el crecimiento fue de 29 %. Y, solo en julio, el alza de reportes fue de 50 % con respecto al mismo mes de 2019.

30 % de estos delitos se cometieron utilizando armas blancas y 46 % fueron bajo la modalidad de atraco, es decir, fueron hechos violentos y agresivos. 34 % de los hurtos se dieron por factor de oportunidad: es decir, por mal parqueo o por engaño.

Por: EL TIEMPO

El sistema de producción y comercialización de cocaína es cada vez más sofisticado y ha logrado producir cantidades récord en los últimos nueve años para satisfacer una demanda que en lugar de disminuir se ha incrementado como nunca en la historia.

Además, la cocaína llega a las ciudades europeas con la mayor pureza que se conozca en la historia reciente: un 69 % en promedio, y en varios casos por encima del 85 %, según el Centro Europeo de Monitoreo de Drogas y Drogadicción.

Así lo revela una exhaustiva investigación del diario español ‘El País‘ a cargo de los periodistas Guillermo Garat, Eliezer Budasoff y Jorge Galindo, que consultaron fuentes de diversos niveles y analizaron cifras incluso de muelles en los que se han decomisado cantidades inimaginables de cocaína, pero que no alcanzan a ser, seguramente, ni un cuarto del total que ingresa.

Covid 19 en Colombia,15 diciembre 2020

Muertes    39.356     Recuperados 1.328.430   Confirmados 1.444.646   Activos     72.834

Mundo 1.630.211                         41.475.005,                        73.253.728    

Alcaldesa cancela cirugías

A partir del 15 de diciembre de 2020 y hasta el próximo 15 de enero de 2021 en Bogotá se cancelan y posponen los procedimientos quirúrgicos de mediana o alta complejidad no urgentes.

Esta medida incluye las cirugías plásticas estéticas que puedan requerir unidad de cuidado intensivo, así como los procedimientos de complejidad intermedia que requieran hospitalización.

Las clínicas y hospitales de la red pública y privada de la ciudad deberán mantener disponibilidad de camas para hospitalización y UCI para casos de COVID 19, manteniendo la misma proporción de camas lograda durante la expansión realizada durante el primer pico de la pandemia, debiendo como mínimo garantizar la capacidad máxima de UCI que tuvo la ciudad entonces.

Trump obtuvo lo suyo, más de 200 millones de dólares, eso le gusta

       (CNN) — El presidente Donald Trump ahora está aprendiendo, en las palabras de su himno de campaña de los Rolling Stones, que no siempre puede obtener lo que quiere. El senador Mitch McConnell, por otro lado, generalmente lo obtiene.

El líder de la mayoría republicana en el Senado eligió el martes, el día después de que el Colegio Electoral confirmó la victoria del presidente electo Joe Biden, como el momento para retirarle el apoyo al presidente derrotado. Tardíamente felicitó a su antiguo colega en el Senado 38 días después de su victoria electoral, lo que Trump aún rechaza.

Poniendo su autoridad en juego, McConnell también pidió a sus colegas del Senado que no hicieran acrobacias cuando el Congreso se reúna para una sesión conjunta para ratificar la elección el 6 de enero, aplastando efectivamente las esperanzas del presidente de un alivio de último minuto, informó CNN.

El reconocimiento del líder del Senado del resultado de la elección estableció una dinámica entre él y Biden que será crucial y fascinante cuando se enfrenten desde los extremos opuestos de Pennsylvania Avenue. Si McConnell se aferra a su mayoría después de dos elecciones de desempate en Georgia en enero, tendrá una gran influencia sobre cuál de los nuevos candidatos al gabinete del presidente puede ganar la confirmación. El amplio plan legislativo de Biden podría estar bajo amenaza y nada tendrá un paso fácil por el Congreso si el líder de la mayoría conserva su posición actual.

Por lo tanto, sus corteses palabras del martes pueden no ser una gran guía de cómo se desarrollará la relación.

«Hoy quiero felicitar al presidente electo, Joe Biden. El presidente electo no es ajeno al Senado. Se ha dedicado al servicio público durante muchos años», dijo McConnell, reconociendo finalmente una realidad grabada en piedra el 3 de noviembre. https://cnnespanol.cnn.com

Según la investigación, una de las principales razones de este incremento disparado de producción y consumo se debe a que desde que los grandes carteles colombianos se empezaron a fragmentar en los años noventa, el negocio del tráfico se fue dislocando y tercerizando. Y señala que “a partir de entonces, campesinos, fabricantes, empresarios, transportistas, aduaneros, pilotos, marineros, buzos, policías, militares, peones y vendedores al menudeo forman los eslabones de una cadena que, al cerrarse, hacen que la cocaína llegue a cualquier destino del mundo”.

El artículo dice, además, que pareciera como si los productores hubieran estudiado los manuales de eficiencia empresarial. “El rendimiento de la hoja ha mejorado por la asistencia técnica a los campesinos. La modernización productiva se consiguió con técnicas agrícolas de poda, fertilización, control de malezas, plagas –la mayor parte de las veces con agroquímicos– y sobre todo introduciendo variedades con mayor productividad, más resistentes al clima y patógenos, variedades que mejoran el rendimiento durante el proceso de extracción del alcaloide”, afirma.

Las cifras son evidencia de ello: entre 2005 y 2018 el cultivo se duplicó en Colombia, según el ‘Monitoreo de territorios afectados por cultivos ilícitos 2018’, de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), y también ha crecido en Perú y Bolivia. Según el artículo, en 2017 la producción de cocaína fue la más alta que la humanidad haya registrado: 1.976 toneladas. En 2018, la Unión Europea rompió todos los récords conocidos de incautaciones: 110.000 decomisos en un año.

(Le puede interesar: Lo que se sabe de la vida en libertad del excapo Carlos Lehder)

Contra lo que podría pensarse, este es uno de los pocos negocios que no se han frenado durante la pandemia y, al contrario, se ha disparado. Según explica la investigación, el cierre de fronteras global por la pandemia no ha disminuido el negocio.

“El tráfico de cocaína en contenedores marítimos no parece verse afectado, como sugieren las frecuentes incautaciones de grandes cargamentos en puertos europeos claves”, señala el informe de Europol y el Observatorio Europeo de Drogas, dedicado al impacto del covid-19 en el mercadeo y tráfico de sustancias.

El tráfico de cocaína en contenedores marítimos no parece verse afectado, como sugieren las frecuentes incautaciones de grandes cargamentos en puertos europeos claves

De hecho, el puerto de Róterdam, otro enclave imprescindible en el esquema del tráfico transcontinental, registró más incautaciones de cocaína en los primeros tres meses de 2020 que en los de 2019. Y en abril hubo incautaciones de más de 16 toneladas en España, Holanda y Bélgica.

Se disparó el consumo

Esta producción disparada corresponde a un incremento simétrico del consumo. ‘El País‘ revisó las cifras del Observatorio Europeo de Drogas y encontró que al menos 18 millones de europeos de entre 15 y 64 años la han consumido. A ello se suma que la tendencia ascendente del consumo no se limita a Europa: además del sudeste asiático, por ejemplo, Australia demanda cocaína como nunca antes, y también ha aumentado el uso en América Latina.

El ‘Informe mundial sobre las drogas’ de Naciones Unidas en 2007 estimaba que 14 millones de personas usaron cocaína durante ese año. En el informe de este año, la cifra es de 19 millones. La demanda y la oferta –y, en consecuencia, las incautaciones– han crecido como nunca. En 2017, según los cálculos, solo en Europa se esnifaron 9.100 millones de euros en cocaína. Casi lo mismo que el Gobierno español destinó este año para gastos extraordinarios en sanidad de las comunidades autónomas por la pandemia.
En los primeros cuatro meses de 2020, las incautaciones provenían principalmente de Ecuador y Brasil, que han desplazado incluso a Colombia, por lo menos en el puerto de Amberes (Bélgica), uno de los más importantes receptores de cocaína del mundo.

En cuanto a Colombia, el informe de El País destaca que el precio de la pasta básica de cocaína no se encareció por el coronavirus, sino por la salida de las Farc de la selva. Sumado al establecimiento de canales de comercialización con nuevos actores en la cadena de tráfico internacional.

Sin duda, dice el artículo, las políticas públicas no han logrado bajar el consumo ni la producción y hay mayor internalización, con más rutas y actores involucrados. Y si hay más fragmentación, hay más competencia, y cuando hay más competencia hay más violencia.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *