Interinidad definitiva en la Supersolidaria o inicio del desastre

Interinidad definitiva en la Supersolidaria o inicio del desastre

wiltonrizzo@hotmail.com

Universo Digital Ecolibri

www.ecosolidario.com.co

Altos de Yayatá Cundinamarca, 28 de agosto de 2021

El principal factor de desestabilización que soporta el modelo solidario de ahorro y crédito es el letargo provocado por el sector público, a mi criterio, por la indecisión al nombrar superintendente de la economía solidaria, por parte del Ministerio de Hacienda, amparado en la sombrilla política de la ruleta tornasol del Gobierno de Iván Duque, repartiendo los organismos de control a cambio de apoyos congresionales, en su deslucida actuación como asfixiado jugador del ajedrez partidista.  

Desde el 14 de abril se oficializó el cambio de Superintendente y, desde entonces -4 meses- no hay titular en la Supersolidaria. El gobierno y uno que otro directivo de fondos, cooperativas y mutuales, presionaron por el retiro del superintendente, Ricardo Lozano Pardo. Por tanto, la institución que ejerce el control y la vigilancia está sin su principal funcionario, que en ese cargo tiene responsabilidades objetivas muy puntuales y definidas en el ancho y amplio marco normativo del sector.

Las anteriores empresas de propiedad por pertenencia, a través de sus gremios siempre ha expresado su opinión y manenido una posición clara: que la  supervisión y vigilancia, por parte de la Superintendencia de la economía solidaria es fundamental, para la marcha regular del modelo que nos atañe porque, en estos estadios, donde lo dueños son los trabajadores de todos los niveles, se mueven los ahorros y los aportes de las clases populares, y, desde allí se generan los créditos para consumo, emprendimiento y otras necesidades y realizaciones de los asociados, que son la base social de la asociatividad, valga la reforzada lingüística.

En la estantería regulatoria del sector hay resoluciones, decretos  y reglamentaciones contenidas en una amplia normativa legal y reglamentaria, que como todo lo humano se presta para diversas interpretaciones. Por tanto, el conocimiento, la experiencia, el rigor técnico y la sabiduría en la aplicación de los mandatos anteriores requieren de una persona  docta en la dirección y de otras conocedoras también de los matices económicos, sociales y financieros de las empresas que al ser su propiedad por pertenencia tienen sus propias sensibilidades, inherentes a la filosofía con la cual se crearon. El ojo observador del supervisor es indispensable, bien sabemos, que estos sectores como los otros están administrados por personas, más no por ángeles.

Ahí es donde la independencia  y la ecuanimidad del supervisor enriquecen el desarrollo y la continuidad de las mismas en beneficio económico, financiero y social del asociado, su familia y en consecuencia de sus principios: incrementa el  valor social agregado al entorno, así como al desarrollo del país. Equivale a una política pública bien administrada.

Por ello, los gremios sectoriales desde hace más 6 años se han manifestado en reiteradas ocasiones, por escrito y en reuniones con  el gobierno central solicitando un control y vigilancia técnico, que reconozca las particularidades del modelo de empresa cooperativa y de economía solidaria, tal como lo establece el artículo 53 de la Ley 454 de 1988, que asegure el reconocimiento y la buena marcha de un modelo que le soluciona problemas e irriga benéficos a más de 6 millones de parceros. Muchos víctimas de las ausencias gubernativas.

¡Alerta futuro!

La mano siniestra del Gobierno Duque y de su aliado estratégico Cambio Radial en muchos arreglos políticos, no queremos que se extienda a la economía solidaria.

Es algo inusual como en la actual administración le quiere meter el guante a los órganos de control, ya lo hizo con las IAS, Fiscalía, Contraloría y Procuraduría y la Junta Directiva del Banco de la República, este “tonto” que tanto nos ha costado como Presidente es muy hábil para las componendas, al mejor estilo feudalista, por ello advertimos, que de seguir desconociendo la importancia de la empresarialidad solidaria, podría sobrevivir un desastre social y financiero.

Una piñata de mermeladas

En la Supersolidaria, hacen nombramientos en las segundas líneas, sin que se haya nombrado al titular. Apuesto, a que esto no es costumbre en la Superfinanciera. detrás de esas movidas están los mayores patrocinadores de las campañas políticas. ¡Y algún miedo producen!

Están llegando como funcionarios públicos personas ajenas al sector, sin experiencia, sin trayectoria y con desconocimiento del modelo cooperativo y solidario. Aquí la pirinola: tiene una lectura: Todos llevan.

Nombramientos segundones

Superintendente Delegatura del Ahorro y la Forma Asociativa Solidaria, y se llenaron dos cargos más, estos últimos vienen de la Casa Blel de Barranquilla afín a la casa Pastrana. Si me equivocó y vienen de otra corriente, solo díganmelo y lo publicó en letras de molde.

A ningún directivo le nombran los subalternos sin posesionarse.

Quiere decir lo anterior, que la Superintendecía de la Economía solidaria será un podio de trofeos, la medalla de oro será para un superintendente al parecer de Cambio Radial, cuyo nombramiento está colgado en la página de la Presidencia de la República de Colombia, al cual le pasará lo mismo que a la reina de España, que manda y nadie le hace caso.

Rechazamos que la Superentendía de la Economía Solidaria se convierta en un fortín de politiqueros, para pagar favores a facciones de enemigos y amigos y acomodarse en el voto congresional, como en las audiencias de control político.  Una piñata de mermelada

No permitirá el sector y eso creo, que se deteriore su empresarialidad solidaria, así aparezcan del birrete mágico, funcionarios con corbatas confeccionadas con sedas de Miami y con intenciones perversas, buscando cargos en las cooperativas, fondos y mutuales y a lo mejor dinero a título personal o para la campaña de quienes los llevaron a esos cargos. Sabemos cuáles son los compromisos que adquieren con sus patrones políticos quienes logran esas chambas en la piñata de mermelada.

-Sir Ministro de Hacienda ¡no vaya a decir que no se lo avisamos! No se puede dar el lujo este gobierno, que en campaña a la Presidencia prometió fortalecer al sector solidario, que cerca al entierro doloroso del periodo 2018 – 2021, por el abandono a las clases sociales, otra de sus fatales decisiones sea empezar a cavar la sepultura de un modelo económico y social, que desde las tarimas y pantallas de TV usted utiliza y manipula a su antojo, según las necesidades de su desacomodo gubernamental, y quiera reemplazarlo por la rueda cuadrada de la economía naranja.

No se puede jugar al cara y sello de la politiquera el futuro de un movimiento, que como el cooperativo y solidario le resta tanta carga social a la desvencijada tracto mula de estos veinte años de malos gobiernos, no se puede pagar tan mal, a quien le está aliviando la pesada carga de las maletas sociales y económicas, que no puede transportar en fardos del feudalismo democrático, que se caracteriza por el mal proceder burlesco hacia las clases sociales trabajadoras.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *