ECOSOLIDARIO

La huelga sexual de Lisístrata

Desde algún lugar de la nave tirrena y marina

30 de julio de 2020

Briseida Olademar

Estoy mamada por todos los lados de esa preguntadera y de las encuestas, para entender, que eso no sirve para nada, porque el maltrato a la mujer aumenta con o sin pandemia.

Pasan las violaciones, los abusos, las golpizas intrafamiliares, los feminicidios y no se ven los resultados por ninguna parte.

Las primeras que se quedan sin empleo por la circunstancia que sea son mujeres, es sintomático, desde cualquier lugar nadie entiende como los hombres y en su conjunto las sociedades expresan su amor por la mujer, el respeto a esa figura que es la madre, que os trajo al mundo.

La justicia social no llega, la justicia de la rama tampoco, se oye de leyes, decretos, resoluciones y nada frena los ataques y las desventajas para las mujeres.

La interrogación grande es ¿Qué hacer, ante tanto oprobio y humillación de la sabiduría de una raza que se dice superior, navegando en tecnología, utilizando a la mujer para promover el consumo desaforado, así en tiempos de consumo, en pandemia o en epidemia, la mujer recibe el mismo tratamiento, mal trato y mala paga?

¿Hacia dónde despuntar… hacia los mares del olvido, los océanos de la aceptación y las nubes de la resignación?

Consideración femenina: no podemos dejar jodernos, tenemos el deber de seguir pensando con las piernas cerradas, muy erguidas en la calle o en la casa. Sigamos a Lisístrata en su huelga sexual de las mujeres estas se tomaron la Acrópolis.

 

 

 

 

 

Una comedia teatral griega de Aristófanes, año 411 a. C. Atenas  perdía y sufría una guerra civil; es el triunfo de las mujeres sobre los hombres. Tomado de Wikipedia. Dibujo de Aubrey Beardsley: Aristophanes Lysistrata, 1896.

Juramento inicial (fragmento)

Lampito, todas las mujeres toquen esta copa, y repitan después de mí: no tendré ninguna relación con mi esposo o mi amante.
Cleónica: No tendré ninguna relación con mi esposo o mi amante.
Lisístrata: Aunque venga a mí en condiciones lamentables
Cleónica: Aunque venga a mí en condiciones lamentables. (¡Oh Lisístrata, esto me está matando!)
Lisístrata: Permaneceré intocable en mi casa.
Cleónica: Permaneceré intocable en mi casa.
Lisístrata: Con mi más sutil seda azafranada.
Cleónica: Con mi más sutil seda azafranada.
Lisístrata: Y haré que me desee.
Cleónica: Y haré que me desee.
Lisístrata: No me entregaré.
Cleónica: No me entregaré.
Lisístrata: Y si él me obliga.
Cleónica: Y si él me obliga.
Lisístrata: Seré tan fría como el hielo y no le moveré.
Cleónica: Seré tan fría como el hielo y no le moveré.
(…) Lisístrata: ¿Todas han jurado?
Mirrina: Todas.

https://ecosolidario.com.co/enganada-y-maltratada-victima-de-trata-de-personas-en-argentina/

 

 

 

 

Deja un comentario

Abrir chat
Powered by