La seguridad alimentaria un pilar agropecuario en la Cooperativa Consumo

La seguridad alimentaria un pilar agropecuario en la Cooperativa Consumo

Va a ser muy complicado tener una seguridad alimentaria para el país

Hoy hay menos producción agropecuaria que antes de la pandemia, si seguimos en estos términos va a llegar un momento en que va a estar seriamente afectada la producción campesina, la producción del agro en general

Diálogo Ecosolidario Con Gustavo Alberto Escobar Pérez, agente especial en la Cooperativa Consumo, que con el apoyo de un sector del cooperativismo antioqueño está en los niveles más altos, compitiendo en el mercado de la canasta familiar en Medellín.  

2022 retorno de Consumo a sus asociados

“A mitad del 2022 vamos a estar en capacidad de devolver la cooperativa a los asociados, el desarrollo de la cooperativa nos va a permitir hacerlo hacia junio o Julio, hace falta una reforma estatutaria que actualice el estatuto de consumo con la nueva normatividad.

Con la nueva estrategia de gestión del riesgo, con una participación democrática en códigos de ética y buen gobierno que permitan que la cooperativa sea dirigida por líderes y por gente que además de liderazgo tenga habilidades y competencias para manejar una empresa de ventas al detal (retail).

Nos hace falta adicionalmente un acuerdo con el sector financiero, hablamos de muy poco dinero, algo así como 7% del valor de las deudas totales que tenía Consumo, calculamos que entre marzo y abril se logrará garantizar una sostenibilidad.

wiltonrizzo@ecosolidario.com.co

Bogotá – Medellín, marzo 2022

Vamos a tratar de darte una opinión de tipo muy personal, sobre el problema que implica en este país tener una seguridad alimentaria en el mediano y largo plazo, que se viene dando en el campo a mi modo de ver.

Se bien cantidad de campesinos, especialmente los jóvenes están emigrando mucho más que antes a las ciudades, porque no encuentran la posibilidad de tener una vida digna produciendo el campo, qué significa, que las condiciones de salud, seguridad e ingresos y en general bienestar en el campo, no satisface a las nuevas generaciones están emigrando y el número de hectáreas de producción agropecuaria en el país está disminuyendo.

Gustavo Alberto Escobar Pérez FAVOR SILUETEAR FOTO

Riesgo alimentario

Se da en muchos departamentos incluso en tierras muy importantes, en cultivos necesarios para la seguridad alimentaria, están siendo reemplazado por cultivos de exportación o por áreas de ganadería, por otra parte, se está parcelando porque ya no cabemos en las ciudades y la gente pudiente de la ciudad está saliendo a vivir en los campos.

Hoy hay menos producción agropecuaria que antes de la pandemia, si seguimos en estos términos va a llegar un momento en que va a estar seriamente afectada la producción campesina, la producción del agro en general, va a ser muy complicado tener una seguridad alimentaria para el país.

Producción inestable

Eso se debe a que básicamente los precios que está obteniendo el campesino por su producción de una manera constante no se están obteniendo, ahora, puede que en este momento exista unos excelentes precios del café, pero, tuvimos unos años con el café muy deprimido, hoy puede que tengamos unos precios de la papa, muy buenos, pero no hay papá.

Como no hay papa, todo el mundo está sembrando, porque el precio está muy bueno, cuando salga la cosecha va a ver una sobreproducción de papa y va a bajar el precio, y va a ser la quiebra de muchos campesinos.

Hoy hay interesantes programas de detección en el programa de Compra Cosechas Seguras, que impulsa el Gobierno, hay que resolver todos los problemas integrales del campo, fundamentalmente aquellos que le generen bienestar y seguridad al campesino, si no garantizamos eso va a ser muy difícil tener seguridad alimentaria.

Regulación y precios justos

Para todo  eso se necesita alguien que regule el precio de compra para todo el campesino, de manera que no sea el intermediario de las centrales mayoristas de todo el país, los que en un momento determinado tengan la mayor parte del beneficio o de la utilidad de la producción de cosecha,  así que me parece que tiene que haber un replanteamiento general, del proceso de producción agrícola, de planeación, de logística en la producción y en el transporte y  poder sacar las cosechas a las ciudades y desde luego la posibilidad de comercialización a precio justo de los producto, para que esto sea posible.

¿Cómo aprovechar esa producción cíclica, en el caso de la papa, para evitar bajonazos y alzas de precios que nos afectan a todos?

Foto Contexto Ganadero

Yo pienso que tiene que haber una mejor planeación en la producción. Sí. Creo que comprar las cosechas para que la gente siembre de acuerdo a lo que puede vender, eso es importantísimo, lo que nosotros hemos visto en Consumo, que somos una entidad que compra a el campesino su cosecha, es que se necesita una mejor planeación, mejores prácticas de producción.

En Consumo le compramos a 36 organizaciones entre asociaciones y cooperativas, lo que ocurre es que yo le compró, por ejemplo, a una cooperativa x una cosecha de mango, la cosecha sale en dos meses, en dos meses hay una sobreproducción de mango ¿después de eso qué hacemos, a quién le compramos el mango? tiene que haber una producción y una siembra cíclica para que podamos tener produciendo todo el tiempo, se necesita sembrar de manera cíclica y producir planificadamente.

Para que podamos tener unos precios acordes a la capacidad de compra de la gente, que le den una buena rentabilidad al campesino, hoy en día la gente está consumiendo menos papá, la gente que compra menos carne, compraba menos huevos.

Porque toda esta problemática de pandemia y todo el movimiento social que hubo con los paros, bajó la producción agropecuaria, subió el valor de los insumos en el mercado internacional, se género una falta de producción muy grande, que en un momento determinado nos está llevando a precios muy altos de los productos y a una menor cantidad de productos vendidos en 2022.

En Colombia está la oportunidad de que el cooperativismo, teniendo a Colanta y a Consumo se pueda realizar unas Alianzas en el sector, para llevar estos modelos al resto del país.

¿Eso sí equilibraría la canasta familiar, tendría mejores ingresos el campesino, pero esta propuesta se viene trabajando de años atrás, en qué ciudad se podría hacer la próxima Cooperativa de Consumo?   

Nosotros lanzamos un programa de comprarle directamente al campesino, no comprar el intermediario de la plaza mayorista, comprarle su producción incluso con la posibilidad de que las cooperativas financieras o de ahorro y Crédito del municipio le compren anticipadamente la cosecha, le financien bajo de la modalidad de que compramos anticipadamente la cosecha.

Que se llevan la mayor parte de la riqueza esos productos, qué ocurriría, que al campesino se le pagan mejor y que al consumidor le llega mejores precios, eso es lo que estamos tratando de hacer masificar la creación de cooperativas en el campo.

Colanta lo que hace es garantizarle al campesino productor de leche que le compran toda la leche a un determinado precio, se convierte en una realidad y solucione ese problema tan complicado, y garanticemos que haya cosechas, que aseguren la producción agropecuaria en el país y desde luego garanticen un abastecimiento de productos del campo.

¿En que va ese proyecto Gustavo?

En Consumo ya existe una cooperativa al igual que Colanta en el sector lechero, en el sector de carnes le está comprando sus cosechas, lo que necesitamos es que el modelo cooperativo se vuelque a este a este modelo de producción y garanticemos que haya muchas organizaciones cooperativas que produzcan y vendamos a través de nuestros puntos de venta de pequeñas o medianas tiendas al consumidor final.

Este tipo de producto ya vamos en eso hoy. Consumo como yo te decía hace un momento tiene 36 cooperativas, a las que les compramos directamente productos agrícolas incluida la papa, u otro tipo de verduras o frutas, ahora lo que hay que hacer es apoyar este tipo de proceso, es lo que nos podría ayudar a hacer todo el sector financiero del cooperativismo y tener una seguridad alimentaria.

Financiemos la creación de cooperativas en el campo, apadrinemos las cooperativas, ayudemos a los que producen en el campo, para que tengan una buena una buena cosecha y un buen precio en su cosecha, nosotros se lo compramos y se lo vendemos al público.

Productores de tractores, de guadañas, de equipos para el campo, todo eso que sea una cooperativa que lo produzca, que lo venda, si no los produce los importe.

Yo diría que ese es un paso posterior, pero ahora por lo menos agrupemos, asociemos al campesino y garanticemos qué su producción es planificada y que pueda servir en condiciones de logística adecuada o buenas prácticas de producción, de manera que los podamos llevar a todos los mercados, queremos aquí en Antioquia hacer parte de esa red, que le compre directamente al campesino y venda en los puntos de venta cooperativos y en la red de tenderos y de asociados a las cooperativas.

¿En este modelo de la cooperativa Consumo de Medellín, cuáles el balance social para los compradores de Consumo, quiénes van a comprar su mercado allí, los asociados?

El año pasado vendimos 59.500 millones de pesos en productos de mercado en nuestros puntos de venta, el beneficio que le dimos a los asociados a través de descuentos fue 3.560 millones de pesos, como 7% del valor total de las ventas que hicimos, ese es el bienestar directo que le estamos dando.

En Consumo hay 31 organizaciones del sector solidario que están asociadas a Consumo, son 27 cooperativas y cuatro fondos de empleados, queremos seguir aumentando ese proceso de integración, para poder llevarle a los asociados productos del mercado con bienestar, es decir que tengan un 5, 6, o 7% de descuento en todo, cada vez que vaya a mercar y ese es el balance social.

¿Gustavo, para finalizar la cooperativa está en capacidad con la intervención de la Supersolidaria de devolvérsela a sus propios dueños?

A mitad del 2022 vamos a estar en capacidad de devolver la cooperativa a los asociados, esa es nuestra meta, estamos llegando a niveles de desarrollo de la cooperativa que nos va a permitir que hacia junio o Julio la estaremos entregando, en este momento hace falta tres cosas completamente, una reforma estatutaria que actualice el estatuto de consumo con la nueva normatividad y con la nueva estrategia de gestión del riesgo.

Sobre todo con una participación democrática basada en códigos de ética y buen gobierno, que nos permitan que la cooperativa no solamente sea dirigida por líderes, sino que sea dirigida por gente que además de liderazgo tenga habilidades y competencias necesarias para manejar una empresa de retail,  de comercialización de productos básicos para el público, nos hace falta adicionalmente un acuerdo con el sector financiero, hablamos de muy poco dinero, algo así como 7% del valor de las deudas totales que tenía Consumo, pero  hay que arreglar ese 7%, calculamos que entre marzo y abril se logrará, garantizar  una sostenibilidad.

El Diálogo Ecosolidario  total está en este enlance:

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *