La simbología política en decadencia

La simbología política en decadencia

La corbata símbolo fálico–político está en caída libre, tal cual baja, luego que su dueño hace el nudo o intento de ahorcarse.

Lo símbolos comunican  la representación de un grupo social o de una élite para el caso de los políticos, algunos ejecutivos  y empresarios que ostentan esta prenda en sus vestimentas.

Tómelo como simbología política porque estos señores la portan entre cuello y pechera para todas sus actividades públicas, no puedo decir las privadas, no sé, porque no me interesa.

La corbata como simbología está en decadencia perpetua, aun  la lucen los políticos planetarios con algunas selectas excepciones.

El adminículo baja como siempre, las ventas de corbatas disminuyen desde 2008  en 40%, sin corbata se pueda hacer cualquier actividad con frescor, este elemento fálico en decadencia constriñe la yugular, es de alto peligro para la salud.

Sin embargo, los políticos colombianos abren sus esbeltos cuerpos unos y otros dejan notar sobre sus protuberancias estomacales con aire patriótico u altivez de próceres el brillo de sus corbatas en sedas importadas al pasar por pasillos congresionales, presidenciales o ministeriales.

¿A qué viene la analogía?

Los congresistas están en la plenitud de su decadencia, en las sesiones de Senado y Cámara se esfuma el tiempo en disputas personales y de partido, al igual que la exagerada e injustica cantidad de dinero que les pagamos -que bien servirían-  para hacer obras sociales o de infraestructura, parte de estos $32 millones mensuales más 1 millón que se aumentaron hoy 17 de julio.

A esta legislatura en su decante ritmo le dio por hacer leyes a la medida del ego de senadores y representantes.

El Congreso de La República de Colombia es una fábrica de prototipos o de trajes a su medida, con clientes cautivos, a quien hay que satisfacer caprichos caballerescos de más tierras, esclavos y borregos para su condado o ducado, así refleje su poder despótico. -Seguimos en las épocas de ducados y condados.

Prototipos o trajes a medida

En apenas 10 meses del condado  –CD– Centro democrático, nos encontramos frente a la cuarta solicitud personal: una ley de segunda instancia con reversa para proteger los aforados con nombre propio –uribito– Andrés Felipe Arias

Esta norma estilo sastre o prototipo industrial llevaría a la quiebra a la nación, porque se desbordaría la corrupción con tanto aforado saltando de alegría en su casa por cárcel y otras modalidades.

Las anteriores fueron La Ley Uribe o prima extra para los trabajadores y para engordar el ego populista del senador.

La Ley de Financiamiento Duque – Carrasquilla, que intenta hacer de la cultura una empresa de capital  en otros caprichos del condado CD.

La ley del PND de desarrollo o el pacto de retazos 2018-2022.

Así legisla y gobierna la decadencia como el descenso fálico de la corbata.

wiltonrizzo@hotmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *