Las EPS embolatan las agendas para especialistas, no hay citas para 2022

Las EPS embolatan las agendas para especialistas, no hay citas para 2022

Miente La Supersalud cuando dice que se agiliza la adjudicación de citas y la entrega de medicamentos. LAS EPS DEBEN SER SOLO ASEGURADORAS. Comentario Wilton Rizzo@ecosolidario.com.co A mediados del 2022 las agendas para especialistas en EPS colombianas están cerradas, una consulta para hombro, sea del manguito rotador o de los tendones, por ejemplo en Sanitas, la dan a partir de julio para el 31 de octubre 2022, citas para cirujanos de mano no hay para este año en Sanitas ni en la Clínica Meredy, citamos estos ejemplos puntuales de los cuales tenemos las propias constancias. 1ª. Foto de referencia tomada de La República. 2ª. Foto archivo EcoWr

Así están sufriendo los usuarios por la falta de atención con especialistas en la mayoría de las EPS colombianas. Las EPS en forma irregular burlan con facilidad las necesidades de mejoría de los afiliados al sistema de salud por la complicidad consiente de la Supersalud.

Así, sin menor respuesta por la EPS, la gente de los centros de información (Call Center) recomiendan que el adolorido y angustiado paciente debe estar llamando para cuando abran agenda, cosa que no sucede, parece que abren la agenda y estas citas las entregan a sus clientes de medicina prepagada.

También recomiendan que siga llamando para cuando se caiga una cita que en la frecuencia de los casos no sucede o que llame a la esperando que alguien no haga uso de su respectiva cita médica de especialista, algo que es poco frecuente.

Medicamentos

El reclamo de medicamentos en Cruz Verde de Bogotá, es lento, engorroso, desordenado tanto en la Clínica Universitaria Colombia de la Calle 23 #68-46 con en Suba frente a Subazar. Se demora entre 4 horas y 6 horas el procedimiento.

Como se parecía en la gráfica (arriba) los pacientes en su mayoría personas de la tercera edad tienen que esperar la entrega de medicamentos en Suba a la intemperie.

Pacientes oncológicos

Reconocer a Sanitas EPS con la seriedad y alta calidad de servicio en la atención a los pacientes oncológicos, lo cual permite colegir que la legislación adecuada para cada caso de salud tiene buenos resultados.

Las EPS solo aseguradoras

La reforma a la salud del próximo gobierno traería buena salud a los colombianos dejando a las EPS solo como aseguradoras.

Que por medio del ADRES se le pague a los prestadores y prestadoras de los servicios de salud y proveedores de medicamentos y otros insumos médicos, quirúrgicos y demás.

Así quedarían las IPS, clínicas y hospitales independientes y la EPS podrán exigir la atención debida para sus afiliados.

Mientras sigan manejando ese multinivel donde la salud es una mercancía llegará el momento que el sistema colapsará y habría que declarar una emergencia nacional grave en el sistema de salud.

Las EPS dueñas de la entrega de medicamentos, de la contratación de profesionales, propietaria de IPS, Clínicas, hospitales y otros servicios afines se hacen despacito para que no les duela, los dolores los aguantan los pacientes y sus familias.

Sin el manejo de los dineros del presupuesto de los colombianos se preocuparán por optimizar sus empresas, no harían negocios de diferente índole financiera con los dineros del sistema de salud, no se dedicarían a construir clínicas e IPS con la plata que les giran para pagos de servicios hospitalarios y médicos.

Recordemos todo lo que hicieron con la plata de Saludcoop los liquidadores de esa empresa en el gobierno de Santos y Duque.

El caso de Guillermo Grosso Sandoval, acusado por saqueo a Saludcoop, que fue también presidente de Cafesalud, recapturado y preso aún en la Picota con sus socios y dueños de IPS y abriendo centros médicos propios con dinero ajeno.

Evitemos que sucedan nuevos escándalos grotescos que dañen el sistema de salud colombiano como el del delincuente de la nota.

AQUÍ DEJAMOS UN PRONTUARIO DE LOS CORRUPTOS DEL CARTEL GROSSO

https://www.infobae.com/america/colombia/2

Guillermo Grosso, expresidente de Cafesalud, fue recapturado cuando acababa de salir de la cárcel

La Fiscalía prepara una nueva imputación de cargos en contra del expresidente de CafeSalud, por irregularidades en contratos para la atención de pacientes con cáncer.

3 de Mayo de 2021

Guillermo Enrique Grosso Sandoval, tras más de dos años interno en la cárcel La Picota, de Bogotá, estaba a punto de cruzar el umbral de salida del penal para recobrar su libertad, cuando fue capturado nuevamente por funcionarios de policía judicial de la Fiscalía.

Guillermo Grosso Sandoval. Médico especialista en Cirugía y Gerencia Hospitalaria. Foto: José Herchel Ruiz Colprensa.

Grosso había sido capturado por los delitos de concierto para delinquir y cohecho por dar u ofrecer, presuntamente cometidos cuando era director de Cafesalud y liquidador de la EPS Saludcoop. El funcionario habría cometido irregularidades en los contratos y conformado una red con la exsuperintendente de salud Eva Katherine Carrascal para afectar los dineros de compensación y de la entidad.

Ahora, la Fiscalía halló nuevas irregularidades en otros contratos que Grosso firmó cuando aún se desempeñaba como gerente de Cafesalud. “El último día en el que Grosso Sandoval se desempeñó como representante de la entidad de salud, el 29 de febrero de 2016, habría firmado varios otrosíes a los contratos suscritos con dos IPS para la atención ambulatoria y hospitalaria, consulta prioritaria, cuidados paliativos y tratamientos especializados para pacientes con cáncer en Cundinamarca, Boyacá, Santander y Bogotá”, señaló el ente investigador.

Esos contratos habrían recibido adiciones que, según la Fiscalía, aumentaron el tiempo y los montos de los contratos hasta llegar a 195.000 millones de pesos. Presuntamente, para lograr ese cometido, se habrían pactado dádivas por el 10% del valor neto de los contratos. “Hay indicios de que el entonces presidente de la EPS Cafesalud, supuestamente, alcanzó a recibir 2.496 millones de pesos de una de las empresas beneficiadas”, señaló el ente acusador.

Tras la detención a su salida de la cárcel, Grosso fue imputado por la Dirección Especializada contra la Corrupción, con el delito de “cohecho propio”. Aunque no aceptó el cargo, un juez de control de garantías decidió que deberá cumplir medida de aseguramiento en centro carcelario. “Con relación a este caso serán llamados a imputación dos particulares que, en su condición de directivos de las IPS involucradas, habrían acordado el pago y la entrega de los dineros al entonces presidente de Cafesalud”, agregó la Fiscalía.

La interventoría de Grosso como agente en la liquidación de Saludcoop fue cuestionada por la Contraloría General de la Nación a mediados de 2018, en el que se le acusó del detrimento patrimonial de la quebrada entidad por 80.631 millones de pesos.

Esa investigación fue archivada el pasado 28 de enero, según informó El Espectador. Para la Contraloría causó interés, en ese momento, que Grosso autorizó gastos millonarios en servicios que, a ojos del ente de control, no eran prioritarios para la entidad que se encontraba en medio de una crisis económica y no estaban destinados a la atención de los pacientes.

De acuerdo con ese diario y la investigación de la Contraloría, Grosso, en el año 2013, ordenó el gasto de 500 millones de pesos para una fiesta de navidad para los empleados, un torneo de bolos y el pago de un taller dictado por el coach Alex Hadad, que costó otros $200 millones. Para el ente de control, esos recursos superaron el 10% habilitado para gasto y no estaban destinados al servicio de los afiliados.

Así mismo, generó sospecha que contratara camionetas Toyota blindadas para él, el presidente de Saludcoop, y sus respectivas familiar. Sin embargo, el ente de control no pudo determinar que esos recursos excedieran el 10% y archivó la investigación.

Respecto a su dirección de Cafesalud, la Contraloría también había llevado una investigación por el gasto de 2.029 millones de pesos, que como los contratos de Saludcoop, se habrían gastado en enseres, televisores, aire acondicionado, neveras y sillas ejecutivas, según el ente de control. John Alexander Colmenares Russi y Javier Peña Ramírez, quienes fueron capturados en 2019 junto a Grosso, ya se encuentran condenados, pero el proceso contra el exdirectivo de Cafesalud no había llegado a sentencia, hasta el momento.

https://www.infobae.com/america/colombia/2021/04/29/guillermo-grosso-expresidente-de-cafesalud-fue-recapturado-cuando-acababa-de-salir-de-la-carcel/#:~:text=Guillermo%20E.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *