Laura Mora, víctima de la guerra en Colombia, cineasta "épicopunk"

Laura Mora, víctima de la guerra en Colombia, cineasta "épicopunk"

‘Es como que ¡ya, puedo hacer lo que me dé la gana!”, explica la artista de 41 años y melena a la cintura’.

El cine refugio de las libertades intelectuales, es la lectura que encuentro en la narración del cine Épicopunk de Laura Mora. Comenta wiltonrizzo@ecosolidario.com.co  como lo dice ella: el espíritu de la película es subversivo y permitió cruzar el cerco infranqueable, las alambradas y mallas sociales y económicas  en una sociedad aferrada a la propiedad, cual  una cortina de poseídos, que solo pueden sobrevivir sintiéndose dueños de algo, para llenar ese burbuja de egoísmo en la gran masa etérea del individualismo, siendo sutil, creyéndose sublimes.

Es el cine la gran aventura, la escapatoria y el encuentro bondadoso de la libertad de expresión, que es ese único crisol que nos permite ser en nuestra realidad de la propia verdad que estamos armados.

El cine por facilidades tecnológicas, por el conocimiento que el mundo nos permite del Universo es el único verdadero canal ahora para fijar conceptos de libertad en el futuro.

Como encontrarlo, a una persona, a quien se le puede hacer ese cuestionamiento, seguidos de contra preguntas es a Laura Mora.

Aquí queda el arranque de desafío de la Mora, de su decisión sin pedirle permiso a nadie, porque ella es patrona, parodiando al tango.

Narración que en cualquier tiempo nos conmueve. “Creo que esta película es la primera representante del género Épicopunk. Es muy épica y hay una cosa de epopeya (…) es grandilocuente, pero luego el espíritu de la película es subversivo, quiere cruzar el cerco, atravesar la propiedad privada, armar una barricada, pararse ante el mundo de una manera muy desobediente”, explica la cineasta, que hizo estudios en Australia.

Para sobrellevar el dolor por el asesinato de su padre, Laura Mora se refugió en el cine. La directora colombiana, premiada en festivales internacionales, indaga en sus películas sobre “la violencia atada a los hombres” en un género que llama “Épicopunk”.  Tomada de la https://hjck.com/cine-y-art

La directora de cine colombiana Laura Mora (4-I) posa junto a los actores Davison Florez (I), Cristian Campana (2-I), Brahian Acevedo (3-I) y Andrés Castañeda (D) durante la presentación para la prensa de la película “Los Reyes del Mundo” en Bogotá el 4 de octubre de 2022. – “Los Reyes del Mundo”, el segundo largometraje de la directora colombiana Laura Mora, ganó los principales premios en San Sebastián y Biarritz en 2022. RAUL ARBOLEDA/AFP

Por: AFP

“Los reyes del mundo”, su segundo largometraje, logró los máximos galardones de San Sebastián y Biarritz este año.

Una película que bascula “entre la realidad y el delirio”, descarnada y poética, que no hubiera sido posible sin el “acto absolutamente liberador” que significó llevar al cine el día que un sicario la dejó huérfana a los 21 años en Medellín, sostiene Mora en conversación con la AFP en Bogotá.

Su ópera prima “Matar a Jesús” explora el personaje del pistolero, el colapso de la justicia y la sed de venganza.

“Yo he pensado mucho en por qué la estructura de ‘Matar a Jesús’ (2017) es mucho más clásica (que ‘Los Reyes del mundo’) y creo que era tanto el dolor que (…) esa versión tan aristotélica del cine me permitía ordenar mi propio dolor y mis propias memorias. Y después de hacerla es como que ¡ya, puedo hacer lo que me dé la gana!”, explica la artista de 41 años y melena a la cintura.

Sin el yugo del relato convencional se sumergió entonces en las entrañas del conflicto interno, con una película de viaje hacia “la tierra prometida”, en la piel de cinco jóvenes de la calle, actores naturales de Medellín que interpretaron su propio papel. Para leer: Actrices latinas en EEUU buscan generar cambio a través de la representación

“Creo que esta película es la primera representante del género épicopunk. Es muy épica y hay una cosa de epopeya (…) es grandilocuente, pero luego el espíritu de la película es subversivo, quiere cruzar el cerco, atravesar la propiedad privada, armar una barricada, pararse ante el mundo de una manera muy desobediente”, explica la cineasta, que hizo estudios en Australia.

Mora nació en un país atravesado por más de medio siglo de sangrienta guerra y pasó su adolescencia en una de las capitales del crimen. El Medellín de los 90 era el teatro de operaciones de Pablo Escobar, donde fundó su imperio del narcotráfico y terror.

https://hjck.com/cine-y-arte/laura-mora-de-victima-de-la-guerra-en-colombia-a-cineasta-epicopunk-cb20

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *