Los Niño, un pasado glorioso del cooperativismo junto al obrerismo

Los Niño, un pasado glorioso del cooperativismo junto al obrerismo

 

Centenario del natalicio de Carlos Julio Niño Rodríguez II parte. “UN LÍDER OBRERO, QUE CAMBIO MI VIDA”, RYMEL SERRANO.

Esta historia sobre la vida privada y laboral de Carlos Julio Niño Rodríguez está basada en testimonios y entrevistas reales de sus hermanas, hijos, nietos, sobrinos y en registros en los libros Historia de la Familia Niño Rodríguez; La Unión hace la Historia; Forjadores del Cooperativismo Colombiano y del árbol genealógico de la Familia Niño Rodríguez, utilizados en un video casero que por tradición realizan sus descendientes para celebrar los centenarios de sus ancestros. Su divulgación ha sido autorizada por sus familiares.

Carlos julio nació el 24 de agosto de 1922, en Bonza, inspección de Duitama, Vereda la Trinidad, Departamento de Boyacá, Colombia, y falleció el 29 de septiembre de 1996 en Bogotá.

Una de sus virtudes, era que por difíciles que fueran las circunstancias de la vida, siempre tenía esperanza en un mejor mañana, por esto acuñó una célebre frase:

“Las horas más oscuras son aquellas que preceden al alba”.

Con gran humor se disfrazaba para las fiestas, por eso dicen sus nietos que fueron privilegiados porque tuvieron la fortuna de conocer y disfrutar del amor y el consentimiento de su abuelo. “Se gozaba cada momento”.

El 15 de agosto de 1959, Carlos julio y el sacerdote Francisco Javier Mejía, junto con otros dirigentes cooperativos, fundan la Unión Cooperativa Nacional de Crédito

(UCONAL), en la Casa de Retiros de Emaús en Bogotá, la primera entidad de formación de líderes; promoción y fundación de cooperativas de ahorro y crédito.

Es tal el trabajo, la gestión y la mística, que en las dos siguientes décadas, Uconal, que también sería el primer gremio de cooperativas de ahorro y crédito en Colombia, promueve, crea y funda, con el apoyo del Clero y los sindicatos de Antioquia y Santanderes, más de 600 cooperativas.

Al mes siguiente, en septiembre de 1959, fallece su madre, Ana Joaquina. “Lloró desconsolado, con el dolor en el alma, por no haber podido despedirse de mi madre.

Fue muy doloroso para él y para todos”, contó su hermana Teresa.

En la década de los sesentas, Carlos y sus hermanos, le dieron al sector cooperativo de ahorro y crédito un gran empuje, con la fundación de Coopdesarrollo,Cupocrédito, y la revista Uconal.

En 1964, a sus 42 años, viajó para asistir al seminario de cooperativas de vivienda

en Tel-Aviv. Israel. “Tuvo la fortuna de poder viajar por el mundo y ampliar sus

conocimientos y su cultura”. “El disfrute de los viajes y la vida en familia fue una de

sus grandes virtudes”, dicen sus hijos.

De Izq. A D. Rymel Serrano, ——-, Caros Dossman, Héctor Julio Díaz, Valderram, Clemencia Dupont y Carlos Julio Niño Rodríguez.

D I a D. —– Rimel Serrano, Carlos Julio Niño, Carlos Dosman, —

“Con sus hermanos, que eran sus mejores amigos, analizaban, discutían y

planteaban soluciones e iniciativas para el sector social. Por eso, también lideraron

la creación de empresas como Coopserfun, Cupocrédito, Coopsuramerica,

Crediflores, Seguros Uconal. Hoy La Solidaria y Fundesarrollo”, rememora su

sobrina, e hija de su hermano JoseT, Rosa Emma Niño.

Don Carlos Julio fue gerente en Colombia de la Compañía Mundial de Seguros

Cooperativos (Cuna Mutual) cuya casa matriz está en Wisconsin, Estados Unidos,

y tiempo después, ocupó la gerencia de la oficina latinoamericana

Cuna Mutual lo pensiona a los 65 años, pero el sigue trabajando. Ocupa los cargos

de director ejecutivo de la Fundación Social de Coopdesarrollo, Fundesarrollo y

presidente del Consejo Directivo de Cupocrédito

Bien dice la sabiduría popular “Detrás de todo gran hombre hay una gran mujer” y

ella es, tránsito, quien entendió la vocación de servicio de él y lo apoyó

incondicionalmente. Mujer de fe, muy piadosa como su madre “doña Emilia”, quien

supo transmitirle las virtudes del amor, la compasión y la caridad cristiana.”,

comentan las hermanas de Don Carlos Julio,

En sus últimos años, se dedicó a vivir más tranquilo. Se dedicó a leer y a escribir

sobre el sector y a practicar con sus amigos el deporte del golf, involucrando a su

señora y a sus hijos.

Entre varios de sus pasatiempos, estaba la carpintería, “De hecho, mi papa

construyó su propio taller en el patio de la casa y se dedicó a trabajar la madera

para transformarla en objetos prácticos, útiles y decorativos y también fue ingenioso

y recursivo con lis metales y el cuero” dijo Francisco, “Pacho” su hijo diseñador.

Cuentan que era feliz viajando con Tránsito, su señora, los hijos y la familia.

“Recordamos con mucha alegría varios paseos. Uno muy especial a Ecuador en

bus; otro, en tren a Nemocón; al Centro recreativo y vacacional Cafam, en Melgar,

y al apartamento de Cartagena.”

La labor social desarrollada por Carlos Julio fue reconocida por diversas

personalidades de la vida nacional, quienes tenían en él, un buen ejemplo como ser

humano, padre y conocedor de la economía solidaria.

Ese referente, junto con la mística, entrega, compromiso y liderazgo para desarrollar

el trabajo social, sumado con sus calidades humanas como jefe, su le hicieron

merecedor de varios homenajes, distinciones y condecoraciones.

En julio de 1996 recibió por parte de la cámara de representantes de Colombia “la

orden de la democracia, en el grado de “comendador”.

Ese mismo año, con mucha alegría y gratitud, celebró en su hogar, con su señora,

hijos y otros miembros de su familia, el aniversario número 41 de matrimonio y

su cumpleaños número 74. “Fue un evento lleno de lágrimas de emoción y alegría”

Carlos Julio Niño Rodríguez, fallece el 29 de septiembre de 1996, en Bogotá.

Fallece el 29 de septiembre de 1996 en Bogotá.

“Nuestras acciones deben seguir el principio de no dejar de hacer el bien que

es posible, y por tanto, obligatorio”. Carlos julio niño.

Un agradecimiento a sus hijos, cuñados, nietos, y hermanas por enriquecer esta

biografía con sus testimonios.

Igualmente, a quienes muy juiciosos y consecuentes abrieron las páginas de los

escritos de la familia: Teresa Benítez, libro historia de la familia niño rodríguez; Jorge

Niño, árbol genealógico de la familia Niño Rodríguez; libro La Unión Hace la Historia,

familia Niño Rodríguez, y Rosa Emma Niño Jiménez, con libro Forjadores del

Cooperativismo Colombiano, así como a Mauricio Niño Rodríguez y a Juan Carlos

Montoya.

Nota: Publicamos la II entrega de una breve crónica de la vida y obra de Carlos Julio Niño Rodríguez, como un homenaje a este importante dirigente, cofundador del cooperativismo de ahorro y crédito en Colombia, y de varias cooperativas en el país. Fue un ideólogo, un místico. Un “líder obrero”, como lo definió el gran amigo, abogado y destacado cooperativista, Rymel Serrano.

Como se recordará, Fecolfín creó en 2015 la Medalla al Mérito Cooperativo “Carlos Julio Niño Rodríguez” , que se otorga anualmente a quienes han dedicado su vida al desarrollo del sector, al bienestar de los asociados, sus familias, y especialmente al progreso de sus comunidades”.

Este año se entregará en el marco de la IX Convención Financiera Cooperativa Internacional 2022, que se realizará en la ciudad de Medellín entre los días 12 y 13 de octubre próximo.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *