Los políticos elegidos para gobernar se consideran elegidos para la corruptela

Los políticos elegidos para gobernar se consideran elegidos para la corruptela

Briseida Olademar

13 de agosto de 2019

Eso del empoderamiento que aconsejan desde arriba a la mujer es un discurso vacío, una cancioncilla tonta, el poder se toma por la fuerza, por las armas, con dinero. Eso es derroche discursivo, esa acción tiene un fondo distinto y la mujer sin educación, ni posición social no tiene con que hacerlo.

Se habla mucho del buen tratamiento a la mujer,  claro es que la mayoría de las voces vienen de micrófono masculino, la voz de la mujeres en el poder no se deja oir y me atrevo a decirlo, porque el maltrato a las mujeres, el rechazo a las denuncias que hacen muchas damas en los despachos creados para hacer justicia –no se toman con la seriedad que se requiere -sean primarios en la policía o en la Fiscalía y en los jugados donde aún les dicen a quienes demandan en ciertos casos a título de pregunta ¿cómo estaba vestida o usted lo provocó?

En este parque de visiones populares nos damos cuenta que somos las mujeres víctimas de la corrupción que viene de arriba hacia abajo, como si los políticos elegidos y los funcionarios designados por ellos fuesen autorizados por esos mandatos para darle paso a la corruptela en escaleras y escalinatas.

Es tiempo que actúen las mujeres que están en el poder  que dejen escuchar su presencia representativa, que esa vocería no solo sea para acomodarse en los placeres del poder, hay vicepresidente mujer, ministras y ocupantes en cargos importantes, sin que lleguen las leyes, las normas y las acciones para que la mujer en Colombia goce de esa igualdad que tanto pregonan las acomodadas en el estado, felices en la zona de confort, viendo pasar las mieles corruptas y disfrutando de sus endulzantes caprichos.

Basta… basta de tanta verborrea inane, del exceso de esa promesería inútil que mantiene en auge el maltrato a la mujer y la peor parte la llevan aquellas que no tienen acceso al poder, las mujeres humildes y las niñas que están desprotegidas en esta patria de La Virgen y Cristo Redentor. Aquí las que llevamos lo malo de la carga destructiva social somos las mujeres. Amén.

Las mujeres nos debatimos en un mar de engaños y de propuestas inalcanzables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *