‘México, país mortífero para periodistas’ víctimas de la soberbia narco criminal

‘México, país mortífero para periodistas’ víctimas de la soberbia narco criminal

La matanza de periodistas en México, Ucrania y Colombia, entre otros países, es algo que nos duele y llena a esta profesión de valor y fortaleza para continuar y hacer un homenaje a los periodistas caídos en el compromiso de la verdad. Comenta wiltonrizzo@ecosolidario.com.co Sin duda irse a rebuscar las noticias e investigar los pasos de los narcos de las estirpes del Chapo y otras, es casi un suicidio. El valor periodístico es para aplaudir y dejamos escritos nuestros votos de apoyo, solidaridad y misión de seguir en la verdad tanto es su búsqueda como en su revelación.

Entregamos dos artículos de años anteriores, como muestra fehaciente de los dolorosos sucesos porque cayeron los colegas asesinados por las bandas criminales, que les pesa la libertad de expresión y de prensa.

1ª. NOTA DEL PORTAL INFOBAE

De los 13 asesinatos de periodistas, al menos nueve son investigados como crimen contra la libertad de expresión. (Foto: EFE/ Miguel Sierra). México sumó más periodistas asesinados que Ucrania durante el 2022: RSF, El 2022 cerrará como el año más peligroso para la prensa mexicano en el sexenio de López Obrador; Veracruz aún se coloca como el estado más letal. 14 de diciembre de 2022

México es una de las naciones que encabeza la lamentable lista de las más peligrosas para ejercer el periodismo: de acuerdo con la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF), la nación se ubicó por cuarto año consecutivo como el más riesgoso para las y los profesionales.

Artículo 19 llamó a garantizar la seguridad de la prensa tras agresiones reportadas en Sinaloa. FOTO: LEO ESPINOZA Y ALEJANDRO ESCOBAR/CUARTOSCURO.COM

Artículo 19 llamó a garantizar la seguridad de la prensa tras agresiones reportadas en Sinaloa

Aunque no se registraron decesos de la población civil, según autoridades federales, el gremio periodístico reportó diversas agresiones durante la cobertura del operativo para detener a Ovidio Guzmán, líder del Cártel de Sinaloa

En ese sentido, RSF advirtió que la cifra de comunicadores asesinados en México durante este año superó a Ucrania – nación que actualmente sostiene una guerra armada contra Rusia – tras registrar 11 asesinatos, tres más que el país europeo.

Con ello, el 2022 también se coloca como el más violento para las y los periodistas del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO). En dicho periodo, enero cerró como el más letal, al sumar cuatro homicidios: dos de ellos perpetrados en Tijuana, Baja California, Margarito Martínez y Lourdes Maldonado; el de Roberto Toledo, en Zitácuaro, Michoacán, y José Luis Gamboa, en Veracruz.

No conforme con ello, es pertinente recordar que, con los registros de este año, esta última entidad aún se presume como el estado más peligroso para los periodistas con siete casos acumulados – ocho si se contabiliza el asesinato del locutor Pedro Pablo Kumul.

De los 13 asesinatos de periodistas, al menos nueve son investigados como crimen contra la libertad de expresión. (Foto: EFE/ Miguel Sierra)

De los 13 asesinatos de periodistas, al menos nueve son investigados como crimen contra la libertad de expresión. (Foto: EFE/ Miguel Sierra)

Cabe señalar que las cifras de la Secretaría de Seguridad Pública y Ciudadana (SSPC) contabilizan 13 asesinatos a periodistas en el 2022, de las cuales – para el pasado octubre – sólo en uno se ha dictado condena contra los responsables.

https://www.infobae.com/america/mexico/2022/12/14/mexico-sumo-mas-periodistas-asesinados-que-ucrania-durante-el-2022-rsf/

2ª. NOTA IGLATINO.ORG

México es el país más mortífero para los periodistas en el mundo

VICTORIA GALARRAGA13 DE MAYO DE 2021.

Según un informe de Reporteros Sin Fronteras , México es el país más mortífero para los periodistas en el mundo, con ocho reporteros asesinados el año pasado. “Es una triste constante”, dice el informe, en los últimos cinco años, México ha registrado entre ocho y diez periodistas asesinados cada año.

El año pasado, Israel Vázquez fue baleadopor dos hombres en motocicletas tras cubrir a un grupo de descuartizados que fueron descubiertos en una iglesia de Salamanca. María Elena Ferral fue asesinada de ocho balazos a plena luz del día en Veracruz, donde también fue asesinado y decapitado Julio Valdivia solo seis meses después. Jorge Miguel Armenta Ávalos fue asesinado a balazos cuando salía de un restaurante en el estado de Sonora. Jaime Daniel Castaño informaba sobre dos cadáveres abandonados en la calle cuando a él también le dispararon. Víctor Fernández fue asesinado y descuartizado en Acapulco. Las hipótesis detrás de la mayoría de los asesinatos son las historias en las que estaban trabajando los periodistas, exponiendo la corrupción y documentando el crimen organizado. Según el Departamento de Estado, el 94% de los delitos en México no son denunciados ni investigados. Cuando los periodistas se acercan a estas historias, pueden matarlos.

“Barbarie con total impunidad”, dice el informe: a pesar de estar bajo investigación, ninguno de los casos de asesinato del año pasado ha llegado a la justicia. “En México estamos viviendo una crisis de violencia generalizada, violaciones a los derechos humanos, desapariciones, feminicidios, ejecuciones, y todos somos víctimas. En el caso de los periodistas se vuelve importante visibilizarlo porque cuando un reportero es atacado la intención es evitar que su información me llegue a mí, llegar a la sociedad”, dijoItzia Miravete, coordinadora de Artículo 19, organización que defiende el derecho a la libertad de expresión. “Cuando un periodista es asesinado —en cualquier región— por cubrir un asunto de interés público, eso no solo es un mensaje contra el medio al que pertenece, sino que es una amenaza para toda la prensa y la sociedad. Los colegas que sabían que el reportero estaba investigando un caso de corrupción o estaba detrás de una historia de crimen organizado escuchan ese mensaje y lo pensarán mucho antes de informar esas historias tan necesarias”, agregó Pedro Vaca, relator especial de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. .

Los periodistas en México también son objeto de leyes utilizadas para silenciar las críticas. Solo el año pasado se cometieron 39 casos de hostigamiento legal contra periodistas. En los cuatro años anteriores, se iniciaron un total de 69 acciones legales para intimidar a periodistas en el país. En 2016, un fallo ampliamente criticado eliminó los límites máximos de sentencia por cargos de “daño moral”, que los políticos y otras personas en el poder a menudo presentan contra los periodistas para obstaculizar sus investigaciones y la publicación de sus hallazgos.

En México y más allá, los jefes de estado deben desempeñar un papel para prevenir estas tragedias. Amnistía Internacional ha denunciado al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, por arremeter con frecuencia contra los medios, diciendo que debilita a la prensa y favorece el establecimiento de un “ambiente propicio para la censura, las sanciones administrativas y el mal uso de la ley para intimidar a la prensa”. “Muchos jefes de Estado de la región olvidan que al entrar voluntariamente al debate público se exponen a las críticas y deben ser tolerantes. Pero lo más importante es que sean garantes de los derechos humanos, de la libertad de expresión, no solo de quienes los aplaudan sino de quienes los critican”, dijo Baca respecto a la estigmatización de los periodistas por parte de los que están en posiciones de poder.

A pesar de los peligros de la carrera, muchos periodistas no se dejan intimidar. Pedro Canché, periodista del estado de Quintana Roo, fue detenido por documentar desalojos violentos en la ciudad de Felipe Carrillo Puerto en 2014. Pasó nueve meses en prisión, donde fue golpeado y sufrió lesiones en los hombros, pulmones, cervicales. columna vertebral y se rompió el brazo. Todavía tiene que tomar analgésicos hasta el día de hoy. “Al final lo que nos importa es que se sepa lo que está pasando en nuestras regiones. Que no se olvide toda la corrupción, todos los atentados. Por eso hacemos esto”, dijo.

Mexico is the deadliest country for journalists in the world

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *