Neo Cooperativas y Neo Fondos un paso al futuro cercano

Neo Cooperativas y Neo Fondos un paso al futuro cercano

“Peor aún, en el último año han desaparecido cerca de 200 fondos de empleados”.

“¿Bajo esta concepción es posible considerar la constitución y puesta en marcha de Neo Cooperativas y Neo Fondos?  es decir, podemos llegar a considerar la existencia de cooperativas y fondos de empleados que operen 100% como plataformas tecnológicas”

Bogotá, 31 de agosto de 2021

Julio Herrera Gerente de Cooperativas y Fondos de Empleados Máster en Economía Social

Recientemente a partir de la pandemia, se ha tejido un nuevo concepto que hace referencia a los Neo Bancos; encontramos varios conceptos, quizás el más sencillo es que el indica Wikipedia: “Un neobanco es un tipo de banco directo que es 100% digital y es accesible a los clientes sólo en aplicaciones móviles y plataformas de computadoras personales. Los neobancos no operan redes de sucursales físicas tradicionales.”

Bajo esta concepción es posible considerar la constitución y puesta en marcha de Neo Cooperativas y Neo Fondos? es decir, podemos llegar a considerar la existencia de cooperativas y fondos de empleados que operen 100% como plataformas tecnológicas y que mantengan la naturaleza cooperativa/solidaria enfocados en el bienestar social y económico de sus asociados? o por el contrario es el abrebocas para la extinción del modelo financiero cooperativo demostrando o desenmascarando las incapacidades en la atención y servicio al asociado?

Y se desprende otro interrogante: ¿Nuestros directivos están capacitados para atender la innovación financiera y los gerentes están prestos para incursionar en proyectos de esta dimensión para hacerle frente a las Fintech de naturaleza comercial?

Aquí se presenta un agravante para el sector de los fondos de empleados pues está cogiendo fuerza el concepto de Neo Cooperativas, pero no de Neo Fondos, a propósito, ¿qué podrán esperar de innovación tecnológica los asociados a los fondos?  nos quedaremos trayendo sólo convenios para disimular la desidia y la nula gestión en el desarrollo de proyectos tecnológicos?

Peor aún, en el último año han desaparecido cerca de 200 fondos de empleados.

Foto Finnovating

Sin estigmatizar que el vocablo Neo sea restrictivo a lo nuevo con base en la tecnología, sino que en un sentido más amplio significa Nuevo o Reciente debemos considerar que el futuro es hoy, por ello es vital actuar en los siguientes temas:

  1. Capacitar a directivos y ejecutivos en innovación bancaria, financiera y tecnológica.
  2. Digitalizar y automatizar procesos para reducir costos y tiempos de respuesta.
  3. Con los ahorros en los costos directos, propender la puesta en marcha de nuevos proyecto productivos.
  4. Fomentar la constitución de nuevas cooperativas aprovechando la ley de emprendimiento.
  5. Tecnificar a los asociados mediante créditos para adquisición de dispositivos móviles que a su vez coadyuven en sus propios procesos productivos.
  6. Segmentar aún más particularmente, gracias al análisis de datos, a los múltiples sectores que pueden ser atendidos.
  7. Atraer talento humano especializado en tecnologías y plantear fuertes estrategias digitales.

Oportunidad.

El mercado natural de las cooperativas es el popular y como buenos colombianos, nos puede faltar en la casa alimentos, pero no un televisor y un teléfono celular, con datos claro está. Por ello es que las cooperativas están llamadas a “cooperativizar” a todas las victimas del gota a gota, y esto puede ser realidad a través de las plataformas, permitiéndoles un acceso fácil para asociarse, incluso a través de la misma captura de datos desde el celular.

Considerando los estrictos requisitos para constituir una cooperativa financiera que generan la limitante o apatía por su constitución, es fundamental que las nuevas cooperativas que tengan como argumento legal para su constitución la ley de emprendimiento visualicen el uso de plataformas tecnológicas para la comercialización de sus bienes y servicios. Aquí podemos mencionar por ejemplo las cooperativas de índole turística que pretendan ofrecer alojamientos tipo Airbnb.

Igualmente el sector rural y agropecuario es susceptible de potencializar su mercado a través de plataformas que lleven su producto directamente al consumidor final.

Por último, ¿lastimosamente no encontramos legislación que brinde una luz respecto a cooperativas digitales, será que una vez más llegarán tarde las oportunidades para el sector solidario?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *