Normatividad flexible se requiere para el crecimiento de los emprendedores

Normatividad flexible se requiere para el crecimiento de los emprendedores

Sobre el emprendimiento personal y solidario conversamos con Cristina Tavera Cuéllar, experta en estrategia de comercialización, liderazgo transformacional, emprendimiento y en promover empresas del sector solidario, llevándolas a su desarrollo progresivo para encontrar el equilibrio y la satisfacción de los asociados, clientes y trabajadores.

  1. Considero con la experiencia que he venido trabajando en los últimos años, que las figuras del emprendimiento, para tener un resultado efectivo requieren que los emprendedores vayan solidificando las ideas de negocio, partiendo desde el nacimiento de la empresa con acompañamiento integral, por parte de mentores expertos en diferentes disciplinas que aporten al desarrollo y sostenibilidad del emprendimiento, lo ideal es que ese acompañamiento se dé al menos por un tiempo no menor de 2 años para que las ideas se consoliden. Aunque estos procesos generen costos de acompañamiento estratégico elevado, pero hay mecanismos o estructuras con las que se puede lograr como las Startup’s o aceleradoras, que cuentan con una infraestructura fuerte de herramientas de seguimiento al desarrollo de los proyectos y un equipo de mentores especializados en diferentes áreas de interés para los emprendedores y empresarios donde se pueden apoyar en las áreas de mayor debilidad.

Así los empresarios puedan llevar esas ideas a que se transformen en un indicador de monetización favorable para la sostenibilidad del negocio y el crecimiento de la economía del país.

Superando su punto de equilibrio, que a su vez les permita tener una estabilidad económica. Estos modelos bien orientados, donde se acompaña en mercadeo, estrategia comercial, asesoría jurídica, desarrollo tecnológico, proyección financiera y plan de comunicaciones entre otras; llevan a que las ideas de emprendimiento se conviertan en fuentes potenciales de generación de empleo, ingresos y fortalecimiento económico del país.

Los emprendedores llevan entre su idea el concepto de crecimiento positivo del producto bruto interno. Por ello, hay que evitar tanta talanquera empresarial para hacer realidad sus sueños.

Actividad intensiva de capacitación que permite la formalización del emprendimiento para buscar el éxito ya sea en lo individual como en lo colectivo o solidario. Foto CTC.

En cambio, si solamente actuamos en la parte inicial con un acompañamiento previo y la entrega del recurso económico no será suficiente porque muchas veces eso impacta de manera negativa, en su mayoría de los casos conduce los proyectos al fracaso por insostenibilidad y este es el resultado que hay que evitar para no empobrecer cada vez más a la comunidad, ni a nuestro país.

Lo que necesitamos es continuar fortaleciendo ese equipo de apoyo de expertos que incluso ya hayan pasado por estos procesos y que hayan tenido casos de éxito donde sostenerse en el tiempo sea su mayor reto, logar, por ejemplo, pasar de un punto de equilibrio y maximizar sus recursos, para que el indicador de monetización sea creciente.

  1. Me preocupa una cosa en este aspecto Cristina, la excesiva normatividad para la formalización de pequeños empresarios, cámara de comercio, Sarlaft. Dian, dinero muy caro, intereses, 4 x mil, pago de los plásticos, retiros y comisiones bancarias, con la orquestación de la gravosa declaración de renta, sus anexos y cuanto se le ocurre a funcionarios insaciables y explotadores de los empresarios, donde a cada momento se inventan nuevas imposiciones, tecnológicas, digitales, paralela a las sanciones.
  2. Hay que involucrarse también en todo lo que tiene que ver con la reglamentación, por eso digo que es un trabajo mancomunado, el gobierno también tiene que ver como apoya y fortalece el emprendimiento en el país, y parte de ese esfuerzo tiene que darse en esa pendiente de formalizaciones que le están exigiendo a los emprendedores, hoy en día digamos que han sido un poco más flexibles, sin embargo, todavía hay muchas cosas por hacer desde ese punto de vista. Aunque ya hay programas de apoyo a pequeños empresarios, emprendedores y comerciantes aún el país requiere de muchos más frentes de trabajo y apoyos económicos, que le permitan al colombiano generar ingresos a partir de sus propias ideas para así sostener a sus familias y contrarrestar el desempleo y la pobreza en que nos hemos visto inmersos.

Sobre todo, en estos momentos donde estamos tan golpeados por toda la situación que vivimos en el país. Sí se requiere, que haya intervención por parte del gobierno, facilitando alivios y mejorando la formalización de estos empresarios.

Claro se requiere una formalización, se necesita saber

¿qué se está haciendo con los recursos asignados?

 ¿qué tipo de negocio se está desarrollando, hacia qué mercado, así adonde se está enfocando el nuevo consumidor, ¿cuáles son las necesidades de los consumidores nuevos?

Pero que esa formalización sea permita iniciar, consolidar, desarrollar y crecer los proyectos productivos y ahí si cuando ya logren solventar sus necesidades puedan aportar los impuestos acordes a su situación económica, no antes.

Se necesita una nueva formalización con unos alivios y unas facilidades para los nuevos emprendedores, que tienen una idea de negocio, que realmente están buscando como alternativa para mejorar la calidad de vida, en este caso debería haber mucho apoyo por parte del gobierno, hay algunas cosas que sean avanzado ¡pero todavía! Falta mucho.

 

Actividades que te preparan a las personas para el cambio emprendedor. Archivo CTC.

¿Cristina, cuál es la ventaja de hacer emprendimiento solidario?

CTC. El emprendimiento solidario es mucho más que tener una idea de negocio personal, cuando yo tengo una idea de negocio busco crecer yo y favorecer a los míos: empleados, amigos, familiares, Un emprendedor desarrolla una idea de negocio para crecer y generar ingresos – monetizar.

Cuando yo hablo de emprendimiento solidario hablo a una comunidad, con todo los que tengo alrededor busco la manera hacer alianzas con otras personas participantes desde el modelo de economía solidaria, que hagan parte de ese proyecto.  Buscar un sinfín de posibilidades que podamos compartir y maximizar, dentro de la comunidad.

El sector solidario es pionero en la realización de esfuerzos comunes desde hace casi dos siglos y hoy constituyen el mayor movimiento socioeconómico del mundo gracias a sus procesos de intercooperación y la integración, procesos continuos, dinámicos, mediante los cuales, y por propia naturaleza y hasta razones de sobrevivencia se desarrollan desde lo local y abarcando territorios, ocupa espacios mayores y hasta mundial como lo hace con la Alianza Cooperativa Internacional (ACI).

El emprendimiento solidario lo aplicamos permanentemente a través de la intercooperación y la integración y son muchas las experiencias que ilustran dichas iniciativas; gracias a ellos puede hablarse de circuitos económicos cooperativos en contraposición a circuitos capitalistas y públicos, y podemos hablar hasta de una opción globalizadora cooperativa y de la Economía Social de la que somos participes en proyectos de emprendimiento y originación de clústers de gran impacto y que son reconocidos por su identidad solidaria.

Finalmente, ventajas las tenemos todas porque podemos impulsar emprendimientos asociativos orientados a la producción de bienes y servicios innovadores y trabajar en la formación y consolidación de generaciones de relevo, pasando por formular políticas propias de la economía solidaria que permitan acuerdos de tú a tú con el gobierno sin aceptar populismos y autoritarismos y propendiendo por establecer estrategias para crecer en el ámbito de millennials y centennials y otras nuevas generaciones que hoy gritan por mejores oportunidades y un equilibrio económico en el país. Si nos lo proponemos lo podemos lograr hasta trascender con valores y principios a la sociedad impulsando solidaridad y autogestión y construyendo redes sólidas con resortes de resiliencia con criterios de gobernanza y nuevos rumbos para nuestras generaciones venideras que merecen contar con un país más consciente de las nuevas economías globalizadas.

Modalidades emprendimiento solidario

CTC. Se pueden trabajar los proyectos de emprendimiento mediante modelos de economía solidaria con experiencias autogestionarias a través de clústers, generación de cadenas productivas asociadas y rentables. Donde se involucren las familias, las comunidades y los centros de acopio o gremios productivos que se identifiquen con el modelo propio de la economía solidaria.

Economía social

CTC. Las organizaciones del sector solidario destinan ciertos recursos que se encuentran disponibles para ser invertidos en temas de emprendimiento para sus asociados mediante el modelo de economía social. Es importante, que las entidades de economía solidaria favorezcan de manera permanente las iniciativas de emprendimiento que surjan dentro de su base de asociados, facilitándoles a los emprendedores recursos para que arranquen esas iniciativas y además proveerles de la asesoría de expertos en las diferentes áreas que requiera el emprendedor para salir adelante con su proyecto y  de esta manera garantizar el éxito futuro en cuanto a la sostenibilidad y crecimiento de los emprendedores solidarios.

Recomendaciones para emprendedores

  • Hacer todo con amor y pasión
  • Identificar que me diferencia de otros
  • Tener claras mis ventajas competitivas
  • Iniciar pequeño …pero soñar en grande
  • Definir un business plan
  • No concentrarse solo en el indicador del dinero sino en el beneficio para los clientes
  • No tener miedo a equivocarse
  • Estar en la búsqueda permanente de oportunidades
  • Revisar lo que está sucediendo en el mercado
  • Capacitarse siempre
  • Reducir gastos
  • Hacer un buen equipo
  • Buscar un buen mentor
  • Meditar muy bien para tomar decisiones
  • Resiliencia
  • Paciencia
  • Persistencia: No desistir del proyecto, no rendirse a mitad de camino, sino buscar por todos los medios los recursos que se necesiten para poder sacar adelante los proyecto, muchas veces nos son por recursos económicos si no por apoyo incluso hasta emocional.

Que cada idea de emprendimiento que se logre poner en marcha sea un aporte a la construcción de la nueva economía de nuestro país. Que se mejore la calidad de vida de nuestra sociedad con visión social y mejores oportunidades para nuestras generaciones venideras, es responsabilidad de todos. ¿Yo pongo mi granito de arena y te invito a ti a que pongas el tuyo, te suena? Muchas gracias.  Cristina Tavera Cuéllar.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *