Periodistas de Colombia ¡no se dejen manosear del poder dominante!

Periodistas de Colombia ¡no se dejen manosear del poder dominante!

wiltonrizzo@hotamil.com El periodismo colombiano debe rechazar convocatorias a ruedas de prensa donde se aplique el silencio a preguntar, o, a ejercer la profesión, es además, un atentado contra el derecho al trabajo y al Artículo 20 de la Constitución del 91.

Aparte del “Acoso judicial a periodistas y defensores(as) de derechos humanos, cuya víctima es la libertad de expresión” en Colombia tenemos que agregar el impositivo silencio -recurso propio de revisionista- que aplican en las ruedas de prensa, la alcaldesa Claudia López, el fiscal Francisco Barbosa, el ministro de Salud Fernando Ruíz y algunos dirigentes deportivos, una porción de estos cuestionados por malos manejos administrativos.

Es una burla, la impositiva manipulación las odiosas ruedas de prensa, por parte de quienes detentan el poder dominante -porque aquí en Colombia no hay dirigencia, ni liderazgo- -sino revisen los 55 días de manifestaciones, paros y bloqueos- es una burla a la libertad de expresión, al libre acceso a la prensa y a la Constitución: ley de leyes de un país que se llama Colombia, que no es de los colombianos, sino de un grupo de poderosos badulaques.

Las ruedas de prensa donde se convoca a los periodistas como borregos y se rellena en veces hasta con los meseros, los puestos de quienes no llegan a estos escenarios de maquillaje gubernamental, extensivo a grupos u organizaciones empresariales, que vulgarmente en ciertas latitudes, creen que, por un desayuno, un almuerzo y un regalito los medios deben publicar la sarta abalorios, que colocan como bolitas mágicas en la bisutería de sus comunicaciones.

50% abalorios, 50% egos revueltos

 Wilton Rizzo

No soy partidario de asistir a ruedas de prensa, eso es política en muchos medios respetables.

De estos encuentros tengo la siguiente conclusión, 50% de cuanto dicen es para mostrar los fantasiosos resultados, maquillados en la mayoría de los informes y el otro 50% para auto alabar el ego del personaje glamuroso y bien perfumado, que, con una sonrisa mentirosa, responde con una evasiva a la periodista, que le hizo una pregunta, que no esperaba. Y la anfitriona, ladra desde el atril, que para esta ocasión no se incluía esa situación que tocó la preguntona.

Porque las ruedas de egos, tienen su agenda, utilizando la manida frase: que recita una acariciante voz femenina: en esta ocasión, -solo trataremos el tema de los resultados positivos que vamos a mostrar previamente en un corto video, enseguida nos entregan las preguntas en una hoja de papel, que tienen es sus puestos y nuestro Súper Héroe o Mujer Maravilla, las resolverá.

Estos encuentros son 50% de resultados maquillados que a lo mejor ya se conocen y 50% para decir mentiras, al mostrar a ese cristo salvador moderno, como la génesis de lo existente y porvenir.

Otras consideraciones

Sobre las amenazas a este periodista, les cuento, que tengo las dosis de Sinovac contra el Covid19. 

Por mi parte, Creo en la libertad de expresión, dudo de la libertad de prensa, creo en objetividad, más no en la imparcialidad, me parece que en muchos casos un periodista puede declararse impedido, siento la democracia en peligro, porque es el dado y el yoyo de los vividores de los impuestos, aquellos que saben esto: El Estado no existe, existen los contribuyentes.

El periodismo colombiano debe rechazar toda convocatoria a ruedas de prensa, donde se aplique el silencio a preguntar, que es a ejercer la profesión, es además un atentado al derecho al trabajo.

Artículo 20. Se garantiza a toda persona la libertad de expresar y difundir su pensamiento y opiniones, la de informar y recibir información veraz e imparcial, y la de fundar medios masivos de comunicación. Estos son libres y tienen responsabilidad social. Se garantiza el derecho a la rectificación en condiciones de equidad. No habrá censura

Lo periodístico y la pauta de los gobiernos

Los grandes medios se reparten la publicidad de los gobiernos, locales, distritales, nacionales como internacionales y sus organizaciones. La mayor parte de la torta publicitaria se queda en las arcas de los medios, hoy propiedad del Grupo Ardila Lule, Santo Domingos, Sarmiento Angulo, Las Villas, Gillinski y otros en menor escala, que pelechan del presupuesto nacional, por tanto, deberían responder mejor a los colombianos que a sus patronos de cada cuatro años.

Ahora Claro, con su Red+Noticias y sus alianzas con Duque pelea la pauta a los monstruos tradicionales de las noticias. Observemos que los noticieros de la Cámara y del Senado se los disputan RCN y Caracol TV, teniendo canales de TV el Congreso, la Presidencia más las televisoras regionales.

¿Qué se está pagando? ¿podrá entrar el diablo y escoger a los buenos de este compromiso de extensión informativa innecesaria?

Aquí es donde, se ponen en peligro las libertades, que tanto, unos como otros deben honrar y cumplir con los postulados democráticos de la nació Colombia.

La pauta provoca autocensura, por tanto, en muchos casos presidentes, ministros, alcaldes, funcionarios de rangos administrativos, congresistas, diputados, concejales, los del poder dominante incrustados en la rama judicial, ejercen presión a los medios y amenazan tarjeta amarilla de la pauta a periodistas de esos medios con susceptibilidades, subrepticiamente, si se quiere con elegante disimulo ¿”?

 Si el periodista no está bien plantado en su compromiso éticos y social o le falta experiencia, puede caer en la trampa que le tiende el experimentado manipulador emocional, que actúan como corderito, cuando es lobo profesional. 

El material gráfico para el Fotomontaje se tomó de  Flip, Semana, Infobae. Incluyo las notas, generad desde BluRadio, base de este comentario, como la posición de la Flip y Artículo19.0rg

Por: Noticias Caracol

Polémica costumbre de funcionarios que imponen el silencio en las ruedas de prensa. Se está volviendo reiterativo que en las conferencias de Claudia López, Francisco Barbosa y Fernando Ruiz ni siquiera se permita hacer preguntas.

Este miércoles, el mundo entero estuvo pendiente de las ruedas de prensa de los dos hombres más poderosos del planeta: los presidentes de Rusia y Estados Unidos. Por eso, vale la pena hablar de lo que está pasando con las ruedas de prensa de los funcionarios colombianos.

Biden le dijo a Putin que su agenda no es contra Rusia, sino “por el pueblo estadounidense”

En Colombia se está volviendo costumbre que los funcionarios no respondan preguntas de los periodistas o se molesten con sus inquietudes. Hoy quien no quiso responder fue el fiscal general, Francisco Barbosa, en Cúcuta, cuando los periodistas estaban esperando durante toda la mañana para poder preguntar.

Ayer fue la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, quien se molestó por las preguntas de los periodistas y no es la primera vez que lo hace.

¿Por qué están molestos con Claudia López los periodistas que cubren Bogotá?

Por último, hay varios colegas que se quejan de que algo similar está pasando con el ministro de Salud, Fernando Ruiz, quien no da respuestas a todos los periodistas.

Importante recordar que el derecho a la información es fundamental en una democracia y es parte del sistema que los políticos y funcionarios respondan a las preguntas de la prensa, así como hoy lo hicieron los dos hombres más poderosos del mundo. www.carcolnoticvas

Acoso judicial a periodistas y defensores(as) de derechos humanos, la víctima es la libertad de expresión

 Versión en inglés del informe. https://www.facebook.com/VDSorg/videos/1419914991680753/?t=13

  • En el Día Mundial de la Libertad de Prensa(3 de mayo), la FLIP y ARTICLE 19 México y Centroamérica se unen para frenar el acoso judicial contra periodistas y defensores(as) de derechos humanos.
  • En el marco de esta fecha, la FLIP y ARTÍCULO 19 México, con apoyo de Justice for Journalists,presentan el informe Leyes del Silencio, acoso judicial a la libertad de expresión en México y Colombia. 
  • El acoso y hostigamiento judicial es el abuso de mecanismos judiciales para censurar e intimidar a las personas que revelan información de interés público, ya sea por su trabajo periodístico y/o de defensa de derechos humanos.

Lunes 3 de mayo de 2021.- El acoso judicial es una forma de agresión que consiste en interponer recursos legales en contra de periodistas o denunciantes que investigan e informan, en su mayoría, sobre corrupción e irregularidades en entidades del Estado. Algunos de esos recursos suelen ser demandas civiles, acusaciones criminales, procesos administrativos o acciones constitucionales (en el caso de Colombia).

Este tipo de demandas suelen respaldarse en la defensa del buen nombre, del honor, y de la intimidad de funcionarios(as) públicos y de particulares con exposición pública. Los procesos judiciales que se emprenden tienen el fin de intimidar a los y las periodistas, afectarlos emocional y económicamente y desincentivar su trabajo investigativo.

Desde la FLIP y ARTICLE 19 se ha registrado un incremento en los casos de acoso judicial en los últimos años. Para ambas organizaciones resulta muy preocupante que tanto en la legislación colombiana como en la mexicana haya normativas que posibilitan el acoso judicial, y que muchos jueces y funcionarios del aparato judicial emitan sentencias contra periodistas completamente opuestas a los estándares internacionales de libertad de expresión.

Por ello, en el acoso judicial, la víctima no es solo el periodista o denunciante, es también la sociedad que ve sus derechos reprimidos. Los derechos a recibir información y a la libertad de prensa y expresión de toda la ciudadanía están siendo oprimidos.

El informe

Leyes del silencio es un informe que ofrece una mirada paralela de casos y condiciones del acoso judicial en México y Colombia. Los autores analizan las leyes que facilitan el acoso judicial en ambos países y los patrones de comportamiento del Estado frente a esta forma de agresión a la prensa. También presentan casos de periodistas y defensores de derechos humanos que se han enfrentado a procesos judiciales desgastantes y arbitrarios, y explican las diferentes afectaciones que sufren las víctimas de acoso judicial: económicas, laborales, emocionales, y hasta físicas, pues muchas veces las demandas van acompañadas de amenazas y atentados a la integridad de los periodistas.

Las cifras

El acoso judicial no es una estrategia nueva de silenciamiento. Ha sido empleada en todo el mundo contra organizaciones sociales, pero ahora parece haber un auge del uso de este mecanismo contra la prensa. Entre el 2018 y el 2020, la FLIP registró 140 casos de acoso judicial contra periodistas en Colombia. En el mismo período, ARTÍCULO 19 registró 81 casos.

La FLIP empezó a registrar los casos de acoso judicial en Colombia en el año 2017, cuando se contaron 14 casos. En el 2018 fueron 3866 en 2019 y finalmente, 36 en 2020.

Según los registros de ARTICLE 19, en México tan solo se registró un caso en el 2015. Para el 2016 fueron 13. De nuevo 13 en 2017. 21 en 2018. 21 en 2019, y por último un ascenso a 39 en 2020.

Los casos

El informe Leyes del silencio expone ocho casos de periodistas y defensores de derechos humanos de ambos países, entre ellos los de los periodistas colombianos Gonzalo Guillén, Juan Pablo Barrientos, Edison Lucio Torres y Sergio Mesa.

En esta sistematización de casos, los autores pudieron constatar algunos patrones similares, como el hecho de que los demandantes o censuradores son casi siempre funcionarios del estado o personalidades públicas, como políticos e influyentes figuras religiosas.

Es alarmante que en Colombia y México el aparato judicial se preste para el juego de intereses particulares y privados. En el acoso judicial se castiga al mensajero, al denunciante y por ende, al derecho de todos a recibir información y a la libre expresión.

Para comprender mejor esta forma de agresión a la libertad de expresión, la FLIP, ARTICLE 19 y Voces del Sur han programado un evento virtual de presentación del informe Leyes del silencio con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa.  

”INFORME-LEYES-DEL-SILENCIO[9098]”

Descarga el informe en PDF 

Información : Juliana Duque Patiño, coordinadora editorial de la FLIP juliana.duque@flip.org.co / +57 304 2526575.  Andrea Torres Perdomo, coordinadora de comunicaciones de la FLIP comunicaciones@flip.org.co / +57 310 3419744.  ARTICLE 19 México y Centroamérica comunicacion@article19.org https://articulo19.org/acoso-judicial-a-periodistas-y-defensoresas-de-derechos-humanos-la-victima-es-la-libertad-de-expresion/

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *