Politiquería, tragedia de Providencia. Procuraduría destapa “olla sopladora”

Politiquería, tragedia de Providencia. Procuraduría destapa “olla sopladora”

El otro huracán en Providencia es la división política y el privilegio para entregar alimentos y gasolina a los partidarios del alcalde y del gobierno nacional, dijeron a BluRadio los entrevistados. Entregamos un resumen de la tragedia que viven los isleños por Iota y por los funcionarios politiqueros de allá y los de acá. Léase gobierno nacional. Editor wiltonrizzo@hotmail.com

Revelaron, además, que la gente aguanta hambre, las ayudan que llegan a la isla por vía área se permite la escogencia a los amigos de los funcionarios locales y nacionales.

Al paso se encuentran muchas banderas de soberanía, que generan un movimiento separatista y soberano, la situación va madurando, cuando no se consultó al pueblo raizal, pareciera que fuese un política de vitrinazos con dos o tres banderas colombianas queriendo mostrar un patriotismo de crisis, es una soberanía que no existe, el gobierno nacional hace presencia con banderas, según Elkin Robinson, por BluRadio.

Se conoció, además, del éxodo de funcionarios del gobierno colombiano que van a viaticar, a costillas de unas personas que no duermen, que no comen, van de los ministerios, del Sena, de la ONU a hacer encuestas.

Viajar por vía área es un caos, pero los funcionarios se mueven con facilidad, como aves en el aire. Las personas son bajadas de los aviones por funcionarios que van a hacer no se sabe que cosas, hay rescatistas que no sabe que hacen, hay una ONG que les lleva una comida caliente y más que eso le lleva esperanza, la ONG internacional se va retirar.

Elkin Robinson, indicó,  que la comunidad no se organizó para atenderse por sí mismo, además, anoto: veo una tragedia y una oportunidad, solucionar todo por turismo, no es, el grueso del turismo lo llevan otros, es una época de reconciliación de recuperar nuestra confianza, allí podemos hablar de reactivar.

Claudia   Aguilera periodista, hay que volcar los ojos a las personas, Carola Robinson, dijo ellos no son mendigos lo tenían todo y lo perdieron, los colombianos no representamos intereses distintos.

Ralph  Newbold ex gobernador, apuntó, los planes parecería hechos sin pensar, supe que hasta que no llegara el Presidente no se podía hacer vuelos humanitarios, que el primer vuelo debía hacerse con el Presdiente Duque.

Procuraduría destapa “olla sopladora” en contratación de San Andrés y Providencia

Según BluRadio

La Procuraduría encontró de todo. Tiene bajo la lupa más de 5.000 contratos suscritos en 2020 por la Gobernación de San Andrés por más de $191.000 millones.

Solo por citar uno, el Ministerio Público encontró que la Alcaldía de Providencia y Santa Catalina firmó un contrato por 200 millones para la desinfección de vehículos y edificios de la entidad, con posibles sobrecostos.

Por esta razón, el ente de control le abrió investigación al alcalde Jorge Norberto Gary Hooker y a la secretaria de Desarrollo Social y Comunitario, Ana Mercedes Newball Taylor.

El procurador Fernando Carrillo reveló que después del paso del huracán Iota, en el archipiélago se han celebrado 318 contratos, por un valor de 7.000 millones de pesos, de los cuales 6, suman $2.315 millones que no corresponden a la recuperación, reconstrucción y normalización del archipiélago.

Procuraduría halló nóminas paralelas de más de 5.000 contratos en San Andrés.

Sobre el polémico contrato por el alumbrado navideño, la Procuraduría abrió indagación preliminar al gobernador encargado del archipiélago, Alen Jay Stephens, por presuntas irregularidades en la contratación del servicio de arrendamiento, transporte, instalación, operación y montaje de este alumbrado. El contrato tiene un valor de $1.550 millones.

Asimismo, el ente de control continúa con la indagación preliminar contra el gobernador Everth Julio Hawkins, por posibles

irregularidades en la ejecución del contrato No. 569 de 2020, suscrito con la Asociación Sweet Food, por valor de 1.800 millones de pesos.

Se suponía que el contrato tenía como objeto el suministro de almuerzos y entrega de paquetes alimentarios y de aseo para 300 adultos mayores, durante la pandemia de COVID-19 en el departamento, pero muchas personas de esta población se han quejado porque no han recibido ninguna ayuda.

Pero el procurador Carrillo siguió destapando la olla con otra presunta actividad irregular sobre presuntos contratos ficticios.

Para el Ministerio Público habría presuntas irregularidades en la contratación del suministro de agua potable en carrotanque, por valor de $450 millones.

La entidad busca establecer si se habría pactado un contrato ficticio con la empresa Aqua SAI LC A.S.A, teniendo en cuenta las denuncias de la comunidad del sector del Cove, quien se queja que no hay agua y no reciben ningún suministro.

Así describió El Tiempo la tragedia del huracán Iota

La noche del domingo 15 y la madrugada del lunes 16 de noviembre la isla de Providencia sufrió la furia del huracán, de categoría 5. Fueron vientos de más de 230 kilómetros por hora que dejaron devastada la pequeña isla de 5.600 habitantes. Decenas resultaron heridos, cuatro personas murieron y el 98 por ciento de la infraestructura resultó afectada.

Ya se han despejado las calles principales pero aún hay signos de la destrucción en los barrios. Y es que los vientos fueron de tal magnitud que han sido recolectadas más de 5.000 toneladas de escombros y aún faltan alrededor de 15.000.

Esta semana el Gobierno entregó la evaluación de daños y análisis de las necesidades de las islas. Tras 14 días de estudio se encontró que de 1.976 casas en Providencia, 908 registraron un colapso total, 935 cubiertas están afectadas y 133 no tienen afectación.

Más allá del proceso de reconstrucción, uno de los temas que ha causado polémica es la situación actual de refugio en la que están los habitantes de la isla, pues aunque el Gobierno ha entregado 2.342 carpas, en las últimas dos semanas muchos han denunciado que estas no resisten la lluvia.

Por eso, pese a que muchos instalaron las carpas en los predios de sus viviendas, han tenido que trasladarse a otros lugares que sí tienen techo para pasar las noches, pues las carpas se deterioran rápidamente con la lluvia. Así lo pudo evidenciar EL TIEMPO en un recorrido que hizo por la isla.

Semana Sostenible.com hizo el siguiente análisis sobre la tragedia que se pudo evitar

La tormenta deja hasta ahora un saldo de una persona muerta y el 99% de la infraestructura existente destruida en la isla de Providencia. Frente a las críticas sobre el accionar del Gobierno para mitigar los impactos, el presidente Duque dijo que se adoptaron todos los protocolos.

huracán Iota produjo inundaciones, la caída de árboles y palmas e infraestructura energética, así como la caída de los tejados de un gran número de viviendas en San Andrés, Providencia, Santa Catalina y sus cayos. Foto ilustración: archivo /Semana.

¿Se pudo haber minimizado el impacto del huracán Iota en Providencia? ¿Por qué no se evacuó si desde hacía varios días se sabía que esa isla, al igual que San Andrés y los cayos podrían ser azotadas por un ciclón tropical? ¿Se podía preveer lo que pasó? ¿Se tomaron las medidas necesarias para afrontar su paso?

Estos fueron algunos de los interrogantes que muchos de los usuarios de redes sociales se hicieron este el fin de semana, tras el paso del huracán Iota, el primero de categoría 5 (máxima en la escala de Saffir-Simpson) que se registra con esta magnitud en territorio colombiano. El presidente Iván Duque informó la noche de este lunes que el ciclón tropical, cuyo ojo pasó a unos 30 kilometros de Providencia, según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, había afectado, por lo menos, el 99 por ciento de la infraestructura existente en la isla de Providencia y había dejado, hasta el momento, una persona muerta.

Desde las 4:00 de la madrugada de este lunes festivo se perdió la comunicación con Providencia, razón por la cual aún se desconoce la magnitud de la tragedia. En esa isla residen más de 5.000 habitantes.

Y es que desde el comienzo de la semana anterior el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudio Ambientales (Ideam) venía advirtiendo que entre el jueves y viernes ingresará al territorio nacional por el mar Caribe una ola tropical que podría convertirse en tormenta, situación que incrementaría la altura de las olas, las ráfagas de viento y las lluvias que estarán acompañadas de tormentas eléctricas.

El viernes, cuando el Instituto informó que la onda tropical se fortaleció y había alcanzado la categoría de tormenta tropical y que el sábado en la tarde se convertiría en el huracán, esta se encontraba a 324 kilómetros de Punta de Gallinas; a 816 kilómetros de San Andrés, y a 769 kilómetros de las islas Providencia y Santa Catalina, desplazándose a una velocidad de seis kilómetros por hora, con vientos máximos sostenidos de 65 kilómetros por hora.

Distancia que daba el tiempo suficiente, según varios usuarios, no solo para haber hecho recomendaciones y activar los planes de contingencia, sino también para haber evacuado las zonas y barrios donde más fuerte pegaría el ciclón. Algunos daban como ejemplo lo que han venido realizando las autoridades de Nicaragua en donde fueron evacuadas 70.000 personas y dispuestos 1.200 albergues antes de la inminente llegada de Iota.

El senador Gustavo Bolívar sostuvo, a través de su cuenta de Twitter, que “contrario al terremoto u otro tipo de tragedias, el huracán da tiempo a tomar medidas. Dios quiera no suceda nada en San Andrés y Providencia, pero pienso que el gobierno debió evacuar, por lo menos, Providencia. Sus construcciones son muy frágiles”.

A su turno, el senador Gustavo Petro, indicó “volvimos a la tesis de responder a las emergencias después que se produce el daño y no a la política de disminuir el riesgo previniendo los daños”.

Frente a estos argumentos y los interrogantes de los usuarios de redes sociales, el presidente Iván Duque indicó que Colombia tenía un protocolo, a través del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo para enfrentar la temporada de ciclones tropicales. 

“Colombia siempre desde el mes de mayo lo activa hasta el 30 de noviembre cuando termina la temporada de huracanes. En el caso particular de Iota venía siendo advertida por el Ideam como una tormenta tropical y entre las 7:00 de la noche del día del domingo y las 7:00 de la mañana del lunes, se transformó en un huracán categoría 5, en un hecho sin precedentes en nuestro territorio”, apuntó el Jefe de Estado en una entrevista en Noticias Caracol.

Explicó que lo que había ocurrido en el país era algo similar a lo que ocurrió en Estados Unidos con el huracán Katrina. “Estamos hablando de la máxima categoría de huracanes y, por supuesto, ver su transformación en un tiempo tan corto de una tormenta tropical a un huracán categoría 5 fue algo que no habíamos visto en nuestro país“, añadió.

El mandatario sotuvo que, no obstante, el sistema de gestión del riesgo ha estado operando en Providencia. “El señor Alcalde con el Cuerpo de Bomberos, la Defensa Civil, la Cruz Roja y la Unidad Naciocional de Gestión del Riesgo venían tomando todas las medidas. Había también un protocolo de evacuación hacia los albergues, pero claro, un huracán de esta magnitud no lo pude preveer nadie y sobre todo una transformación en un periodo tan corto”, dijo. 

Duque aseguró que le Gobierno esperaba, en la medida de lo posible, no tener pérdidas mayores de vidas humanas. “Todas las vidas nos duelen, nos importan y por eso esperamos que esa afectación no sea grave. Por otro lado, para la reactivación y recuperación de infraestructura tenemos un plan que, además nos sirve, a partir de la experiencia de lo que ocurrió en el año 2005 con el paso huracán Beta para hacer una reconstrucción en el menor tiempo posible”, apuntó.

Ese año el huracán Beta dejó como saldo 30 personas heridas y 913 familias (3.074 personas) afectadas en la Isla de Providencia.

El presidente Duque afirmó que ya se contaba con un plan de contingencia de tiempo atrás. “Estaremos llegando cuando el clima nos lo permita, haremos el blance de damnificados y el registro de infraestructura averaida. Nuestra meta está en un plan de reconstrucción en el menor tiempo tiempo posible, una vez hagamos el balance total de los daños de viviendas, de infraestructura vial, energética, etc., pero el mensaje es claro: estaremos allí y no dejaremos desamparados a absolutamente nadie, hasta que no tengamos nuevamente parada toda la infraestructura y toca la capacidad logística, operacional y económica de la isla de Providencia”, manifestó Duque. www.sostenibilidad.semana.com

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *