Porqué las organizaciones de economía solidaria no deben estimar ni reconocer el impuesto diferido

Porqué las organizaciones de economía solidaria no deben estimar ni reconocer el impuesto diferido
Carlos Alberto Rodríguez Molina
carlosrodriguezm1@hotmail.com

Desde cuando fueron publicados los nuevos marcos técnicos normativos, son múltiples las interpretaciones que sobre temas de orden financiero y contable se han originado, tanto que aún y ahora para las organizaciones de economía solidaria surge un nuevo escenario de discusión que hasta diciembre pasado no se había tratado, pero a partir de ese momento surgió como de las cenizas el concepto contable “impuesto diferido”.

Este concepto se incluyó como parte del título II, capítulo II, numeral 1.3 de la recientemente ajustada circular básica contable y financiera de la Supersolidaria.

En el numeral referido se exponen los argumentos de orden legal que hacen vinculante el concepto de impuesto diferido para las organizaciones solidarias, y entre las normas que se citan se destacan los parágrafos transitorios del artículo 19-4 del Estatuto tributario, los cuales hacen referencia a la tarifa del impuesto a la renta y a la fuente para su pago, que corresponde a los dos fondos sociales obligatorios. Adicionalmente se cita el artículo 2 del Decreto 2150 de 2017 referido al régimen tributario especial del cooperativismo.

No obstante, considero que las indicaciones que se derivan de la NIC 12 y de la Sección 29 del estándar NIIF para PYMES para el tratamiento del impuesto diferido, en mi parecer no guardan ninguna relación con las normas citadas en el anterior párrafo, los cuales están referidos al tratamiento fiscal de los ingresos, costos y  gastos, es decir, al tratamiento fiscal de las cuentas de resultados y con ello, el tratamiento del impuesto corriente a una tarifa del 20% para el caso de nuestro modelo mutualista.

Muy por el contrario, el artículo 1.2.1.5.2.5 del Decreto 2175 de 2017 en lo que hace al tratamiento fiscal de los activos y pasivos para el caso de las cooperativas, literalmente dispone:

Patrimonio de los contribuyentes de que trata el artículo 19-4 del Estatuto Tributario. Los contribuyentes del Régimen Tributario Especial de que tratan los artículos 19-4 y 1.2.1.5.2.1. de este Decreto, tratarán los activos y pasivos de conformidad con los marcos técnicos normativos contables que se aplique a cada contribuyente

Conforme se puede observar, en las cooperativas no se pueden presentar diferencias temporarias porque las normas tributarias claramente indican que las bases fiscales son iguales a las contables y en mi parecer, en caso de que las cooperativas y/o asociaciones mutuales decidan calcular y reconocer el impuesto diferido, no encontrarían sustento legal para identificar qué de los activos y pasivos contables no son aceptados fiscalmente y con ello poder reconocer la diferencia temporaria que es la que origina a su vez el impuesto diferido, y bajo el hipotético caso que conforme a la instrucción del supervisor tomaran como referente las condiciones de depuración patrimonial del régimen ordinario, estarían incumpliendo las instrucciones de orden tributario y por lo tanto no estarían aplicando la normatividad cooperativa, legal y fiscal a que están obligados, hecho que, además podría generar la exclusión de la organización solidaria del régimen tributario especial porque no aplicó las instrucciones del artículo 1.2.1.5.2.5 del Decreto 2150 de 2017 anteriormente descrito.

Y para rematar, como se puede observar, las nuevas instrucciones de la circular básica contable indican que el impuesto diferido debe ser reconocido por “las organizaciones de economía solidaria” pero es que para el caso de los fondos de empleados ni siquiera son contribuyentes de renta, es decir, los saldos contables se pasan a la declaración de ingresos y patrimonio, por lo tanto de llegar a estimar y reconocer el impuesto diferido, igualmente estarían contrariando disposiciones de orden fiscal y también se pondrían en riesgo porque no cumplirían con la normatividad vigente.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *