PPP: poeta eterno, cineasta iconoclasta en contracultura

PPP: poeta eterno, cineasta iconoclasta en contracultura
Wilton Rizzo
Director Ecosolidario

PPP eclético, simbiótico, heterodoxo, anarquista, liberto solitario de sí mismo entre la angustia colectiva de sus propias creaciones con la invocación de sus más amados fantasmas, por decisión de su querer ser indefinible y en los cruces de su caminar se apreciar la vida artística del intelectual Pier Paolo Pasolini (PPP) sobretodo poeta.

Tenía poemas filosóficos para cada una de las facetas, de su incansable deseo de vivir contraviniendo las normas sociales, irritando a esa sociedad mojigata y a la liberal igual, burlando sus predicados, brincando las cercas de las disciplinas impositivas.… tratando de ver el mundo que lo rodeaba con su talento solitario, soltándose en los días y en las noches como se le daba la gana. Fotos carteles Cinefania y Filmografía.

Así botó su intelectualidad, primero, desde su revolucionaria Bolognia, luego desde la nocturna: ciega-sorda-muda Roma de las vestales, que nada sabe de la vida, porque cada vestal cuida su fuego urbano o del bajo callejón para que no apague y no se conozcan los secretos del amor, la traición y los romances que se inventan y aquello que la mentalidad artística de los italianos intente regocijar.

Así el ser callejero de PPP recoge un capítulo de su novela, un libreto para su teatro cinematográfico, un retazo de noche y de madrugada, bella, atractiva, linfática para recortar ese tramo vital en un verso a alguien desconocido,  en tejido de versos de su intensa vida para armar el poema y agregar páginas de noche y gritar en silencio a garganta abierta por las calles cercanas al Gran Coloso, o el callejón  de los Borgia, o una parada embriagada en el marco del Panteon para sentir la respiración de jóvenes y viejos y de mujeres atraídas por la aventura cerca al soberbio monumento de Vespaciano, a las escalinatas del  Senado, recordando la traición de Brutto al César y saltar en cualquier movilidad al puerto de Ostia, quizá donde se van a dejar los arrepentimientos y a profundizar en el mar los pecados de la carne, para salir airoso por entre las olas de La Playa de Roma –Ostia–  y sus olas dulces o saladas olas carguen en su cresta  los silentes murmullos del río y el mar, que guarda secretos desde los romanos antiguos y modernos buenos y desviados y también de los otros.

Señalando con su pluma, PPP al apuntar su equipaje terrenal hace propios esos escenarios para su poesía, empacando versos diarios de la calle y las callejuelas oscuras de cada visión irritada de imaginación, en una realidad que se desenvuelve y él los recoge en su atarraya de imaginaria y experimentada en hilos que pueden ser poesía, cine, periodismo o filosofía, en ese desgranar de estrellas que caen y recogen luminosas recordaciones, atrapan exquisitos cantos literarios y lapidarios.

“Para ser poetas, hay que tener mucho tiempo:
horas y horas de soledad son el único modo
para que se forme algo, que es fuerza, abandono,
vicio, libertad, para dar estilo al caos.
Yo, ahora, tengo poco tiempo: por culpa de la muerte
que se viene encima, en el ocaso de la juventud.
Pero por culpa también de este nuestro mundo humano
que quita el pan a los pobres, y a los poetas la paz.”

Por eso hay pocos poetas, lo dijo Alberto Moravia, tres días después de su muerte en su funeral en Casarsa della Delicia, por ello, dice en el anterior poiesis que el mundo quita el pan a los pobres y a los poetas la paz, porque el tiempo de los poetas está mal empleado cuando no se hace poesía, así no hay paz, y esta no puede ser una sombra, ni un escampadero, la paz es total para los poetas y no cuenta cuando se arrebata el pan a los pobres y la maquina productiva y consumista aleja a los poetas de su poesía, es el peor látigo mental primero, luego La ausencia estomacal hace sus incomodidades mentales.

El mundo no es buen vividero para los poetas, ni los poetas son útiles, eso se lo cree el mundo humano.

Pasolini creó poesía en su poesía, su cinematografía la recreó en poemas, su filosofía era poética, sus andanzas nocturnas silbaban versos sueltos, refrescantes como el frio nocturno o del amanecer en las calles semi oscuras de Roma tachonadas en piedras robadas al Tevere (Río Tiber) cual hojas de libros que nunca se leerán, las colmó de versos en cada ranura del  empedrado sempiterno, que al rechinar los pasos dice que ¡aúpa la Roma de César Augusto, el primer emperador romano, que cada año, en su aniversario, los jóvenes romanos de todos los tiempos llevan coronas de flores a sus monumentos en gratitud al legado de grandeza que hace perenne  la presencia cesarista.

Roma, griegos, cine, la inmoral de la inmoralidad

Decamerón, Saló o los 120 días de Sodoma, la rutilante Medea de María Callas, el último cuento prohibido del Decamerón, título original: Fratello homo sorella bona, para esa época los años 60 y 70 que fueron el despertar del mundo de ese oscurantismo de la mojigatería, las cintas poéticas cinematográficas de PPP fueron calificadas por parte de la crítica y de ese  periodismo con la sotana y la férula, que todo se escribía y se leía con la moral, pero que al interior de sus casas, de sus antros y de sus cuerpos saltaba el demonio de sus aberraciones, así se ha tratado de tallar la ética y la moral de mundo de los humanos, que ese PPP satirizó, mostrando el desorden, que se vivía en su interiores, sus casas, sus clubes o prostíbulos que desabrochan y revelaban verdades a escondidas públicas y que se aún recubren aún hasta en los soleados días del verano, para dejar creer que el sudor mal oliente es aliciente que se regocija en la vagancia del quehacer de las horas.

Aquí, agregamos otros conceptos sobre la obra de Pier Paolo Pasolini

El único ídolo que tengo, la realidad: P P Pasolini en poesía

“Ante todo hemos perdido un poeta, y no hay tantos poetas en el mundo”. Fueron las palabras de su amigo Alberto Moravia, autor de “Desprecio”, durante el funeral oficial el 5 de noviembre de 1975, tres días después de su muerte.

Video de Pasolini

https://www.youtube.com/watch?v=EMKfBPOjgp8

CENTENARIO DE PIER PAOLO PASOLINI

A cien años de su nacimiento, celebramos al cineasta e intelectual italiano Pier Paolo Pasolini y el legado con el que recordamos su corta vida.

Pier Paolo Pasolini fue un escritor, poeta y director de cine italiano. Es uno de los artistas más reconocidos de su generación, así como uno de los realizadores más venerados de la filmografía de su país. También se distinguió como un actor, periodista, filósofo, novelista, dramaturgo, pintor y figura política. Wikipedia. Nacimiento5 de marzo de 1922, Santo Stefano. Datos del asesinato2 de noviembre de 1975, Ostia, Italia. Lugar de sepelio Cemetery, Casarsa della Delizia

Pasolini, una muerte bajo sospecha

El cuerpo de Pier Paolo Pasolini, escritor, poeta y director de cine italiano considerado uno de los intelectuales más destacados del siglo XX, aparece en un vertedero de Ostia, Italia. Su brutal asesinato es todavía un enigma

Pasolini, intelectual reverenciado, Retrato del cineasta en Paris el diciembre de 1961

TERESA AMIGUET

01/11/2020 00:00Actualizado a 02/11/2021 09:08

PPP, Pier Paolo Pasolini, católico, marxista, escandaloso , pederasta, homosexual, pornógrafo. Su nombre evoca al controvertido cineasta que filmó las películas más escandalosas de su época: Decamerón, ,Saló o los 120 días de la ciudad de Sodomala rutilante Medea de Maria Callas… Pero Pasolini fue algo más: un artista prolífico y multidisciplinar que supo canalizar los trágicos acontecimientos que salpicaron su trayectoria vital y plasmarlos en su obra con genialidad. Su legado artístico le convirtió en el intelectual italiano más reverenciado del siglo XX. Poseía un innato talento, que imprimió en sus diversas facetas artísticas: lingüística, literatura, pintura, cine… todas ellas fueron a la postre su huida de una intensa y polémica vida. Su confesa homosexualidad, que alzó como estandarte, marcó de forma rotunda su destino. Pasolini vivió una vida trágica, que transformó en cruzada y fue víctima de una muerte cruel, un derroche de violencia que no merecía y que 37 años después continúa siendo un enigma. Considerando todos estos datos intentaremos descifrar las claves que lo envuelven.

Pasolini había nacido en Bolonia, la ciudad más izquierdista de Italia. Fue el primogénito de un irascible oficial de infantería fascista de origen pudiente y de una maestra de escuela de dulce carácter y humilde cuna. Su padre, alcohólico y ludópata, era autoritario y colérico, maltratador de su esposa. El pequeño Pier Paolo, con una gran sensibilidad que volcó en la poesía desde los siete años, quedó profundamente traumatizado por este hecho, desarrollando una desmesurada admiración por su madre. La muestra de tan confrontados sentimientos se reflejará en su obra. En una de sus películas más admiradas, El Evangelio según Mateo , Pasolini da el papel de la Virgen a  Susana, su madre, que pasa así a ser la madre de Cristo, mientras que su primer libro de poemas, Poesía a Casarsa (1942)  lo dedica a su odiado padre, dato que en principio asombra, si bien se comprende al comprobar que se halla escrito en friulano, dialecto hablado por su familia materna y despreciado por su progenitor. Esta marcada ambivalencia será considerada por algunos como el origen de su homosexualidad. A ello se suma otro hecho capital en su vida: Guido, su único hermano, sería abatido en 1945, durante la II Guerra Mundial, tenía 20 años, combatía en la Resistencia. Éste dramático hecho estrechará aún más los lazos afectivos con su madre.

Retrato de Pasolini

Pasolini había sido reclutado en 1943, pero huyó. A partir de entonces, dado que había estudiado literatura e historia del arte, empezó trabajar como profesor hasta 1949. En octubre de ese año los carabineros le denuncian  por corrupción de menores. Será la primera de las persecuciones judiciales que jalonarán su vida. El escándalo provoca su inmediata expulsión del Partido Comunista Italiano, que considera la homosexualidad una degeneración burguesa. Sin embargo, el rechazo no merma su ideología. Siempre sería comunista. En 1950 se traslada a Roma junto a su madre: es allí donde cruza el umbral de su consagración como escritor, sumergiéndose en el ambiente de los suburbios. Prostitutas y jóvenes de la calle son protagonistas absolutos de sus creaciones, identificándose incluso con su lenguaje. Escribe sus obras más significativas, como la novela Chicos del arroyo (1955), centrada en  los chicos de la calle, personajes que le obsesionarían de por vida y que tan relevante papel jugarían en su fatal desenlace, y Una vida violenta (1955). Son su pasaporte a la fama.

En una entrevista el 31 de octubre de 1975,  la víspera de su asesinato le preguntaron cuál era su calificación profesional preferida a lo que él respondió sin más: ‘En mi pasaporte yo escribo simplemente escritor’

También cineasta, disciplina a la que accedió de la mano de Fellini en los años 50, fue un prolífico director, su obsesiva pasión por reflejar la realidad le permitió retratar con maestría la Italia profunda. En los años 60 y 70 consigue la fama internacional con películas de gran impacto, escandalosas y controvertidas, en las que combina realismo con concepciones revolucionarias del sexo, la violencia o el sadismo. Entre ellas destaca El Evangelio según Mateo (1964) con ella Pasolini consigue una vez más noquear a público y crítica, al crear una obra de inusitada calidad y belleza, en la que consigue que convivan marxismo y espiritualidad cristiana , sus dos ideologías, en perfecta armonía. Los años que le quedan de vida, como si presintiera su muerte, se entrega a una actividad frenética, produciendo obras que reflejan un drama personal, como Edipo, el hijo de la fortuna ((1967) y Porcile (1969), o que inauguran la Trilogía de la Vida: El Decamerón ( 1971 )Los cuentos de Canterbury (1972) y Las Mil y una noches (1973). Inmerso en una profunda crisis personal, realiza su último trabajo, Saló o los 120 días de la ciudad de Sodoma (1975).

Fotograma de El Decamerón (1971)

Como escritor, se entrega a Petróleo, su obra póstuma e inacabada. En ella narra la vida de un hombre obsesionado por su propio y extremado erotismo. Describe algunas vivencias homosexuales, que incluyen una espectacular orgía del protagonista con 20 muchachos proletarios en un descampado de la periferia urbana.

Poco después, ¿premonición, condena?, Pasolini es asesinado brutalmente por Pino Pelosi, un chapero de 17 años, en un descampado de Ostia, cerca de Roma. Su cuerpo, abandonado en un vertedero, queda completamente desfigurado. El joven confiesa el crimen, afirma haber actuado en legítima defensa al ser atacado por Pasolini, que intentaba violarle. Es acusado e ingresa en prisión. Pero las circunstancias que rodean el caso son muy extrañas, Pelosi era un tipo enclenque, Pasolini un experto en artes marciales….

Pino Pelosi con la policía en el sitio exacto de la muerte de Pier Paolo Pasolini en Ostia

¿Fue un crimen pasional, o fueron otras las causas? Treinta años después, en 2005, Pelosi declara en televisión su inocencia. Revela que fueron tres personas, una de ellas con acento siciliano, quienes acabaron con la vida de Pasolini, increpándole a gritos: ‘Maricón, sucio comunista’, dato que ocultó para ser juzgado por un tribunal ordinario. Ante los hechos, la familia del autor reclama la reapertura del sumario, en el que se incluyen testimonios de su amigo Sergio Citti  quien afirma que acudió a la cita porque era víctima de un chantaje por el robo de unos rollos de Saló….

Los motivos políticos aflorarán cuando se descubra en 2009 que Pasolini tenía la intención de revelar  en Petróleo el nombre del culpable de un controvertido incidente acaecido en 1962, el presunto homicidio del industrial Enrico Mattei , presidente de la compañía petrolífera Eni. Dichas revelaciones dan lugar a la cuarta apertura del sumario del caso. El año anterior, 700 intelectuales habían firmado un manifiesto exigiéndola.

Las investigaciones sobre el crimen no cesan: ¿será un sempiterno enigma? Por ahora, sólo existe una única verdad: Pasolini, el hombre, decidió ser libre y no calló, pagando un alto precio por ello: su vida.

https://www.lavanguardia.com/hemeroteca/20201101/49126109975/pier-paolo-pasolini-muerte-homicidios-misterios-homosexualidad.html

Pasolini, el poeta asesinado cumpliría 100 años

Pier Paolo Pasolini cumpliría 100 años el 5 de marzo. Queda la obra proteica del niño terrible de la literatura y el cine italiano cuyo asesinato en 1975, jamás esclarecido, sigue alimentando su leyenda.

El escritor y director de cine italiano Pier Paolo Pasolini posa en París, en febrero de 1972.

STF/AFP

Por: AFP 3 de Marzo, 2022

Poeta, escritor, cineasta, dramaturgo, crítico, actor, periodista, “PPP” dejó un corpus profuso, marcado por la investigación formal y el compromiso político. Una especie de evangelio escrito por un apóstol agnóstico, marxista y gay.

“Ante todo hemos perdido un poeta, y no hay tantos poetas en el mundo”. Fueron las palabras de su amigo Alberto Moravia, autor de “Desprecio”, durante el funeral oficial el 5 de noviembre de 1975, tres días después de su muerte.

a menudo con Jean Cocteau o Jean Genet, provocó violentas controversias por sus críticas a la burguesía, la censura cristiana y la amenaza neofascista.

Sus versos, su prosa, su teatro, sus películas y sus múltiples crónicas constituyen una poética oscura en la que el amigo de Jean-Luc Godard y Federico Fellini cuestiona la modernidad de una Italia a la vez milenaria y adolescente.

Aún rural y pobre, el país comenzaba a descubrir los electrodomésticos, la televisión, el automóvil individual, pero también el desempleo, los barrios marginales, el lumpen.

“Lincoln abolió la esclavitud, Italia la restableció”, sentencia el protagonista de “Accattone”, su primera película realizada en 1961 sobre un proxeneta de los suburbios, con la que retrata el “milagro económico” desde el punto de vista de los rezagados y marginados. “Buscó durante toda su vida un mundo arcaico, pre-industrial, pre-globalizado, que consideraba inocente”, explicó a la AFP su amiga, la escritora italiana Dacia Maraini, coautora del guión de “Las mil y una noches” (1974).

Escandalizar es un derecho

Pasolini gozaba de notoriedad en su país por sus colecciones de poemas (“El ruiseñor de la Iglesia católica”, “La mejor juventud” y sobre todo “Las cenizas de Gramsci”) cuando fue conocido en el exterior a través del cine.

Pasó del realismo (“Accattone”, “Mamma Roma”) a la adaptación simbolista (Boccaccio, Sófocles, Sade). Realizó en total 23 películas, incluyendo la transgresora “Salò o los 120 días de Gomorra”, una libre adaptación del libro del Marqués de Sade, ambientada durante la Segunda Guerra Mundial, y lanzada tres semanas después de su asesinato.

Dirigió también “El Evangelio según San Mateo” (1964), gran premio del jurado en el Festival de Cine de Venecia, “Teorema” (1968), “Medea” (1969) con Maria Callas, “El Decamerón” (1971), premiado en Berlín.

Sus novelas (“Muchachos de la calle”, “Una vida violenta”) hablan de su fascinación, su atracción por los jóvenes, por el particular lenguaje de los arrabales romanos que le recuerda la lengua materna de la región del Friuli y sus inicios como poeta dialectal. En “Teorema” desmonta una familia burguesa, con lo que ofrece un ejemplo de todo lo que le aterraba.

Su ciclo de novelas termina con la inacabada “Petróleo”, cuyas revelaciones contenidas en un capítulo supuestamente perdido podrían haberle costado la muerte, según una de las tantas teorías.

En su última entrevista, concedida en París a Philippe Bouvard, el 31 de octubre de 1975, Pasolini resume su credo: “Escandalizar es un derecho. Escandalizarse es un placer”.

Martirio o crimen político

Pasolini fue asesinado la noche del 1 al 2 de noviembre de 1975 en una playa de Ostia, cerca de Roma. Italia vivía los “años de plomo”. Terroristas rojos y terroristas negros perpetraban asesinatos y atentados.

Un joven prostituto de 17 años, Pino Pelosi, fue el único condenado al año siguiente por ese crimen. Sostuvo que se peleó con Pasolini porque rechazó sus insinuaciones sexuales. Años después cambió su versión, a la que nunca en Italia le dieron mucho crédito. ¿Delito de pandilleros aterrados o asesinato político-mafioso? Tal vez los dos a la vez. El enigma permanece intacto.

“Hubo dos interpretaciones simultáneas de su muerte, o un martirio totalmente acorde con su poesía y el lado oscuro y suicida de ciertos textos, o un crimen político”, analiza para la AFP el escritor francés René de Ceccatty, su biógrafo y traductor.

En cualquier caso, se lo reduce: “Convertirlo en una víctima política lo envejece, transformarlo en una víctima sacrificial empobrece su obra, porque supone un trabajo muy negro mientras que está llena de una desesperada vitalidad”, explica.

Se le rendirán muchos homenajes en los próximos meses, tanto en Italia como en el extranjero. Una retrospectiva de sus películas ha sido programada en Los Ángeles hasta el 12 de marzo gracias a un acuerdo entre Cinecittà y el Academy Museum of Motion Pictures.

https://hjck.com/libros/pasolini-el-poeta-asesinado-cumpliria-100-anos

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *