Que el mercado y el cliente no hagan perder los fundamentos cooperativos

Que el mercado y el cliente no hagan perder los fundamentos cooperativos

‘Los seguros de salud, tienen una gran generosidad, deberían ser apropiados por el sector, sin embargo, dentro de esas gamas surgen nuevas marcas y la gente se va para allá y ese principio fundamental de empresas cooperativas debería de ser la base de todo esto’.

‘Queremos pertenecer a un mercado y parecernos justamente al otro, no sé si sería demasiado alocado pensar qué si 2 o 3 cooperativas se vuelven una anónima, montan un gran banco, ya con eso compiten con los otros, listo y se acabó’.

Entrevista realizada en Bucaramanga en la VI Conferencia Fecolfin – Wilton Rizzo

 

Si hay alguien ha desarrollado la propuesta social desde Analfe, como desde la Junta Directiva de Coopserfun es Gerardo Mora, hoy Gerente General dedicado a fortalecer la seguridad social a través de la marca Los Olivos.

El sector cooperativo y solidario ha avanzado sin lugar a dudas, hemos llegado a un punto, sabemos donde estamos ¿sabemos para dónde vamos?

Esa pregunta es contundente, siempre que queramos llegar a algún lugar donde queramos llegar, hay que tener una apropiación directa de los principios y los valores, hoy estamos en una carrera que seguramente son las necesidades de la vida, unos por mercado, otros por clientes no asociados y otros por ese afán que se metió en el mundo de los negocios, es necesaria, no la estoy desconociendo que es la transformación digital.

Pero el punto de partida será siempre el mismo, los principios, los valores, los asociados, la responsabilidad social y realmente hoy la carrera que tiene el mercado es por tener un montón de clientes, el mundo financiero busca clientes, quizá ya hoy ese cliente no ha logrado superar la gran diferencia entre lo que hace una organización solidaria cuyo sentido es social y no el sentido de tener una tarjeta débito o crédito, cuando perdemos ese norte siempre nos quedamos es en buscar clientes.

¿A donde nos llevará esa carrera no tengo la menor idea? creo que el punto que estamos hoy no es el de partida, ni el punto de la confusión, frente a una realidad que estas empresas solidarias es la que deben marcar la gran diferencia: entre esa gran brecha que nos tiene hasta confundidos, entre un capitalismo bien o mal llamado salvaje o un socialismo bien o mal que no sabemos ni para donde vamos, cuando el punto intermedio, el de encuentro de esas 2 acciones es tener una organización.

 

Este sector cooperativo sin lugar a dudas a dado muy buenos pasos ¿cómo podemos avanzar dentro de estas circunstancias?

Yo creo que hoy hay suficientes técnicas y ayudas para desde la virtualidad formar asociados, construir tejido social para hacer entender cual es el nuevo modelo y no sencillamente a salir en la búsqueda de los clientes.

Hace algunos años que eso esta desvirtuado, en unos eventos se hacían cursos de cooperativismo, eso esta desvirtuado, no hay una plataforma de comunicación clara para cualquier ciudadano que quiera ser miembro de una cooperativa, sino simplemente nos quedamos en la carrera armamentista si se quiere de dispararle un alarmismo de la tarjeta débito y la tarjeta crédito a ver hasta donde llegamos.

De esa plataforma de educación se ha habla muchísimo, pero no se ha logra

Por un principio, la integración, es que no somos capaces de integrarnos, en lo político, en lo social, en lo económico, que sería hasta para hacer un mejor desarrollo.

El Congreso de la República debería tener un numero de cooperativistas hablando de cooperativismo en el Congreso, los consejos municipales, las alcaldías, simplemente llegamos a ser sujetos de pedir el favor y nos sentimos bien favorecidos cuando viene un príncipe de estos y hasta allí llega el cuento.

Que pasa con la academia, porque tampoco nos ha comprado el cuento de montar las clases o aulas de cooperativismo, de solidaridad, de enseñar esto que es muy bueno para la gente y nos brinda beneficios, quienes estamos dentro comprobamos esa realidad.

Cuando yo pase por Analfe hace unos años, Wilton, íbamos a buscar en la academia -que es nutrida- apoyos para hacer inversiones y aparecieron buenas inversiones en lo técnico, hagamos el curso de tal, un curso en riesgos, en algunas oportunidades era como un negocio, usted me trae 40 estudiantes yo le pago tanto.

Pero la academia investigativa no, un centro de pensamiento cooperativo, que no tenga interés de nada, una construcción masiva para donde vamos, que necesita la sociedad, que es lo que queremos hacer, por ejemplo, escuche recientemente que en América Latina uno de los países donde mas vivía la gente en arriendo era en Colombia, donde están los proyectos para vivienda, donde están los proyectos agropecuarios, donde están los proyectos de salud tantos proyectos que puede intervenir la sociedad.

Creo que es una carrera bien armada que se da es ahorro y crédito y compita con el banco tradicional y si este da más, este da menos.

Debería existir una escuela de filosofía cooperativa

El pensamiento cooperativo, no estoy diciendo que la transformación digital no sea importante, pero si no hay apropiación de los principios fundamentales, de lo que es la base de este negocio eso se vuelve lo fundamental y esa es una herramienta, y hay otros instrumentos el mercadeo, la virtualidad, pero la razón de ser esta en eso, de transformar una sociedad y por eso no es posible hoy que podamos transformar la sociedad porque estamos en una coyuntura de politización.

Estamos más defendiendo que transformando

Claro, no creo ni tanto defendiéndonos Queremos pertenecer a un mercado y parecernos justamente al otro, no sé si sería demasiado alocado pensar que si 2, 3 cooperativas se vuelven una anónima montan un gran banco ya con eso compiten con los otros y listo y se acabó.

Estos eventos de Fecolfin, de Ascoop, de Confecoop son buenos, pero no ayudan al asociado.

¿Qué pasa con los Consejos de Administración usted que ha dirigido tantos, que ha estado como invitado en diferentes cooperativas?

Recientemente le propuse a la Confecoop en la asamblea, porque se quieren establecer cuotas monetarias para darle sostenibilidad al proyecto, porque los gremios sufren de falta de carencia de dinero.

Pero, que primero tocaba sentarnos a hacer un retiro espiritual de 50, 100 líderes en un dialogo de  saberes, de inteligencia, que queremos con el cooperativismo, con todo este gran proyecto que reúne alrededor de 6.000.000 de colombianos para la adquisición de servicios, no en el centro fundamental que es la cooperación, la solidaridad, la ayuda mutua, el interés de juntarse con el otro para que el otro crezca, esa fue una propuesta, un tiro al aire que se hizo, que no va a ser posible, pero si es necesario apoyar esto, porque le da la vida económica a los gremios. Estoy en un gremio. No me voy a abstraer a decir que no.

Pero hay que hacer un retiro espiritual y hay regiones como Santander, con un cooperativismo muy fuerte, bien formado, igual Antioquia, en Bogotá hay una buena dispersión, tenemos hasta el foco los bogotanos de lamentarnos que no fuimos capaces de construir una cooperativa después de la crisis de los 90.

En Bogotá hay cooperativas de todo el país

Si por supuesto y son bien recibidas, pero, el eje transversal para para todos es la cooperación.

¿Cómo hacer que los delegados que vienen acá les transmitan a los asociados estas experiencias que se aprenden aquí en la Conferencia Felcolfin?

Si usted hace este evento virtual y esta conectado a todo el país desde cualquier rincón, desde Pasto en este momento, el aprendizaje hoy es amplio, no tiene fronteras, para aprende tu puedes ir a cualquier parte, lo que toca es masificar estos medios de comunicación.

¿Algunos colegas me preguntan esa gente con la que usted trabaja en el cooperativismo que es lo que hacen? hay desconocimiento?

Si, realmente creo que nos a faltado esos canales de comunicación amplios, es más uno podría decir de los fondos de educación el 1% juntado de todas las cooperativas en un solo proyecto de comunicación, hoy las redes es un instrumento que se puede utilizar, la palabra integración que mencionaba a veces esto no es sector solidario sino solitario cabalgando por una frontera que hay de todo y no sabe dónde vamos a llegar.

¿Si no sabemos a dónde vamos a llegar qué vamos a hacer?

Hay muchas dudas,? todos ahora estamos en un discurso que piensan los Millennial, yo creo que ese es un hecho dentro del centro de pensamiento cooperativo es construir con la base lo que va a recoger las nuevas generaciones, lo que ven las nuevas generaciones y seguramente ellos ven un cooperativismo desgastado, como no he hecho el ejercicio seria irresponsable en afirmar que están pensando, pero si creo que hay que hacer un esfuerzo grande en juntarnos todos, es un país que se puede transformar, que necesita cooperación, en los niveles de pobreza y pobreza absoluta.

¿Con cuánto vive mensualmente una familia en Colombia? yo creo que hay una cantidad de cosas por hacer, para transformar este país, hay que seguir pedaleando para ver como nos juntamos en eso y arrancar nuevamente.

El 22 de agosto en el congreso de Confecoop, el presidente Duque hizo una apertura para el sector ¿qué se puede hacer entorno al discurso del presidente?

Venga, yo llevo muchos años en esto, nos hemos juntado con directores de planeación, estuvimos en el Plan Nacional de Desarrollo, no pasa de ser una buena intención, ojalá que aprovechemos esa circunstancia y que dentro de esa polarización política que hoy hay simplemente uno ve si esto es bueno, si este es malo, es juntarnos a ver como el gobierno nos ve nuestro plan.

Pero para hacer el proyecto del plan hay que juntarnos desprevenidamente, no polarizadamente y yo creo que hay mucho por hacer, el tema de mutualidad, de seguros hay todo por hacerlo, la base fundamental es recoger los principios, los valores, la ética de este movimiento, la filosofía y hay dar un punto de partida para hacer cosas grandes y buenas.

Crecimiento de Coopserfun en esta etapa de Los Olivos

La marca es espectacular, yo no miraría el crecimiento en cifras, yo creo que llevo el crecimiento en la generosidad que tiene el proyecto que voy a darlo en términos especulativos un poco, usted con 2 dólares protege a su familia en términos de fallecimiento, los seguros de salud, tienen una gran generosidad que deberían ser apropiados por todo el sector, sin embargo dentro de esas gamas han surgido nuevas marcas y la gente se va para allá y ese principio fundamental de empresas cooperativas debería de ser la base de todo esto.

Creo que nos hemos consolidado en esos proyectos donde la gente cuando esta en el momento más débil de la vida encuentra un servicio integral, oportuno, de calidad, protegemos el medio ambiente, estuvimos el año pasado nominados en las 4 empresas en portafolio de protección al medio ambiente,  en lo social, nuestra contratación es directa, trabajamos mucho en la responsabilidad social, que la gente se eduque, se forme, que crezca también como seres humanos, que tenga los factores de crecimiento de una sociedad.

¿Tenemos que participar en política directamente?

Es que la palabra política es amplia y generosa, porque construir un proyecto y llevarlo a los centros de decisión para que se pueda transformar esto, ahora la otra cosa es que lo califiquen en un partido y en otro no, una política social es que no es más, así de sencillo y en esto cabe todo el mundo.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *